Sociedad

Un estudio muestra que una de cada cuatro mujeres jóvenes tiene un estado anímico bajo, el doble que hombres

Lo atribuye a la violencia sexual, menor actividad física, ser inmigrante o fumar

Jóvenes en una escuela. / Rafa Fernandez Torres

Una de cada 4 mujeres adolescentes de entre 12 y 18 años ha afirmado tener un estado de ánimo bajo, una cifra que supone el doble que en el caso de los hombres, según un estudio del grupo interuniversitario Epi4Health, participado por la la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), el campus Manresa de la Universitat de Vic (UVic-UCC) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

La investigación, publicada en la revista 'Journal of Affective Disorders', ha contado con datos de más de 6.000 estudiantes de la Catalunya central, de los que un 18,6% ha asegurado tener un estado anímico bajo, ha informado la UOC en un comunicado de este martes.

Los investigadores han determinado que la prevalencia de un estado anímico bajo tiene un claro componente de desigualdad: afecta a un 11,6% de los chicos y un 25,1% de las chicas.

Radiografía de la salud mental de los niños y jóvenes

05:44

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652338615_752_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La investigadora Marina Bosque ha explicado que, según han constatado, hay desigualdades de género en salud mental entre los adolescentes, "con un estado de ánimo bajo 2,2 veces más frecuente entre las chicas que entre los chicos".

En este sentido, ha apuntado que "el 36% de esta diferencia se explica por los determinantes sociales y los comportamientos relacionados con la salud".

Diferencias entre sexo

Según los investigadores, "tiene un papel muy importante la violencia sexual que sufren las chicas", pero también afecta al hecho de que las adolescentes dedican menos tiempo a realizar actividad física que los chicos (el 57% no cumple con los requisitos mínimos establecidos por la OMS).

Además, ser inmigrante, hacer dieta y fumar tabaco a diario también se asoció con un estado de ánimo bajo únicamente en las chicas, mientras que el consumo de riesgo de alcohol sólo se asoció con ellos.

Por lo que respecta a las variables sociales de exposición, se observó una mayor prevalencia de estado de ánimo bajo tanto en chicos como en chicas con una situación socioeconómica desfavorecida.

"Tener notas más bajas, abusar del teléfono móvil o sufrir bullying son otros factores asociados que no parecen tener diferencias de género", afirman los investigadores, que añaden que la mayor parte de la diferencia entre sexos en la prevalencia del estado de ánimo bajo se debe a haber sufrido violencia sexual.

Según los autores, estos resultados pueden ser útiles para realizar un trabajo preventivo y detectar malestares y sintomatología antes de que se produzca un empeoramiento o cronificación y se pase de un estado de ánimo bajo a trastornos más severos, como podrían ser la ansiedad o la depresión.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00