El LargueroEl Larguero
Más deportes

Sara Khadem: "Nunca me gustó llevar el hiyab: llevarlo en el Mundial me parecía irrespetuoso con las personas que luchaban en Irán"

Khadem vive en España junto a su marido y su hijo, de tan solo 10 meses, para no sufrir las consecuencias del gobierno iraní tras competir sin velo

Sara Khadem, la ajedrecista que se negó a competir con el velo: "Llevar el hiyab en el Mundial me parecía irrespetuoso con las personas que luchan en Irán"

Sara Khadem, la ajedrecista que se negó a competir con el velo: "Llevar el hiyab en el Mundial me parecía irrespetuoso con las personas que luchan en Irán"

14:03

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1675728830771/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

No llevar el hiyab es una falta muy grave para las mujeres en Irán. Sara Khadem, una de las 20 mejores ajedrecistas del mundo, participó en el Mundial de Ajedrez Rápido en Kazajistán sin velo como protesta por la muerte de Mahsa Amini, la joven de 22 años que fue asesinada bajo custodia policial acusada de llevarlo mal.

Más información

Las fotos de Khadem compitiendo sin el hiyab dieron la vuelta al mundo. La ajedrecista anunció que emigraría a España, hoy su nueva casa, para no sufrir las consecuencias del gobierno iraní. Ahora vive junto a su marido Ardeshir (cineasta, presentador de televisión y empresario; encarcelado durante tres meses en 2015) y con su hijo Sam de tan solo 10 meses. Khadem pasa por 'El Larguero' para relatar cómo ha vivido los últimos meses.

P: Sara Khadem, buenas noches. Bienvenida a 'El Larguero'.

R: Buenas noches. Muchas gracias por invitarme.

P: ¿Qué tal este primer mes en España?

R: Bueno, creo que bien, excepto porque estoy lejos de mi familia. La gente aquí es muy cálida. Y han intentado ayudarnos a hacernos sentir bienvenidos.

P: Cuando decides participar sin el hiyab en los mundiales de ajedrez, ¿ya adivinas lo que puede pasar a partir de ese día?

R: Bueno, la verdad es que este Mundial se da todos los años y he ganado alguna que otra medalla en el pasado y quería repetir eso. He estado un tiempo apartada del ajedrez, pero me invitaron a participar porque siempre invitan a jugadores antiguos. Cuando estaba pensando si debía participar o no y le dije a mi marido que esta vez no me iba a poner el hiyab. Que esta vez no iba a pasar.

P: ¿Pero intuías las consecuencias que eso podía tener?

R: Antes había tenido ya problemas en Irán por otras cosas que ya había hecho antes. Por ejemplo: me prohibieron viajar durante seis meses tras solidarizarme con las víctimas después de que el gobierno iraní derribase un avión ucraniano. Pero en esta ocasión pensé que sería una consecuencia similar, que tendría que volver a Irán, responder preguntas... Algunos podrían pensar que había roto alguna norma, pero no pensaba que sería algo tan grande.

Cuando estaba en Almaty me enteré de que no podía volver porque ya había una orden para causarme algún que otro problema, así que nos dimos cuenta de que no podíamos volver.

P: Cuando ves que hay una orden para que seas detenida y te das cuenta de que no puedes volver a Irán, ¿qué sientes, Sara? ¿Tienes miedo a jugar?

R: Sí, nos sentimos muy apegados a nuestro país, incluso antes, cuando estábamos decidiendo si emigrar o no, la verdad es que no queríamos hacerlo porque queríamos tener nuestra vida en Irán, sobre por nuestra familia. Y era una decisión muy importante. Siempre habíamos querido tener a España como una segunda residencia. Ya lo habíamos decidido antes, pero no quería mudarnos por completo de Irán. Así que fue una decisión muy difícil.

P: Tú competiste en ese Mundial de ajedrez sin el pañuelo, como protesta por la muerte Mahsa Amini, pero entiendo que también un poco por ti y por el resto de mujeres. Porque debes ser tú quién decida en última instancia, si llevas el pañuelo. ¿No?

R: A mí nunca me había gustado llevarlo, pero mientras estaban Almaty me parecía irrespetuoso por las personas que estaban luchando en Irán. Tenía que decidir: o jugar el campeonato o quitármelo.

P: ¿Y qué piensas ahora desde la distancia aquí en España, de todo lo que está pasando allí? Según diferentes ONG, son casi 500 muertos, 18.000 detenidos desde que se han iniciado las protestas en tu país.

R: Las protestas siguen y la gente sigue luchando por sus derechos. Hemos oído alguna que otra noticia buena también, y espero que esas personas que han detenido se les quite la presión. Pero no sé qué es lo que va a pasar. No sabría que decir. Esperamos que pase lo mejor, pero todavía hay mucho más que está pasando allí y no sabemos como acabará.

P: ¿Se puede luchar?¿Se puede seguir avanzando para que las cosas cambien en Irán? ¿Eres optimista o al contrario?

R: Creo que la gente está luchando por sus derechos más básicos y en algún momento el gobierno tendrá que cambiar, al menos esas normas que hacen que la gente esté molesta. La gente está haciendo todo lo posible por cambiar el país. Sí, soy optimista, veo con optimismo el futuro de Irán. Dicen que van a liberar a alguno de esos detenidos, pero es que tampoco han cometido ningún crimen. Estaban luchando por sus derechos. Saber que se les va a liberar es una noticia muy buena.

P: ¿Cuánto ha influido en tu decisión de querer venir a España el hecho de que tengáis un niño de apenas un año?

R: Sam ha sido una de las razones. Pero también nos lo habíamos planteado tener una segunda residencia después de que naciera Sam. Pero mudarnos del todo de Irán no ha sido por Sam, ha sido algo que nos hemos visto forzados a hacer. Ya queríamos venir, volver a Irán, que España fuera nuestra segunda casa. Ya habíamos estado aquí muchas veces por los campeonatos que juego. Nos gusta mucho este país. Mi marido estuvo en la cárcel hace unos siete años. O sea, es algo que nos hemos visto forzados a hacer.

P: ¿Por qué motivo estuvo encarcelado tu marido?

R: Es director de cine y estaba haciendo un documental por aquel entonces. En Irán, cuando quieres publicar una canción, necesitas un permiso. Y por esa razón hay muchos artistas que hacen cosas sin ese permiso porque creen que no le va a gustar al gobierno. Son grupos underground. Mi marido estaba haciendo algo sin permiso.

P: ¿Te sientes también un símbolo, como lo fue en su día Kasparov?

R: He recibido muchos mensajes, pero creo que Kasparov es una leyenda. ¿Compararme con él? Pues no. En Irán siempre he tenido el apoyo de la gente y lo que sucedió en Almaty no creo que sea algo que haya inspirado a la gente, sino creo que inspiró a la gente por mí misma. La verdad es que no me veo comparándome con Kasparov, no me compraría con él.

P: Imagino que tu objetivo deportivo más próximo es volver a estar entre las 20 mejores del mundo. Y también creo que poder acercarte a los jóvenes a través de las tecnologías; ser una streamer del ajedrez.

R: Es una de las cosas que me gustaría hacer. Lo que se refiere a los rankings: creo que estoy sobre el 16. En lo que se refiere a ser streamer, me gustaría hacerlo para seguir en contacto con el ajedrez y hacer otras cosas. Y me parece una buena manera para promocionar el ajedrez.

P: Por cierto, hace poco te recibió hace unos días el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Jugasteis a una partida de ajedrez en Moncloa. ¿Quién ganó?

R: En relación con España, antes de que viniéramos ya podíamos sentir el apoyo de la gente, del Gobierno... Sentimos mucho apoyo y recibimos muchos mensajes de la gente de España y la verdad que fue nos quitó un peso de encima. Y también nos llamaron, por ejemplo, de la embajada española y nos dijeron que si no teníamos un visado contactaremos con ellos.

P: Desde que hemos venido aquí, hemos recibido mucho amor, muchos mensajes de apoyo de muchas personas. No ha habido ninguna excepción, incluso del presidente, y creo que ha sido una cosa buena que nos ha pasado.

R: Le quiero dar las gracias a los españoles por habernos dado la bienvenida desde el primer momento. Y bueno, en la partida realmente no jugamos mucho, así quedamos en tablas.

P: Ese miedo que has dicho antes que tenías ¿aquí te ha desaparecido del todo, en España?

R: No diría que ahora tengo miedo. No tengo miedo. Lo único que me preocupa en estos momentos es mi familia, que están en Irán, pero creo que ahora va todo bien.

P: Tu sueño sería volver a Irán y hablar libremente.

R: Yo creo que pasará aquí. Soy muy optimista. Llegará una buena época. Veremos días mejores en Irán. Lo espero.

P: Gracias Sara. Dale un beso a tu marido y a tu hijo.

R: Gracias por invitarme.

Mikel Ayestarán, periodista especializado en Oriente Medio: &quot;Sara Khadem se está jugando la vida, el hiyab es una de las líneas rojas del régimen de Irán&quot;

Mikel Ayestarán, periodista especializado en Oriente Medio: "Sara Khadem se está jugando la vida, el hiyab es una de las líneas rojas del régimen de Irán"

17:32

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1672274252295/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00