Hora 25Las entrevistas de Aimar
Sociedad

Irene Villa: "Mi hijo de diez años quiere hacerme una prótesis de Lego"

Aimar Bretos entrevista a la periodista, psicóloga y escritora

Irene Villa en los estudios centrales de la Cadena SER. / CADENA SER

Madrid

Cuando eres adolescente empiezas a tener esas ganas locas de comerte el mundo. De enamorarte, de sacar nota o -por lo menos- no suspender, de poder volver más tarde a casa. Lo último que se te pasa por la cabeza es que con 12 años te vas a convertir en un símbolo para todo un país. Sin quererlo. Sin buscarlo. Irene Villa se convirtió en un símbolo, cuando una bomba de ETA le amputó las dos piernas y tres dedos.

Irene Villa

25:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1663785840886/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

-R: "Yo no sabía cómo contarles el atentado a mis hijos. Les dije que había un grupo de personas que no querían pertenecer a nuestro país y hacían ataques. Les expliqué que al trabajar la abuela en una comisaría nos atacaron. Después de contárselo, ellos se quedaron tan tranquilos y siguieron jugando en la bañera. Poco después, el mayor, cuando tenía 3 o 4 años vio una bandera de España y me dijo: "Por esa bandera tú no tienes piernas". Ahora tiene 10 años y quiere hacerme una prótesis de Lego".

-R: "Me gustaría ser un símbolo de resiliencia. Mi profesor de psicología en la universidad me decía que la resiliencia era yo. Si aprendes eso de pequeña, como me pasó a mí, tienes mucho ganado en la vida porque en la vida siempre habrá gente que te hará daño y al final la única salida es perdonar cuanto antes"

-R: "Cuando ya se ha instalado en ti la rabia, el rencor es muy difícil perdonar. A mi padre y a mi hermana les ha costado años y les sigue costando perdonar. Es verdad que ellos se encontraron en una situación diferente a la mía, porque yo me encontré de repente en un hospital con gente abrazándome y dándome su calor. Y fue mi madre la primera que me dijo: "podrías no estar aquí. Tenemos que dar gracias a los médicos, a la vida y a Dios. Y tenemos que perdonar".

-R: "Yo respeto los chistes sobre mí porque es una forma de hacer más pequeño eso tan terrible que ocurrió. Hay que darle la vuelta a la tragedia y a lo difícil. Me gusta el chiste que dice que Mestalla es mi estadio favorito o que no hago pie en la piscina. ¡Pero si es verdad! Me preguntan: "¿Cubre mucho por ahí?" Y yo respondo: "Pues no sé qué decirte". Me pasan cosas así. Me preguntan: ¿Son muy cómodos esos zapatos? Y yo les digo: "Ah, sí". O también me preguntaron si se me hinchaban los tobillos cuando estaba embarazada. ¿Cómo no me voy a reir? Si son cosas con las que convives. O le das la vuelta y te ríes o vives amargado"

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad