Internacional

Zaporiyia apaga el último reactor de la central y no produce energía como medida de seguridad, pero sigue conectada a la red eléctrica

El OIEA ha confirmado que el personal de Zaporiyia ha apagado el último reactor en activo, después de restaurarse el suministro eléctrico exterior de la planta

Photo taken in Zaporizhzhya, Ukraine / Roman Obidonov / EyeEm

Madrid

El único reactor que seguía en funcionamiento en la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, ha dejado de operar este sábado, después de que las instalaciones volviesen a estar conectadas a la red eléctrica general. Así lo había asegurado el monopolio ucraniano de producción de energía Energoatom y lo ha confirmado el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). La desconexión de la red ucraniana, fruto de los constantes bombardeos en las inmediaciones de la planta, habían obligado a la central a operar en modo isla, de manera que el único reactor activo -el número seis- se limitaba a suministrar energía para las propias instalaciones.

Más información

"La planta está completamente parada y se están realizando los preparativos para su enfriamiento y transferencia a un estado frío", ha comunicado Energoatom. Además, ha explicado en su perfil de Telegram que, tras la restauración de una de las líneas externas el sábado por la noche, se ha tomado la decisión de paralizar y enfriar el reactor, alegando que es lo más seguro para evitar un posible desastre. La empresa operadora ha advertido de que, en caso de nuevas desconexiones de la red general, volverán a activarse los generadores de emergencia, por lo que ha solicitado el envío de más combustible que garantice el funcionamiento futuro de estos sistemas.

"Por lo tanto, se tomó la decisión de apagar la unidad de energía número 6 y transferirla al estado más seguro: apagado en frío", ha dicho, y ha advertido que el riesgo de más daños en la línea "sigue siendo alto", lo que obligaría a la planta a ser "alimentada por generadores diésel, cuya duración está limitada por el recurso tecnológico y la cantidad de combustible diésel disponible".

La OEIA confirma que se ha apagado el último reactor

Por su parte, la OIEA ha confirmado esta información y ha asegurado que el operador "apagó esta mañana su último reactor operativo, que durante la semana pasada había estado proporcionando a la planta nuclear de Zaporiyia la energía necesaria después de que se desconectara de la red", señala la agencia nuclear de la ONU en un mensaje en las redes sociales.

"Se ha restaurado una línea eléctrica exterior de respaldo a la planta de energía nuclear Zaporiyia, proporcionando a la planta la electricidad externa que necesita para la refrigeración del reactor y otras funciones de seguridad", agrega el mensaje.

El OIEA señala que sus dos funcionarios en la planta han sido informados de la operación, después de que fuentes ucranianas indicaran que habían comenzado los preparativos para enfriar el reactor y cambiarlo al modo de "parada en frío" por razones de seguridad.

Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de bombardear la planta nuclear, arriesgándose a un desastre nuclear. El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha pedido que se desmilitaricen los alrededores. Energoatom ha dicho que el sábado restauró a la capacidad operativa una línea de comunicaciones al sistema de energía, que dijo que había sido dañada por los bombardeos rusos, lo que permitió que la planta fuera alimentada por el sistema de energía de Ucrania.

Según Volodymyr Kudrytskyi, director ejecutivo del operador de líneas de alta tensión "Rusia está dañando sistemática y deliberadamente" la red de transmisión de electricidad alrededor de la planta. En las últimas tres semanas, los reparadores de Ukrenergo restauraron dos veces todas las líneas principales de alto voltaje, conectando la planta a la red eléctrica de Ucrania.

La OIEA ya insistió el viernes del riesgo de accidente

La central nuclear de Zaporiyia está tomada por las fuerzas rusas desde principios de marzo y los combates han sido constantes en esta zona, con acusaciones cruzadas entre Kiev y Moscú.

El OIEA insistió este viernes en la puesta en práctica de una zona de seguridad para evitar un accidente nuclear. Los expertos avisaron de que la situación en torno a la central nuclear de Zaporiyia es "cada vez más precaria", después del "apagón total" en la localidad de Energodar, y reclamaron la creación de una zona segura de forma "inmediata".

El director general de la agencia, Rafael Grossi, señaló que el personal que sigue aún en la central tras la visita de la semana pasada le ha comunicado que la situación es "grave" tras la destrucción de la infraestructura energética de la que depende la zona.

Un bombardeo sobre la planta térmica de Energodar ha dejado a la localidad "sin agua, sin energía, sin saneamiento" y, según Grossi, es "poco probable" que, con el actual nivel de ataques, la central nuclear pueda tener una fuente "fiable" de suministro que garantice el funcionamiento de instalaciones críticas.

Debido a esta incertidumbre, la empresa que opera la central estaba considerando el cierre del único reactor que seguía operativo, lo que haría que toda la planta dependiese de los generadores de emergencia para seguir adelante con un funcionamiento "vital" en términos de seguridad.

Grossi también teme que, habida cuenta de que las circunstancias son "cada vez más duras", se reduzca el personal en las instalaciones. "Es una situación insostenible", "completamente inaceptable", en palabras del máximo responsable del OIEA, que la semana pasada encabezó la misión de expertos que visitó la zona y reclamó la creación de una zona de seguridad sin ataques de las dos partes.

Grossi insistió en este llamamiento, pidiendo "el cese inmediato de todos los bombardeos en toda la zona". "Es la única manera de asegurar que no tenemos que hacer frente a un accidente nuclear", sentenció.

Zelenski augura una "rápida desocupación" de Ucrania en invierno

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha augurado una "rápida desocupación" de su país este invierno ya que los rusos "están huyendo en algunas direcciones".

Durante su intervención en la 17ª reunión de la Estrategia Europea de Yalta, celebrada este viernes, Zelenski ha dicho que "el período invernal puede ser un punto de inflexión en la liberación de los territorios ucranianos ocupados por Rusia".

"Pero, para ello, nuestro ejército necesita un suministro sistemático de los tipos de armas necesarios", ha dicho el presidente ucraniano según la información publicada este sábado por la noche por la web presidencial.

“Creo que este invierno es un punto de inflexión y puede llevar a una rápida desocupación de Ucrania. Vemos cómo - los ocupantes - están huyendo en algunas direcciones. Si fuéramos un poco más fuertes con las armas, podríamos desocupar más rápido", ha dicho.

Zelenski ha subrayado que el ejército ucraniano solo avanzará, liberando el territorio de Ucrania de los invasores. "Siempre estamos listos para defender nuestra tierra".

Macron y Putin hablan sobre la seguridad de Zaporiyia

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, han mantenido una conversación "detallada y franca" sobre la situación de Zaporiyia. Ambos han mantenido un "intercambio de puntos de vista detallado y franco sobre la situación en Ucrania, con énfasis en garantizar la seguridad de la central nuclear", según ha informado el Kremlin en un comunicado.

Putin "ha centrado la atención en los habituales ataques ucranianos contra las instalaciones de la central nuclear, incluidas las instalaciones de almacenamiento de residuos radiactivos" y ha advertido de las posibles "consecuencias catastróficas".

Según el comunicado, ambas partes han expresado su disposición a una interacción "no politizada" sobre la situación en la central nuclear con la intervención del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

La nota destaca que la conversación se ha producido a instancias de una iniciativa francesa y ha explicado que ambas partes han acordado seguir dialogando a varios niveles administrativos.

Ucrania asegura que Rusia se está retirando de otras zonas de Jersón

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas ha asegurado este domingo que tras los avances del sábado en Jarkov, este domingo las fuerzas rusas se han retirado de varias localidades de la provincia de Jersón.

Ahora las fuerzas rusas se limitan a misiones de reconocimiento aéreo y de sabotaje para dificultar la ofensiva ucraniana, según Kiev. En concreto han lanzado 16 proyectiles y se han bombardeado tres posiciones en territorio ucraniano que han afectado a 15 localidades como Dergachi, Kramatorsk, Kostiantinivka, Dnipro, Voznesensk y Nikolaev.

Así, unos 150 militares rusos han partido desde Borshcheva y Artemivka, en la región de Jarkov, en dos autobuses, un camión y 19 coches "robados", dejando atrás importantes suministros y material, según Kiev. Allí habrían dejado cuatro camiones Kamaz y 20 vehículos blindados Tiger.

Hasta 52.650 militares rusos han muerto en Ucrania desde el inicio de la invasión, el pasado 24 de febrero, según el balance oficial del Gobierno ucraniano. En las últimas 24 horas se han sumado 400 militares rusos.

Estos movimientos de tropas rusas hacia el este no han sido confirmados por Moscú que sí informó el sábado de la retirada de poblaciones como Balakleya, Izium y Kupiansk para reforzar las posiciones en la vecina región de Donetsk.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad