Buenismo bienBuenismo bien
Humor

Ana Milán: "De Twitter hay que irse porque hay que decirle a los demás que no vamos a participar en esa fiesta del odio"

Ana Milán llega a 'Buenismo Bien' con un Ondas del Podcast debajo del brazo y dispuesta a hablar del cenagal de Elon Musk, de saber querer al diferente, de lo mal que lo pasó en su infancia y del hambre que necesitan los artistas para seguir.

Ana Milán, y guapa y guapa y reina y reina

Ana Milán, y guapa y guapa y reina y reina

01:00:50

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1678208986788/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Muy pocas personas hablan tan claro en España como Ana Milán. La actriz y locutora, que acaba de ganar un premio Ondas del Podcast por La vida y tal, ha sido la última invitada de Buenismo Bien. Además de reconocer que el programa de Manuel Burque, Quique Peinado y Henar Álvarez se merece el Ondas más que el suyo, Milán ha hecho un encendido alegato sobre los beneficios de abandonar Twitter y ha contado, por primera vez, que sufrió bullying en la adolescencia.

La actriz también ha contado la importancia que tiene ser capaz de querer a alguien o apreciarlo a pesar de que piense diferente a ti y ha hablado del "hambre" que es necesaria para que los artistas sigan disfrutando de su trabajo y hagan disfrutar con él a los demás.

Irse de Twitter

"No podemos fracasar tanto como sociedad, seguir peleándonos con bots, seguir participando en una fiesta del odio y del acoso y de ese juicio sin saber qué ha pasado. ¿Qué haces como ser humano deseándole la muerte a otro? ¿Qué haces? Sobre todo, ¿qué te pasa con que alguien no piense igual que tú? Yo pongo mucho el ejemplo de Henar. Somos dos mujeres, las dos feministas, con una visión del feminismo, de la feminidad y de la vida radicalmente distintas. A mí me fascina hablar con Henar porque en algo me modificará, porque en otras cosas me va a afianzar en lo que pienso y porque, sobre todo, sé que puedo querer o tenerle mucho cariño a alguien que es radicalmente distinta a mí, a la que admiro, sin dejar de admirar a otro tipo de gente y a mí misma".

"Lo que tenéis que hacer los que estáis es marcharos. Sí, porque es la manera también de que todos los que tenemos una ligera influencia le digamos a los otros 'Yo no voy a participar de este campo de minas donde le saltan a los seres humanos. Quítate, quítate, quítate, quítate en directo".

La polémica con su hijo

"En la polémica de mi hijo, nadie se preocupó por saber la verdad. Nadie se preocupó por saber la verdad. '¡Sigue a Vox!', decían. Pero que va a seguir mi hijo a Vox si tenía 17 años y medio y fue por consejo mío. Yo le dije 'sigue todos los partidos políticos y entérate de que van', pero que no tenía ni puñetera idea de nada. Nadie preguntó y ahí me ponían. Yo recuerdo un tipo que puso 'He visto que Ana Milán era trending topic y he entrado con la esperanza de que fuera porque estuviera muerta'. Le escribí y le dije '¿De verdad? Párate a pensarlo un momento. ¿Tú de verdad deseas que yo esté muerta? Si es imposible'".

"El bullying se quedó con parte de mi infancia"

"Yo fui una niña que sufrí bullying de cuarto a octavo de EGB. Yo lo recuerdo como algo que se quedó y esto creo que no lo he contado nunca. Yo siempre os doy una exclusiva. Esto se quedó con parte de mi infancia y se quedó con mucha de mi confianza en la vida. Después me dio otras herramientas, pero herramientas que yo en realidad no quería para nada".

La inspiración y el hambre de los artistas

"Cuando el artista se empieza a agotar, suceden siempre cosas muy raras. Dejas de crear con libertad. Lo nuestro tiene mucho de disfrute y tenemos una obligación: la de conservar la energía de cuando no sabíamos que iba a suceder. Esa es la energía más bonita que tenemos, pero como siempre en la vida, no sabíamos que era la energía más bonita que teníamos".

"Hay una cosa que es el hambre, y el hambre es una cosa maravillosa. Comer con hambre, follar con ganas, beber con sed. Cuando tú quieres conseguir, hay una cosa, y es que el sistema reticular se enfoca. Y cuando el artista se enfoca, solo está en contacto con lo que crea y con lo que tiene chispitas. Cuando te aburguesas, te pasan cosas raras, aburridas. Porque la burguesía te anestesia. Está bien un poco de anestesia, tu restaurante bueno... pero por eso es tan bueno el fracaso, y todo lo que mantiene vivo".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00