El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Nerea Barros protagoniza 'La novia gitana': "Me encanta que las mujeres de esta serie tengan muchos ovarios"

La actriz protagoniza la adaptación de la exitosa novela de Carmen Mola - seudónimo de los guionistas Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero - que estrena Atresplayer. Paco Cabezas es el encargado de dirigir esta historia cuyo primer capítulo se ha proyectado en el marco del Festival de San Sebastián

Nerea Barros en el Festival de San Sebastian. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images) / Carlos Alvarez

San Sebastián

Es una de las series más esperadas de la temporada. La legión de fans de 'La novia gitana' pone el listón alto para su adaptación televisiva que dirige Paco Cabeza y que escriben dos de los tres 'Carmen Mola' (Jorge Díaz y Antonio Mercero) junto a Susana Martín Gijón y José Rodríguez. El director nos sumerge en ese universo oscuro, lúgubre y violento de la mano de Nerea Barros, la protagonista que interpreta a la inspectora Elena Blanco, y un extenso reparto que cuenta con nombres como Darío Grandinetti y Ginés García Millán. Cabezas propone una inmersión en el thriller policial, en la comunidad gitana y también en la cárcel con muchas de las señas de identidad que lo han convertido en uno de los directores españoles más cotizados internacionales. Es normal que 'La novia gitana' beba del realismo sucio de 'Adiós', su última película, pero también de la atmósfera gótica de 'Penny Dreadful' para narrar esta historia de violencia y venganza que, dicen, no han rebajado en nada. En el marcado del Festival de San Sebastián, fuera de las secciones oficiales, se ha proyectado el primer capítulo con la presencia de sus responsables.

¿Qué elementos reunía 'La novia gitana' para volver a España y dirigir esta serie? ¿Era un reto?

Paco Cabezas: Sobre todo la representación del mundo gitano era muy importante para mí y también nunca había tenido la oportunidad de contar una historia que ocurre paralelamente en el mundo policial, que es el cometido de la investigadora Elena Blanco. Entonces que hubiera esos dos mundos y una investigación para mí era muy importante. Hay una película, 'El silencio de los corderos', que me fascinó cuando era pequeño y siempre he querido contar una historia de investigación policial en la que hay un asesino. Creo que a todos nos engancha siempre un poco ese formato de quién es el asesino y saber quién es la persona que está detrás de todo esto. Y poder contarlo bien, con cariño, con el cuidado del detalle, es algo que me fascina. Me parecía el proyecto más apropiado. Y eso que me han ofrecido cosas porque cada vez que me encuentro con un compañero y le digo, esa serie me la ofrecieron a mí pero dije que no. Siempre parezco un gilipollas cuando digo esto, pero es verdad. 'La novia gitana' tenía muchas cosas que yo quería.

Y el papel de la inspectora no se lo habréis ofrecido a mucha gente porque a Nerea Barros le viene como anillo al dedo ¿O no?

Nerea Barros: Yo a veces digo, pero quién es esa señora por favor

Viendo el primer capítulo pensaba si las ojeras también se trabajan o es todo engaño de maquillaje

Paco Cabezas: En esta serie tomamos como referencia 'Mare of Easttown', la serie de HBO en donde ninguno de los personajes femeninos llevaba maquillaje, tampoco de los masculinos. Nos gustaba ver el poro, la verdad en cada rostro. Y todas las actrices de esta serie han tenido la valentía de hacerlo...

Nerea Barros: Pero la que no llevaba maquillaje era yo y además me he trabajado la ojera. Es decir, Elena Blanco dormía a veces menos y otras veces más. Entonces, cuando dormía menos me ponía hecha un Cristo, esa es la realidad y luego el director de foto, que es maravilloso pero yo me peleaba con él todos los días, me perseguía con telas negras para generar sombras. Todo el día con la tela negra, cuando me ponía una blanca era una fiesta. Está todo hecho a conciencia. Yo ya he visto los primeros cuatro capítulos y algo que me encantó fue que las mujeres de esta serie tienen muchos ovarios. Es maravilloso poder ofrecer al público mujeres así, me encanta.

En esta serie necesitabas a una protagonista que estuviera en simbiosis casi con el ambiente, con la calle. No podía ser alguien que se achantara ante el universo que se abre ante ella.

Paco Cabezas: Yo tengo un detector de verdad que se llama Vicente Romero. Vicente Romero es un actor que yo conozco de Padre Coraje y que trabajó conmigo en 'Carne de Neón'. Yo coloco a Vicente Romero y a los otros actores y no hay otra forma de que no haya verdad alrededor. En este caso ha sido a Lucía Martín Avello, a Nerea, a Ignacio, a todos los actores de la serie. Me encanta que respire verdad, que respire autenticidad, ha sido el proyecto donde realmente me han dado una libertad creativa total. No nos han coartado y es muy bonito que vivamos en un momento en que se puedan hacer series en este país con libertad creativa y contar cosas muy fuertes, que queda mucho por ver.

Las novelas son muy violentas y me preguntaba si habríais aflojado un poco, pero veo que no

Nerea Barros: Confirmamos que no hemos aflojado. En todo caso hemos apretado. Es maravilloso porque es una serie muy oscura pero con muchísima belleza y también muchísima luz. Paco es súper detallista y cada cosa está hecha con una elegancia, con un saber, con un preciosismo, que la disfrutas una barbaridad.

Paco Cabezas: Eso viene de cuando hice 'Penny Dreadful', que es una de mis series favoritas que he dirigido. Yo veo sangre en la vida real y me desmayo, pero para mí la sangre en la pantalla tiene una cierta estética de la violencia, la llamo yo, entonces se puede embellecer lo feo. Puedo estar contando una escena de muerte pero, sin embargo, que haya belleza en esa muerte, como por ejemplo en el cartel de 'La novia gitana' al ver a una mujer vestida de novia tendida sobre el suelo de una piscina que está abandonada. Entonces eso es lo que nos permite, aunque parezca una pedantería, darle un poco de sentido a esta locura que llamamos vida.

El inicio tiene algo de ese ambiente gótico de 'Penny Dreadful' pero luego también remite a 'Adiós', tu última película, con cierto realismo sucio, en este caso por Madrid

Paco Cabezas: Cada vez que se va a un barrio hay hogueras por la noche, y la gente como si nada -risas- Digamos que para mí 'La Novia gitana' es como la hermana de 'Adiós'. Con esa película abrí una puerta en mi cine y me encontré como director. De repente, dije, todo este tiempo he estado imitando a Tarantino o Scorsese, y me lo he pasado muy bien, pero en realidad éste soy yo. El flamenco también empezó a cogerme y agarrarme por dentro, y 'La novia gitana', lo digo sin sonrojo, es mi mejor trabajo. Cómo puede ser que algo que no ha partido de mí, que no ha salido de mí directamente, que es una novela, al final he podido hacerlo mío y convertirlo en algo que que estoy muy orgulloso.

¿También crees que es tu mejor trabajo, Nerea? ¿O al menos el más exigente?

Sí, sí, es el más exigente. Me cuesta decir esto, pero es el mejor que he hecho hasta ahora. Sí, sin duda. Y todo gracias a Paco, me lo ha regalado con esta serie que se la dedicamos a la mamá de Paco y a mi padre. Yo siempre digo que me lo ha regalado Paco y mi papá, que ya no están con nosotros y se la dedicamos a ellos. Y realmente ha sido un personaje maravilloso donde me he preparado una barbaridad y donde lo he disfrutado un porrón y donde te cuesta, porque no puedo mover un músculo, sólo hablar con la mirada, no te creas que es fácil. Y la ojera.

Y como solo he podido ver el primer capítulo, qué podemos esperar de tu personaje, ¿va a ser muy bestia todo lo que venga?

Eso y mucho más. Ya te puedo decir que...

Me estás poniendo la mirada

Paco Cabezas: Se ha quedado algo de Elena Blanco ahí

Nerea Barros: Ayer presentamos los cuatro capítulos a un público escogido y ha sido una experiencia increíble. Y me sentía una loca porque de repente lloraba todo el rato, me empezaban a caer lágrimas, pero yo no quería. Y le digo a Paco, pero qué me pasa. Y me dice tranquila, yo también estaba en una esquina y lloraba. Hay mucho de nosotros ahí. Paco se ha dejado la piel, está todo el mundo maravilloso y es belleza pura esta serie.

Y os tengo que preguntar si conocíais a los Carmen Mola antes de El Premio Planeta o no. Indudablemente no cambia nada, pero sí que a lo mejor fue la sorpresa de entender porque conocían tan bien la composición de los personajes.

Paco Cabezas: No, no, obviamente formaban parte del equipo de guión y tuvimos una buena relación en el desarrollo y tal. Fue muy bonito como ellos entendieron que es una obra cinematográfica, que es diferente de una novela, y que sobre todo lo bonito es que nos dieron el espacio para desarrollar los personajes y darle más vida de lo que tienen en la página, que obviamente es una novela muy trabajada, con una trama increíble, pero estuvo muy bien que nos permitieron desarrollar a esos personajes. Y yo le diría a la gente que ha leído el libro que se van a sorprender para bien porque está lo del libro, pero hay mucho más que van a descubrir y muchos giros. Me gusta mucho pillar desprevenido al espectador y por suerte han estado muy abiertos los autores de la novela a sorprender a los espectadores.

¿Y eso da miedo o responsabilidad, porque es una novela con una legión de fans?

Nerea Barros: Realmente tenía bastante ansiedad y respeto porque son muchos lectores y cada persona se imagina una Elena Blanco. Eso da mucho respeto, pero he visto los cuatro primeros capítulos y estoy muy contenta.

Paco Cabezas: La verdad es que yo creo que Nerea no se ve a ella misma. Los actores se ven a sí mismos muchas veces y no pueden mirarse en la pantalla, pero en este caso es como que ella ve al personaje. Es una cosa súper curiosa, es un personaje tan potente que de alguna manera ha fagocitado un poco a Nerea Barros y se ha convertido en Elena. Yo la llamo a veces Nerea Blanco.

Se ha confirmado que está renovada para una segunda temporada ¿Está rodada ya o tenéis que volver?

Paco Cabezas: Estamos trabajando en ello. De todas formas lo bonito va a ser cuando llegue el último episodio de 'La novia gitana', que para los que conocen la novela saben cómo termina. Hay un giro, un cliffhanger muy potente. El final de la primera temporada dirá mucho sobre la segunda temporada. Entonces es un universo muy amplio y que nos da muchas ganas de contar cosas.

Y quieres ganar el Feroz con esta serie

Paco Cabezas: Eso sí. A ver, a ver, periodistas del mundo mundial. Yo dirigí y escribí la primera ceremonia con Alexandra Jiménez y siempre están diciendo que fue la mejor ceremonia. Y desde aquí os digo que nos tenéis que nominar este año, me lo debéis por la primera temporada al menos.

Pero luego te metiste en un jardín con la crítica.

Paco Cabezas: Sí, es cierto, con el podcast me he metido en jardines y alguna disculpa tengo que pedir, Carlos Boyero y yo nos tenemos que tomar un café. Pero aparte de eso, los Feroz me parecen un lugar increíble, que gracias a Dios que existen y que sigan existiendo porque nominan a series. Es lo que tendrían que hacer los Goya. En mi opinión personal, creo que deberían evolucionar y empezar a nominar series, pero eso es una conversación que tendremos en el futuro.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad