Sociedad

Prohibir fumar y vapear en las terrazas de bares, en playas y en piscinas: el objetivo de todos los expertos en prevención de tabaquismo

Tanto los neumólogos de la sociedad científica como el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo piden a los políticos que incluyan en sus programas electorales la actualización de la ley del tabaco y la aprobación del plan de prevención que lleva casi un año terminado. Según datos del Ministerio, el tabaco causa en España alrededor de 165 muertes diarias

Una mujer fumando una terraza en Galicia / Carlos Castro (EUROPA PRESS)

El presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), Andrés Zamorano, urge a los gobiernos autonómicos y municipales constituidos tras las elecciones del 28-M a que prohíban fumar y vapear en las terrazas de bares y restaurantes, así como en las playas y piscinas para convertir a España en “destino turístico saludable” en lugar del “estanco de Europa”.

Así lo reclamó en un comunicado emitido coincidiendo con la conmemoración, este miércoles, del Día Mundial Sin Tabaco y en el que defendió que se trata de medidas para “garantizar la protección de los no fumadores, ampliar los espacios libres de humo y demostrar el compromiso de las instituciones en la lucha contra el tabaquismo”.

Tras resaltar que es “la primera causa de mortalidad prematura evitable", que sigue provocando alrededor de 54.000 fallecidos al año en el país, además de un coste sanitario a las arcas públicas que "triplica" los 9.000 millones anuales que recauda Hacienda con los impuestos de su venta, Zamorano aseguró que España podría “promocionarse” así como un destino turístico “saludable” y “libre de tabaco, humo y nicotina”, en lugar de ser el “estanco de Europa”.

En este sentido, puntualizó que solo la Comunidad Valenciana, Aragón y Baleares mantienen la prohibición de fumar en las terrazas de los bares y restaurantes decretada durante la pandemia, mientras el resto de comunidades han ido eliminando dicha prohibición, lo que juzgó “un evidente retroceso” en la lucha contra el tabaquismo que achacó, “principalmente”, a la “dejadez” del Gobierno central a la hora de publicar el Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2021-2025.

Zamorano lamentó que dicho plan “acumula un año y medio de retraso” y explicó que en él “están recogidas todas las medidas que han demostrado ser efectivas en otros países” y que contribuirían a lograr “el reto” de alcanzar el 5% de prevalencia de consumo para 2030.

Prohibición en todo el Estado

En este punto, estimó que “lo ideal” es que el Ejecutivo prohibiera fumar y vapear “en todo el Estado por igual, para que no haya diferencias”. “Pero, si no es así, animamos a todas las comunidades autónomas y a todos los ayuntamientos a ejercer sus competencias y mantener estos espacios sin humo, como ya se ha hecho en algunos sitios, con gran aceptación por parte de la sociedad”, apuntó.

En paralelo, también reclamó otras medidas recogidas en la ‘Declaración Endgame Tabaco España 2030’, como duplicar el precio de la cajetilla, implantar el empaquetado neutro, vigente en casi una veintena de países, la “equiparación al alza” de la fiscalidad de todos los productos del tabaco y la mejora de la ayuda a los pacientes fumadores con los tratamientos “que sabemos que son seguros y eficaces”.

Para ello, el presidente del CNPT reclamó “voluntad” y “determinación” por parte de los políticos para aprobar un nuevo marco normativo, convencido de que la actual ley de 2005 y su posterior reforma de 2010 “se han quedado obsoletas”.

Vapeadores: el caballo de Troya

Junto a ello, puso el foco también en el “impacto” de los nuevos productos de consumo de tabaco y nicotina, sobre todo entre los más jóvenes, y advirtió de que son el “caballo de Troya” de la industria tabaquera para captar nuevos fumadores, convencido de que, “lejos de reducir riesgos, los multiplican, porque en más del 60% de los casos se acaba produciendo un consumo dual de cigarrillo electrónico y tabaco de combustión”. “No son inocuos y consiguen fumadores a edades cada vez más tempranas", denunció, para lamentar que, "si la edad media del primer contacto con el tabaco convencional está en los 14 años, con los vapeadores y cigarrillos electrónicos hay chicos que tienen su primer contacto con la nicotina a los 11 años o incluso antes”.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00