El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Rian Johnson: "La única forma de enfrentarte a ciertas cosas es burlarte de ellas"

El director estrena 'Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion', una sátira contra la sociedad actual, los empresarios como Elon Musk y el negacionismo con Daniel Craig y Edward Norton

Rian Johnson en la SER / cadena ser

Madrid

El director americano Rian Johnson no tiene problemas en aceptar que todo entretenimiento tiene una mirada política. Lo dice en una entrevista en la Cadena SER por el estreno de 'Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion', la secuela de una especie de cluedo divertido y con zascas a todo el espectro político e ideológico de la América de los últimos años. También hubo lecturas sociológicas en el Episodio VIII de Star Wars que dirigió o en sus primeras películas, Looper o Brick.

En esta ocasión ha montado una fiesta en una gran mansión, la de un multimillonario, un hombre hecho a sí mismo, como mandan los cánones del sueño americano. Un tipo que interpreta el actor Edward Norton y que nos recuerda a tantos hombres reales, incluso se parece a ese señor que acaba de comprar Twitter. "A Edward Edward le gustaba decir que, Miles, el personaje que interpreta, nunca tuvo una idea original. Todo lo que hace es copiar a alguien. Así que se viste como Tom Cruise en Magnolia y luego como Steve Jobs o incluso como Elon Musk", explica el director de un personaje detestable, que ejerce un poder malicioso sobre todos sus trabajadores, pero también sobre sus amigos, a los que ha invitado a pasar un fin de semana a la gran mansión.

"Al escribirlo, fui descubriendo que parodiar a un millonario de esos que han hecho fortuna con la tecnología. Hacer una parodia de uno en concreto, me resultaba aburrido y demasiado obvio. No me interesaba. Quería más bien crear un personaje que recordara a muchas personas reales. Pero lo real tiene que ver con la estructura de poder y cómo ese tipo de gente tiene poder el resto de personas que están en su vida", explica Johnson.

Ahí ocurre la acción. En una casa donde están una política demócrata a punto de lanzar su candidatura. Una ex famosa que se dedica a liarla en Twitter. Un YouTuber famoso que desinforma y lanza campañas negacionistas, un científico que trabaja al dictado del millonario y un detective: Daniel Craig, el único que repite de la primera entrega. Y es que Puñales por la espalda trata de emular el éxito de la anterior película, una especie de cluedo sobre la América de Trump. En aquel momento, Rian Johnson renovó el género detectivesco del whodunit con una cinta disfrutona y corrosiva con un reparto de lujo.

El humor vuelve a estar presente en esta entrega. "Creo que, especialmente hoy, hay que tener humor. No puedo imaginarme lo triste y gris que sería todo si no pudiéramos reírnos de algunas de estas cosas", incide el director que se ríe de todos y de todo. "No creo que esta película sea una especie de sátira altiva, pero sí que tiene el objetivo de la sátira, que es reírse de ciertas cosas, porque es la única manera efectiva de enfrentarse a ellas". Reconoce que el primer objetivo era convertirla en un gran entretenimiento y también ambientarla en el momento actual, después del asalto al Congreso, de las redes sociales y de los empresarios ahora tan de moda como el propio Elon Musk.

Para el director ahora mismo la fuerza de las redes sociales y la falta de criterio y el despegue de las fake news es algo preocupante. "Da mucho miedo el algoritmo de YouTube y cómo puede afectarnos. Todos hemos leído muchas cosas sobre cómo eso la gente puede caer como conejos en las madrigueras, cómo puede alejarnos de la información real y hacer que esas ideas locas parezcan seductoras. Eso da mucho miedo".

En esta nueva Puñales por la espalda hay efectivamente un crimen por resolver, aunque más bien es un futuro crimen que va a producirse en esa isla privada, donde solo vive el millonario. Eso da pie a hablar de racismo de diferencia de clases y de emigración. Todo ello con mucho sentido del humor. Y la protagonista es una mujer negra de clase obrera. "No sé si estamos enviando un mensaje con esa decisión, pero sí creo en ello".

"Creo que ha sido algo maravilloso en los últimos años ver una nueva representación, creo que podemos llamarlo así. Ver a personas que no hemos visto en un siglo en el cine siendo los protagonistas. De repente hay ganas de verlos en esos papeles principales y eso es muy emocionante y me parece un paso adelante", explica sobre la elección de Janelle Monáe como la protagonista absoluta de esta historia, de la mano de Daniel Craig que vuelve a interpretar a ese detective, ahora gay, co guiño y homenaje a Angela Lansbury, la fallecida actriz que interpretó a la gran detective de la televisión, Jessica Fletcher.

La metáfora de la cebolla y sus capas, obvia desde el título, describe a la perfección esta película, que tiene un misterio por resolver, humor, acción, y para quién quiera pelar la cebolla, una serie de lecturas políticas y sociológicas que ponen al espectador frente al espejo de personajes que podemos encontrar en la sociedad americana y en la sociedad española. Puñales por la espalda hizo una taquilla buenísima, ahora llega a cines solo una semana. Y dentro de un mes, el 23 de diciembre, lo hará a Netflix. Es una estrategia de la plataforma que va a dejar con muy poco tiempo y a muy pocos cines con la posibilidad de enseñar esta comedia negra.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad