Cine y TV

Desde cucarachas congeladas hasta platos volando por doquier: así ha sido el retorno de 'Pesadilla en la cocina'

Alberto Chicote se ha enfrentado al complicado reto de reflotar Il Fogón della Toscana

Pesadilla en la cocina ha vuelto por todo lo alto a La Sexta. Después de dos años de parón, la cadena de Atresmedia ha emitido este jueves el primer programa de la que ya es la octava temporada de este programa en el que Alberto Chicote trata de ayudar a los restaurantes al borde de la quiebra. En esta ocasión, el equipo liderado por Alberto Chicote ha acudido al restaurante Il Fogón della Toscana, un restaurante situado en Viladecans (Barcelona) que está cerca de bajar la persiana tanto por su "mala organización" como por su "pésimo servicio", tal y como explicaba el propio programa durante la promoción del mismo.

Tras llegar a este restaurante, la gerente del local Remedios le preguntaba a Alberto Chicote si le podía ayudar a descargar los alimentos de la furgoneta porque su marido se había levantado con un problema de ciática que le impedía hacer esta tarea: "El pobre hombre ha venido aquí a solucionar los problemas de la cocina, pero yo he visto a mi marido que no reaccionaba...". Tras esta situación tan anómala, el cocinero se ha sentado en la mesa para comprobar en sus propias carnes que la situación no era para nada idónea. Entre otras cosas, Chicote detectaba que el ambiente no era el mejor del mundo y que la limpieza brillaba por su ausencia.

Chicote se encuentra cucarachas congeladas

Algo de lo que se quejaba nada más llegar a Il Fogón della Toscana, cuando abría un arcón instalado en medio del restaurante que desprendía un olor demasiado intenso: "Tú haces así y salen corriendo como romanos". Una situación que provoca el primer enfrentamiento entre José Antonio y su mujer, Reme, con quien ha protagonizado una serie desavenencias a lo largo del programa que se ha hecho más grande a medida que avanzaba el mismo.

Después de comprobar que la limpieza en el restaurante brillaba por su ausencia, Chicote decidía acceder al interior de la cocina para ver cómo se trabajaba allí. Y, en cuestión de segundos, ha detectado que en el interior de la cocina estaba tan sucio como fuera de la misma. Entre otras cosas, el cocinero ha demostrado mediante una espátula toda la grasa y suciedad que podía llegar a sacar de una sola pasada. Pero no solo eso. Después de verificar que la cocina no estaba en las condiciones óptimas como para cocinar, este abría el frigorífico para ver qué había en su interior. Y se encontraba con una de las mayores sorpresas del programa: cucarachas congeladas que ni sabían cuánto tiempo podían llevar allí.

Gritos por doquier y platos voladores

Bajo el punto de vista de Chicote, el restaurante no cumplía con los mínimos para garantizar la salubridad del servicio: "Si yo tengo que dar de comer aquí estoy cagado de miedo cada minuto, porque pienso que cada cliente que sale por la puerta se va a ir al hospital". Pero el problema no residía únicamente en la cantidad de suciedad del restaurante, también en los productos con los que trabajaba y las continuas faltas de respeto entre los distintos empleados del mismo.

A pesar de que las primeras desavenencias se producían cuando estaban solos en el restaurante, estas acabaron produciéndose incluso delante de los comensales. Algo que llevaba a algunos de ellos a levantarse de sus mesas y marcharse del restaurante para no volver. Mientras que una pareja reconocía que nunca habían visto algo semejante, otra denunciaba que era una locura lo que se estaba viviendo en el restaurante. Lejos de pedirle perdón a estos comensales por su actitud, José Antonio la emprendía con ellos: "Idos a tomar por saco".

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00