Tribunales

El Supremo justifica los mensajes entre el presidente de la Audiencia Nacional y uno de los líderes de la Kitchen por la "amistad" entre ambos

Rechaza admitir a trámite la querella del exchófer de Bárcenas contra el presidente de la Audiencia, José Ramón Navarro, por los WhatsApp cruzados con el exnúmero 2 de Interior del PP en plena investigación secreta del caso Kitchen pese a reconocer que Navarro se mostró “vagamente cooperativo” con Martínez. El letrado querellante anuncia recurso

Entrada a la Audiencia Nacional / Alejandro Martínez Vélez

El Tribunal Supremo ha dado carpetazo a la posibilidad de investigar si el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, incurrió en delitos de revelación de secretos y cohecho por sus WhatsApps durante casi un año, con quien fuera número 2 de Interior con el PP, Francisco Martínez, que ha acabado procesado en la causa como uno de los principales responsables del operativo ilícito de espionaje al extesorero Luis Bárcenas.

Más información

En un auto de la Sala de lo Penal del que ha sido ponente el magistrado Leopoldo Puente, y que ha contado con el visto bueno del presidente, Manuel Marchena, y de los también magistrados Andrés Martínez Arrieta, Ana María Ferrer y Ángel Hurtado, el Supremo argumenta que hay que tener en cuenta la “amistad” que existía entre ambos para contextualizar los mensajes que cruzaron, y que en ese contexto es “perfectamente comprensible” la “empatía” mostrada por el presidente de la Audiencia Nacional.

Navarro fue "vagamente cooperativo" con Martínez

Y que si bien puede deducirse de los mensajes que José Ramón Navarro se muestra “vagamente cooperativo” con Martínez, no consta que le pasase información reservada del caso, por lo que no cabe imputarle revelación de secretos.

Para adoptar su decisión, la Sala se basa en el informe de la fiscal del Supremo, Consuelo Madrigal. Un informe que califica de “preciso y detallado”, pero que incurrió en graves errores y omisiones para exonerar a Navarro, tal y como informó la SER.

Errores como cuando Madrigal afirmó que el presidente de la Audiencia “nunca menciona con quién podría hablar” en sus WhatsApp con Martínez, pero omitió que Navarro sí que aludió a las siglas "Ab" como a alguien de la Audiencia Nacional con quien hablaba y que supuestamente estaba relacionado con el procedimiento.

Errores y omisiones de la fiscal en los que persiste el Supremo

Afirmó también la fiscal que "desde el 11 de mayo” de 2019, Navarro no contestó a Martínez hasta transcurrido un mes, pero esta afirmación es falsa porque Navarrro llamó tres días más tarde al exsecretario de Estado para conversar supuestamente de su imputación, y en esos 30 días en los que según la fiscal no hay comunicaciones, se constatan hasta 8 mensajes enviados por el presidente de la Audiencia.

La fiscal también incurre en un nuevo error al afirmar que Martínez solo pregunta a Navarro "por su imputación", pero el exsecretario de Estado de Seguridad reclama además información por las declaraciones de otros imputados, testigos y hasta pide un auto que se encuentra bajo secreto de sumario.

El Supremo, en su auto por el que archiva el procedimiento de este lunes, persiste en el mismo error que la fiscal al sostener que el “único requerimiento” que Martínez le hace a Navarro es sobre su “declaración como investigado”, pero existen otras peticiones de información secreta que la conversación no aclara si fueron o no finalmente satisfechas.

"Doble vara de medir"

Para Javier Vasallo, letrado del exchófer de Bárcenas en el procedimiento, la incógnita podría haberse despejado con la citación a declarar de Navarro y Martínez ante el tribunal. A su juicio, el rechazo a investigar el caso es un reflejo de la “doble vara de medir” en la justicia y anuncia un recurso de súplica ante el propio Supremo contra esta decisión, que si es rechazado será elevado en amparo ante el Tribunal Constitucional.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00