Actualidad

La Interpol detiene a 268 personas y rescata a 130 víctimas y casi 10.000 migrantes en un operativo contra el tráfico de migrantes y la trata

En la operación "Turquesa IV", que se ha llevado a cabo entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre, ha intervenido la Policía Nacional española

La Policía Nacional detiene en Palencia a un fugitivo, buscado por Interpol, acusado de un triple homicidio cometido en Brasil / Beatriz Álvarez

Varios agentes de la Policía Nacional han participado en un operativo internacional, desarrollado por la Interpol, cuyo objetivo ha consistido en identificar y desmantelar organizaciones criminales dedicadas al tráfico de migrantes y la trata de personas en América. La operación se ha saldado con la detención de 268 personas y la identificación de casi 10.000 migrantes irregulares. Además, los agentes han rescatado a 130 víctimas de trata de personas sometidas a trabajo forzoso y explotación sexual.

Más información

En la operación "Turquesa IV", que se ha llevado a cabo entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre, los organismos policiales de 32 países, coordinados por la OIPC-Interpol, han llevado a cabo actuaciones contra redes delictivas dedicadas a la captación y favorecimiento de la inmigración ilegal y trata de seres humanos, prestando especial atención a las rutas utilizadas por estas mafias dentro del área geográfica del sur de América y del Caribe.

Varias personas implicadas han sido detenidas en España

La operación se ha desarrollado en distintos puntos denominados calientes por parte de agentes pertenecientes a la Policía Nacional. El operativo ha permitido la desarticulación de dos grupos criminales: el primero de ellos dedicado al tráfico ilegal de migrantes con el uso de documentación falsificada, cuyas víctimas eran originarias de Marruecos, y el segundo operativo ha permitido la desarticulación de una red dedicada a la trata de seres humanos y tráfico de drogas.

Esas operaciones han arrojado un balance final de 32 detenidos de distintas nacionalidades. En el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, durante la fase operativa, se ha prestado especial atención al control de los vuelos con origen en países sudamericanos, susceptibles de ser utilizados por los grupos criminales como ruta de introducción de inmigración ilegal en Europa.

El balance en el aeropuerto madrileño ha sido de 40 personas detenidas, se han controlado un total de 283 vuelos con cerca de 83.000 pasajeros identificados y unas 165.000 consultas realizadas a las bases de datos de Interpol.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00