Economía y negocios

El BCE sube los tipos de interés en 0,5 puntos para intentar combatir la inflación

Es la primera subida en once años y la mayor en más de dos décadas

Sede del Banco Central Europeo. / picture alliance

Madrid

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves subir sus tipos de interés en medio punto porcentual, hasta el 0,50%, primera subida desde hace once años, para frenar la inflación de la zona del euro, que se disparó en junio hasta el 8,6%, y ha aprobado un instrumento para que no se disparen las primas de riesgo de algunos países.

"Se debatieron los pros y contras, decidimos que era apropiado dar un paso mayor en la salida de los tipos de interés negativos sobre la base de varios elementos que han cambiado respecto la reunión de junio" ha indicado la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, señalando que "el segundo componente de la decisión" fue contar con el Instrumento para la Protección de la Transmisión (TPI, por sus siglas en inglés).

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, el BCE ha informado de que también incrementa en 50 puntos básicos la facilidad de crédito, a la que presta a los bancos a un día, hasta el 0,75%, y la facilidad de depósito, a la que remunera el exceso de reservas a un día, hasta el 0%. Se trata de la primera subida de los tipos de interés desde julio de 2011.

Además, los tipos de interés del BCE han estado en el 0% desde mediados de marzo de 2016 y la tasa de la facilidad de depósito ha sido negativa desde mediados de junio de 2014.

El Consejo de Gobierno "ha decidido hoy adoptar nuevas e importantes medidas para asegurar que la inflación vuelva a situarse en su objetivo del 2% a medio plazo", ha dicho el BCE en un comunicado. "En las próximas reuniones del Consejo de Gobierno será apropiada una normalización adicional de los tipos de interés", ha añadido el BCE.

Más información

El paso adelantado para salir de los tipos de interés negativos acordado este jueves permite al BCE una transición a un enfoque en el que las decisiones sobre los tipos de interés se adoptarán en cada reunión.

La senda futura de los tipos de interés oficiales que acuerde el BCE dependerá de los datos de inflación. Además, el BCE evaluará las opciones de remuneración del exceso de liquidez.

Después de que la inflación de la zona euro escalase al récord del 8,6% en junio, la presidenta del BCE ha advertido que se prevé que esta siga "indeseablemente alta" durante algún tiempo, debido a las continuas presiones de los precios de la energía y los alimentos, así como por el impacto inflacionistas de la depreciación del euro. "Las mayores presiones inflacionistas también se derivan de la depreciación del tipo de cambio del euro", ha apuntado Lagarde.

"Los riesgos para las perspectivas de inflación continúan siendo alcistas y se han intensificado, particularmente en el corto plazo", ha reconocido la presidenta.

¿Qué es el TPI?

El BCE ha decidido aprobar el Instrumento para la Protección de la Transmisión (Transmission Protection Instrument, TPI) para que no se disparen las primas de riesgo de algunos países de la zona del euro. El nuevo instrumento TPI "es necesario para apoyar la transmisión efectiva de la política monetaria", ha indicado el BCE. Mientras el BCE suba sus tipos de interés, el TPI asegurará la transmisión fluida de la orientación de dicha política a todos los países de la zona del euro.

Este instrumento "garantizará que la postura de política monetaria se transmita sin problemas a todos los países de la zona del euro", ha añadido Lagarde al respecto. "Al salvaguardar el mecanismo de transmisión, el TPI permitirá que el Consejo de Gobierno cumpla con mayor eficacia su mandato de estabilidad de precios", ha defendido la francesa, recordando que, además de este nuevo instrumento, el BCE cuenta con la flexibilidad en las reinversiones de los vencimientos del programa de compras de emergencia ante la pandemia (PEPP) como "primera línea de defensa para contrarrestar los riesgos del mecanismo de transmisión relacionados con la pandemia".

El TPI se sumará al conjunto de herramientas del BCE y puede activarse para contrarrestar dinámicas de mercado no deseadas o desordenadas que constituyan una seria amenaza para la transmisión de la política monetaria en el conjunto de la zona del euro. "El volumen de las compras en el marco del TPI dependerá de la gravedad de los riesgos para la transmisión de la política", ha explicado el BCE en el comunicado. Por ello el BCE no ha establecido restricciones ex ante para las compras de deuda.

Para frenar la subida de las primas de riesgo de los países periféricos el BCE reinvierte desde el 1 de julio los bonos que compró durante la pandemia y que vencen de forma flexible.

Pero esta medida no es suficiente en caso de que se produzca una crisis mayor como ocurre ahora en Italia, un país muy endeudado que afronta una nueva crisis política, y por ello el BCE ha aprobado este nuevo instrumento para frenar la especulación en los mercados.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00