Internacional

Putin celebra a golpe de concierto la anexión ilegal de cuatro regiones ucranianas: "Bienvenidos"

El presidente ruso ha firmado hoy los documentos que certifican, al menos para el Kremlin, la anexión de cuatro regiones pertenecientes a Ucrania y que la comunidad internacional no reconocerá como territorio ruso

Ciudadanos rusas sujetan la enseña patria en la celebración por la anexión de cuatro regiones ucranianas en la Plaza Roja de Moscú / Anadolu Agency

Madrid

Un concierto en la Plaza Roja, propio de un festival de cualquier estrella del pop, es el epílogo con el que da por finalizado el Kremlin los actos de anexión de las cuatro regiones ucranianas, Donetsk, Lungansk, Jersón y Zaporiyia, ocupadas por las tropas rusas y donde se han celebrado unos referéndums para certificar la anexión.

El presidente ruso, Vladimir Putin, también ha intervenido en este acto para afirmar que "Rusia ha creado la Ucrania moderna traspasando sus territorios" y que "nadie ha preguntado a millones de personas normales cuando colapsó la Unión Soviética". Además, Putin da la "bienvenida" a los nuevos ciudadanos de los territorios anexionados.

Un concierto que ha tenido incluso telonero. El vicepresidente de Administración Civil y Militar se ha dirigido a los asistentes para celebrar la anexión: "Felicitamos a todos los rusos de todo el mundo en esta gran celebración. ¡Lo hicimos! Las regiones de Jersón y Zaporiyia, y las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk serán de ahora y para siempre parte de Rusia".

Al acto le ha precedido la firma de los tratados de anexión a la que han asistido los líderes de las cuatro regiones ocupadas. Una firma que se ha desarrollado en la sala San Jorge, en el Gran Palacio del Kremlin.

Un acto más íntimo que el de la Plaza Roja en el que hubo aplausos y apretones de manos. Todo aderezado con el himno ruso. Después, los jefes de las regiones ocupadas, y ahora anexionadas, al menos para el Gobierno ruso, formaron un semicírculo junto con Putin y gritaron: "¡Rusia, Rusia, Rusia!". A los gritos se sumaron otros invitados, como los presidentes de la Duma (algo así como el Congreso) y del Senado, además de diplomáticos, miembros del Gobierno o gobernadores.

El líder de Donetsk, además, ha tenido unas palabras de agradecimiento para Putin por el "restablecimiento de la verdad histórica y la justicia".

El líder ruso, Vladimir Putin, acompañado por los líderes de las cuatro regiones ucranianas ocupadas, durante el acto de celebración por la anexión / GRIGORY SYSOYEV

Pero antes de este breve acto, Putin habló durante 38 minutos. Lo hizo para alabar la elección "inequívoca" de los habitantes de las cuatro regiones, pedir a Ucrania que deje la guerra y vuelva a la mesa de negociación y prometer que va a defender el territorio ruso con cualquier medio.

No es la primera vez que Putin firma unos tratados de anexión similares. Ya lo hizo en 2014, cuando incorporó como parte de territorio ruso la península de Crimea. Y en aquel momento el líder ruso optó por una fórmula similar para celebrar aquella anexión.

Putin, a por más militares

Vladimir Putin ha vuelto a mover ficha tras la anexión y lo ha hecho, precisamente, para tener más tropas que enviar al frente. El líder ruso ha prometido la nacionalidad para aquellos extranjeros y apátridas que se unan a las Fuerzas Armadas rusas.

Este decreto exige que los extranjeros firmen u contrato con el Ejército durante, al menos, un año y si resultan heridos en operaciones militares, en las que tienen que participar un mínimo de seis meses, se les dará la nacionalidad.

También se les dará la nacionalidad a las mujeres, padres e hijos de estas personas, pero solo de aquellas que mueran en acto de servicio.

¿Qué significa el mensaje de Putin? El análisis de Pablo Morán, jefe de Internacional de la Cadena SER

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad