Internacional

Rusia acusa a la OTAN de involucrarse en la guerra de Ucrania, mientras la UE detecta más presión rusa en Moldavia

Los países de la Alianza Atlántica y sus aliados se reúnen para tratar el envío de armamento al gobierno de Zelenski

Reunión de los países de la OTAN y sus aliados para tratar el envío de armamento al gobierno de Zelenski. / STEPHANIE LECOCQ (EFE)

Rusia acusa a la OTAN de involucrarse en la guerra de Ucrania en el mismo día en que los países de la Alianza Atlántica y sus aliados se reúnen para tratar el envío de armamento al gobierno de Zelenski. La Unión Europea reconoce que ha detectado un incremento de la presión de Rusia sobre Moldavia.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha insistido en la urgencia de proporcionar a Ucrania los tanques, artillería pesada, defensa antiaérea y munición prometidos por sus socios occidentales, visto que Rusia se prepara para nuevas ofensivas.

"Lo urgente ahora es entregar lo que ya se ha prometido", afirmó Stoltenberg ante la prensa a su llegada a la sede de la Alianza Atlántica, que hoy acoge una nueva reunión de la coalición de más de 50 países que están apoyando a Ucrania y otra de los ministros aliados de Defensa.

Entrenamiento de pilotos

El político noruego dijo que el Reino Unido ha empezado a entrenar a pilotos ucranianos y que los aliados están realizando consultas sobre la entrega de aviones de combate a Kiev, pero dejó claro que ahora esa "no es la cuestión más urgente" y que lo importante es proporcionar a Ucrania los vehículos blindados, los vehículos de combate de infantería, los tanques y las municiones.

"La próxima semana se cumple un año de la terrible guerra en Ucrania, la invasión en toda regla de Rusia contra Ucrania. Y no vemos señales de que el presidente (ruso, Vladímir) Putin se esté preparando para la paz. Lo que vemos es lo contrario, se está preparando para más guerra, para nuevas ofensivas y nuevos ataques", aseguró.

Así, recalcó que "nuestra máxima prioridad y necesidad urgente ahora es garantizar el armamento pesado, los modernos sistemas de defensa antiaérea, la munición y todo lo demás que necesitamos para garantizar que Ucrania reciba los sistemas avanzados y modernos que ya se han prometido y que realmente pueden marcar la diferencia en el campo de batalla".

Al mismo tiempo, pidió aumentar la producción de municiones y reforzar la industria de defensa aliada "para poder suministrar la munición necesaria a Ucrania y también reponer nuestras propias existencias", dijo. "El tipo de apoyo que estamos proporcionando a Ucrania ha cambiado y evolucionado con el tiempo. Y seguirá cambiando y evolucionando a medida que se desarrolle esta guerra", señaló Stoltenberg.

Defensa antiaérea

El ministro alemán de Defensa, Boris Pistorius, dijo por su parte que "todos han entendido que la cuestión sobre la defensa antiaérea y la reposición de la munición son mucho más importantes que la discusión sobre los cazas, porque todos saben que solo la formación de vuelo requiere muchos meses".

El político germano explicó que están en contacto con la industria "para todo tipo de munición y sobre todo para la defensa antiárea, y les puedo decir -indició- que se han firmado los contratos con los fabricantes de la munición para los (carros de combate) Gepard".

Al mismo tiempo, consideró que es "fundamental" la formación, y apuntó que su país ha entrenado ya a 1.200 soldados ucranianos en sistemas armamentísticos, como los misiles Patriot o los tanques Leopard.

Primera línea ante Rusia

El ministro finlandés de Defensa, Mikko Savola, reconoció que su país se encuentra en primera línea ante Rusia, por lo que señaló que la cantidad de tanques que puede proporcionar a Ucrania "no puede ser tanta".

No obstante, descartó informar en público sobre la cantidad exacta de tanques que Helsinki piensa otorgar a Kiev porque se trata de una "cuestión de seguridad".

La titular neerlandesa de Defensa, Kajsa Ollongren, destacó que "la lucha se está intensificando" en Ucrania, y que comparten "la valoración de que esta guerra podría durar mucho tiempo". En ese tiempo vio necesario que las Fuerzas Armadas ucranianas hagan una "transición" desde los equipos militares soviéticos a otros más modernos europeos y estadounidenses.

"Entiendo perfectamente que también quieran hacer una transición en su defensa aérea y también con los aviones de combate. Creo que eso debe formar parte de las consideraciones que estamos llevando a cabo ahora", apuntó.

Por su parte, el ministro estonio, Hanno Pevkur, afirmó que Rusia ha comenzado "lentamente" la ofensiva que esperan que coincida con el primer aniversario de la guerra y que Ucrania "debe prepararse" para un "ataque a gran escala" y "para contraatacar". Además, aseguró que Ucrania le ha dado garantías de que, en caso de hacerse con cazas occidentales, no los usaría para atacar territorio ruso.

La ministra canadiense, Anita Anad, advirtió de que deben estar preparados para proporcionar no solo munición sino también piezas de repuesto para los tanques que puedan averiarse en el campo de batalla.

"Es necesario que exista una cadena de suministro estable para sustituir las piezas averiadas", dijo, por lo que saludó que Polonia acoja un área logística para ese fin y para adiestrar a ucranianos en el manejo de los tanques, adonde Canadá ha enviado a 25 instructores.

Desestabilizar Moldavia

Rusia desmintió tener planes para desestabilizar Moldavia, como denunció este lunes la presidenta moldava Maia Sandu, en base a informaciones recibidas de las autoridades ucranianas.

"Esta afirmaciones son gratuitas y carecen de todo fundamento", subrayó la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova, en un comentario publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Según la diplomática, se trata de acusaciones basadas supuestamente en información clasificada que es imposible de verificar y que "luego utilizan para justificar sus propias acciones ilegales".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00