Sociedad

La Guardia Civil avisa: los tres únicos escenarios en los que puedes utilizar el claxon y la multa a la que te enfrentas por hacerlo mal

No todo vale

Una persona pulsando el claxon. / Catherine McQueen

Madrid

No, no puedes usar el claxon de tu vehículo para avisarle al coche que tienes delante de que el semáforo ya se ha puesto en verde. Por mucha prisa que tengas, este no es el uso que deberías darle a este instrumento que puede ser realmente útil en tu día a día. Así lo ha dado a conocer la Guardia Civil a través de sus redes sociales, donde ha hablado acerca de los tres únicos escenarios en los que puedes utilizar la bocina de tu vehículo para avisar a terceros y la multa que te puedes llevar por no hacerlo de la forma correcta.

Más información

Hace apenas unas horas, el instituto armado acudía a su cuenta de Twitter para recordar que tan solo podemos recurrir a este claxon para evitar un accidente, para avisar de un adelantamiento o para tratar de informar al resto de vehículos que estás realizando un transporte urgente al hospital. Todo lo que sea usar la bocina en otros escenarios que no sean cualquiera de estos tres son consideradas una infracción. A pesar de que no sea muy habitual que te multen por este motivo, lo cierto es que tienen la capacidad por ley de imponerte una sanción.

La multa a la que te enfrentas por usar el claxon mal

Tal y como recoge el artículo 11.7 del Reglamento General de Vehículos, todos los vehículos deben tener instalado una señal acústica para alertar a terceros acerca de posibles contratiempos que se produzcan en carretera: "Todo vehículo de motor, excepto los motocultores conducidos a pie, estará provisto de un aparato productor de señales acústicas que emita un sonido continuo, uniforme y de suficiente intensidad. Solo en los vehículos que tengan el carácter de prioritarios se instalarán aparatos emisores de señales acústicas especiales, siempre que estén debidamente autorizados por el órgano competente en materia de industria".

Por otro lado, la Dirección General de Tráfico apunta a través de sus redes sociales que también podemos recurrir a estas señales sonoras en vías estrechas con muchas curvas para que puedas notificar así que tú también estás transitando una misma carretera. A pesar de que esté categorizado como una forma de evitar un accidente, hay muchas personas que evitan este recurso en carretera por miedo a asustar a terceras personas. Sin embargo, puede llegar a ser muy útil para evitar un accidente.

Hasta 200 euros de multa

Tal y como recogen desde el Real Automóvil Club de España (RACE), utilizar señales acústicas sin motivo reglamentariamente admitido supone una multa que va desde los 80 hasta los 200 euros. Pero esta no es la única sanción referente al mal uso de este instrumento. Desde esta organización explican que utilizar señales acústicas de sonido estridentes también acarrean una sanción de 80 años. Por otro lado, no obedecer la señal de prohibido realizar señales acústicas, como la R-310 que se sitúa principalmente cerca de los hospitales y las residencias, también acarrea una multa de la misma cuantía.

Por último, el reglamento explica que circular con un vehículo utilizando señales acústicas especiales sin tener carácter de vehículo prioritario, especial o de transporte especial está penado con una multa económica de 200 euros. Por otro lado, circular con un vehículo no prioritario con aparatos emisores de señales acústicas especiales también acarrea una multa por esta misma cuantía. Por lo tanto, y antes de usar el claxon de manera incorrecta, será mejor que sigas este consejo. No solo para evitar una multa que puede ascender hasta los 200 euros, sino por el ejercicio de civismo que harás y lo que ayudarás a que las calles sean mucho más tranquilas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad