Buenismo bienBuenismo bien
Humor

Carlos Areces: "No, no todas las opiniones merecen ser tenidas en cuenta"

El cómico charla en Buenismo Bien sobre Muchachada Nui, los límites del humor, los peligros de las redes sociales y el éxito de Ojete Calor: "Pensábamos que no hacíamos música mainstream, pero están Los Ramones, los Sex Pistols y nosotros".

"El invitado de hoy ha hecho tantas cosas que solo se le puede presentar con frases de cero 60 Un hombre del Renacimiento hecho a sí mismo inclasificable, que lo que hace no te deja indiferente". Así han presentado en Buenismo Bien a Carlos Areces, su último invitado. El cómico y actor ha charlado con Manuel Burque, Quique Peinado y Henar Álvarez del humor y de sus límites, del éxito de Ojete Calor, de la canción protesta, de los límites del humor y también de fracasos, como Museo Coconut.

El éxito de Ojete Calor

Areces ha asegurado que el éxito de Ojete Calor les ha pillado por sorpresa y sigue siendo un misterio para ellos. En noviembre llenaron el Wizink Center de Madrid. "Poco antes del concierto", ha revelado, "nos preguntaron, 'oye, ¿cómo se llenaba el WiZink Center?' Y es que te puedo asegurar que no lo sé, porque somos un grupo que hace ya años que dejamos de actuar en televisión. No hacemos promoción. Nuestra promoción son nuestras redes, y nuestras redes tampoco son muy activas, ya que no estamos allí cada día colgando cosas. Además nosotros vamos en personaje. Imagínate el coñazo. Aníbal vive en su pueblo. Yo estoy aquí. Hacernos fotos conjuntas... es imposible, es inviable. Entonces simplemente anunciamos cuando tenemos cosas que anunciar. Concierto aquí sale a la venta tal disco... pero no sé, no sé, nos hemos venido arriba".

Quique Peinado ha recordado algunas de las canciones del grupo, que "que son canciones que se han convertido en canciones muy populares para muchísima gente, y eso que Ojete Calor no hace música muy mainstream..." y Areces ha bromeado: "Eso pensábamos nosotros, pero mira los Ramones supongo que empezaron igual, ya sabes, o los Sex Pistols. Bueno, pues nosotros somos los terceros".

"No es lo mismo la opinión de Miguel Bosé que la de un epidemiólogo"

El invitado también ha hablado de la carga política de sus canciones, como Extremismo mal. "A lo mejor es nuestro canción más protesta", ha concedido Areces, quien ha mencionado lo gracioso de que "es muy evidente que está hecha desde un punto de vista irónico, pero hay gente que no lo pilla y cuando la escucha, grita y dice 'joder, es que esta canción... es que no es lo mismo machismo que feminismo'".

"Yo creo", ha reflexionado, "que en la mayoría de los temas un punto de vista intermedio no tiene por qué estar mal. Lo que pasa es que estamos en un momento en el que se lanzan falacias de una manera... No, no es lo mismo defender el feminismo que defender el machismo. No es lo mismo defender la homofobia que la homosexualidad. No lo es, no es lo mismo. Tú puedes ser crítico con el feminismo con determinados puntos, etcétera, pero no puedes decir que una cosa es un extremo de la otra". "Creo, de hecho, que la gente que lo dice ni siquiera lo dice con maldad, yo creo que verdaderamente lo hacen desde el desconocimiento", ha considerado.

Areces cree "las redes sociales han dado la oportunidad a todo el mundo de tener un micrófono", pero sostiene que "no hay por qué tener en cuenta todas las opiniones". "Con la pandemia, por ejemplo, pues no es lo mismo la opinión que te de un epidemiólogo que la opinión que te da un tío que la ha formado con cuatro amigos en un bar juntando teorías de la conspiración. Bueno, básicamente no es lo mismo la opinión de Miguel Bosé que la de una epidemiólogo", ha asegurado.

Los "talifans"

En la entrevista, Carlos Areces también ha recordado los tiempos de Muchachada Nui, donde él interpretaba al Bonico del tó. "Cuando estás en un programa de culto, lo que quiere decir es que le gustas a muy poca gente. Pero esa gente es muy radical. El problema con ellos no es decir burradas, el problema es pasarte de un canal pequeño a un canal comercial, de repente", ha dicho.

Más información

"Cuando estábamos en Muchachada Nui y nos pasamos a las dos, yo recuerdo que la crítica siempre era la misma. En el último programa que se había estrenado, la gente decía 'vaya una mierda', 'no me ha hecho nada de gracia', 'esto es horrible', 'van de capa caída', 'el que era gracioso era el de la semana pasada'... Y eso, cada semana", ha recordado.

Areces ha asegurado que con Muchachada Nui "el cómputo general fue guay porque de audiencia fue bien y cuando ya pasa un tiempo a todo el mundo le gusta", pero no ocurrió lo mismo con Museo Coconut. "Ahí sí nos fue peor, sí nos dieron más. Pero de nuevo, fueron los talifanes".

La censura y los linchamientos

El cómico también ha hablado en Buenismo Bien sobre los límites del humor y la corrección política. "Hay una corrección política, que yo, que me considero de izquierdas, creo que viene mucho más desde desde posturas de izquierdas y que yo no comparto. Y yo creo que está bien decirlo. Por supuesto, esto no quiere decir que todo los chistes te tengan que hacer gracia. Esto no quiere decir que compartas todos los sentidos del chiste", ha argumentado.

Areces ha lamentado que un chiste pueda tener consecuencias penales y ha sostenido que la crítica, del que hace el chiste y hacia el que hace el chiste, forma parte de la libertad. Pero con un matiz, porque "las críticas ahora se pueden convertir en linchamientos y los linchamientos tienen consecuencias".

"¿Dónde está la línea entre que la gente pueda expresar su opinión sobre tu chiste y que 5.000 personas retuiteen que eres un criminal, que deberías estar en la cárcel, que no sé qué? Esto tiene repercusiones también laborales y profesionales. ¿Dónde está el límite? Pues no lo sé", ha confesado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00