Hoy por HoyLa firma de Àngels Barceló
Opinión

No queremos olvidarnos de La Palma un año después de la erupción

Esta isla sigue siendo la isla bonita, pero con una cicatriz que la recorre, sobre el terreno y en la emoción de quienes la habitan

No queremos olvidarnos de La Palma un año después de la erupción | La firma de Àngels Barceló

No queremos olvidarnos de La Palma un año después de la erupción | La firma de Àngels Barceló

Madrid

Son las 08:00 de la mañana, las 07:00 en Canarias, las 07:00 de la mañana en la isla de La Palma, donde hoy hace exactamente un año de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, un año desde que ese volcán empezó a escupir lava arrasando con todo lo que encontró a su paso, un río incesante de lava que, durante ochenta días, mantuvo en vilo a los palmeros, cerca de tres meses de miedo, de incertidumbre, viendo muchos de ellos como esa enorme lengua de fuego se llevaba por delante sus viviendas, sus negocios, sus cultivos, como acababa con la vida que habían conocido hasta entonces.

Les saludamos esta mañana desde Tajuya, una de las localidades que contuvo la respiración durante esos ochenta días. Les hablo desde la puerta de la Iglesia de esta localidad, una pequeña plazoleta que se convirtió y sigue siendo uno de los miradores privilegiados del volcán.

Aquí, en las primeras horas de la erupción, se arremolinaron los vecinos con la intención de seguir el curso de la lava y no perder de vista las viviendas que habían tenido que abandonar corriendo por si desaparecían bajo la colada. Aquí, pasaron muchos esa primera noche, nadie sabia que iba a pasar, cuanto iba a durar, pero, sobre todo, que camino recorrería esa masa incandescente que acabaría por llegar al mar.

Ha pasado un año de aquello y el volcán se muestra imponente como una gran herida. En este tiempo la vida ha seguido aquí, pero para muchos no es la misma vida de antes. Todavía no hay vivienda para todos los afectados, no han llegado todas las ayudas, las máquinas y decenas de trabajadores se afanan para acondicionar una carretera que han abierto entre la lava, para evitar el colapso económico de la isla. Son muchas las cosas que siguen pasando aquí y por eso hoy, un año después, hemos querido volver a La Palma.

Recuerdo que durante aquellos días eran muchos los vecinos que decían no nos olviden cuando todo esto haya pasado. No hemos querido olvidarles, no queremos olvidarles a pesar de que la actualidad a veces nos lo ha puesto difícil. Entre un 19 de septiembre y otro ha estallado una guerra que, de golpe, parece haber cambiado todas las prioridades.

Por eso hoy queremos que sea La Palma, que sean los palmeros los protagonistas de este Hoy por Hoy. Un año después, esta isla sigue siendo la isla bonita, pero con una cicatriz que la recorre, sobre el terreno y en la emoción de quienes la habitan.

Reportaje EP38 | La vida después de un incendio: reconstrucción y resignación

Reportaje EP38 | La vida después de un incendio: reconstrucción y resignación

05:25

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1663302071495/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad