Ciencia y tecnología

La pérdida del "cromosoma Y" en los hombres permite que el cáncer crezca

Un equipo de científicos de EEUU, que trabajan en el Centro de Investigación del Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, ha demostrado cómo este proceso, provocado por el envejecimiento masculino, permite que los tumores de vejiga y de próstata sean más agresivos en algunos pacientes porque logran despistar a su sistema inmunitario.

Un test genético para diagnóstico precoz del cáncer próstata / HOSPITAL MESA DEL CASTILLO (EUROPA PRESS)

A medida que los hombres envejecen, algunas de sus células pierden la característica que, precisamente, les otorga el sexo masculino: el famoso "cromosoma Y". La mala noticia es que esta nueva investigación demuestra que esta pérdida del cromosoma Y reduce la capacidad del cuerpo masculino para poder luchar contra el cáncer.

Así lo demuestra ya un ensayo clínico con pacientes masculinos que acaba de realizar un grupo de investigadores de Estados Unidos (que trabajan en uno de los centros mundiales de referencia en la lucha contra el cáncer: el Cedars-Sinai) y cuyos resultados publica la revista Nature.

En concreto, esta pérdida del “cromosoma Y” ayuda a las células cancerosas a evadir el sistema inmunológico del cuerpo en el caso de los hombres. Y esta consecuencia, bastante común, del proceso de envejecimiento en los hombres da como resultado, por ejemplo, un cáncer de vejiga y de próstata más agresivo.

Sin embargo, la buena noticia es que estos investigadores también han encontrado una posible solución para prevenir este “talón de aquiles” en los hombres, porque han descubierto que este tipo de tumores que se hacen más agresivos al reducirse el cromosoma Y en los hombres son más vulnerables a un tratamiento que ya se utiliza contra el cáncer, y que se llama “inhibidor del punto de control inmunitario”.

Nueva prueba de detección

Gracias a estos nuevos hallazgos científicos, este equipo de investigadores está ya desarrollando también una nueva prueba médica para poder detectar la pérdida del” cromosoma Y” en los tumores que afectan a los hombres, con el objetivo de ayudar a los médicos a personalizar el tratamiento con inhibidores del punto de control inmunitario para pacientes masculinos con cáncer de vejiga y próstata.

"Este estudio por primera vez hace una conexión que nunca antes se había hecho entre la pérdida del cromosoma Y y la respuesta del sistema inmunitario al cáncer", explica Dan Theodorescu, director del “Cedars-Sinai Cancer”.

De hecho, estos científicos han descubierto que la pérdida del cromosoma Y permite que las células de cáncer de vejiga eludan el sistema inmunológico y crezcan de manera muy agresiva.

Cromosomas humanos

En los seres humanos, cada célula normalmente tiene un par de cromosomas sexuales: los hombres tienen un cromosoma X y uno Y, mientras que las mujeres tienen dos cromosomas X.

En los hombres, se ha observado la pérdida del cromosoma Y en varios tipos de cáncer, incluido entre el 10 % y el 40 % de los cánceres de vejiga.

Además, la pérdida del cromosoma Y también se ha relacionado con el agravamiento de enfermedades del corazón y del Alzheimer.

El cromosoma Y contiene los planos de ciertos genes. Basándose en la forma en que estos genes se expresan en las células normales del revestimiento de la vejiga, los investigadores desarrollaron un sistema de puntuación para medir la pérdida del cromosoma Y en los cánceres.

Luego, los investigadores revisaron los datos de dos grupos de hombres. Un grupo tenía cáncer de vejiga invasivo del músculo y se le extirparon las vejigas, pero no se trató con un inhibidor del punto de control inmunitario.

El otro grupo participó en un ensayo clínico y recibió tratamiento con un inhibidor del punto de control inmunitario. Descubrieron que los pacientes con pérdida del cromosoma Y tenían un peor pronóstico en el primer grupo y tasas de supervivencia general mucho mejores en el segundo.

Ensayo clínico

Para determinar por qué sucede esto, los investigadores luego compararon las tasas de crecimiento de las células de cáncer de vejiga en ratones de laboratorio.

En ratones con sistemas inmunitarios intactos, los tumores que carecían del cromosoma Y crecieron a un ritmo mucho más rápido que los tumores con el cromosoma Y intacto.

Con sus resultados obtenidos en ensayos clínicos con pacientes humanos y con ratones de laboratorio, este equipo también ha demostrado que los tumores que carecen del cromosoma Y, aunque son más agresivos, también son más vulnerables y responden mejor a los inhibidores del punto de control inmunitario.

Esta terapia es uno de los dos principales tratamientos contra el cáncer de vejiga disponibles para los pacientes en la actualidad y permite que el sistema inmunitario del cuerpo combata el cáncer.

"Afortunadamente, este cáncer agresivo tiene un talón de Aquiles, ya que es más sensible que los cánceres con un cromosoma Y intacto a los inhibidores del punto de control inmunitario", añade Hany Abdel-Hafiz, , profesor en el Cedars-Sinai Cancer.

Más tipos de cáncer

Los datos preliminares aún no publicados muestran que la pérdida del cromosoma Y también hace que los cánceres de próstata sean más agresivos.

“Nuestros investigadores postulan que la pérdida del cromosoma Y es una estrategia adaptativa que las células tumorales han desarrollado para evadir el sistema inmunitario y sobrevivir en múltiples órganos”, advierte Shlomo Melmed, decano de la Facultad de Medicina del Cedars-Sinai.

Este importante avance mejora la comprensión de la biología del cáncer y podría tener implicaciones de gran alcance para el tratamiento de esta grave enfermedad durante los próximos años.

No obstante, se necesita más investigaciones en este nuevo campo para comprender la conexión genética entre la pérdida del “cromosoma Y” y el agotamiento de las células T.

“Si pudiéramos entender esa mecánica, podríamos prevenir el agotamiento de las células T” -asegura Theodorescu-. "El agotamiento de las células T se puede revertir parcialmente con inhibidores de puntos de control, pero si pudiéramos evitar que suceda en primer lugar, hay mucho potencial para mejorar los resultados para los pacientes".

Mujeres

Si bien las mujeres no tienen un cromosoma Y, estos científicos subrayan que estos hallazgos también podrían tener implicaciones para ellas.

El cromosoma Y contiene un conjunto de genes relacionados en el cromosoma X, y estos pueden desempeñar un papel tanto en las mujeres como en los hombres.

“La conciencia de la importancia de la pérdida del cromosoma Y estimulará las discusiones sobre la importancia de considerar el sexo como una variable en toda la investigación científica en biología humana”, concluye Theodorescu.

Este nuevo conocimiento será fundamental para poder explicar por qué ciertos tipos de cáncer son peores tanto en hombres como en mujeres, y cuál es la mejor manera de tratarlos, porque demuestra que “el cromosoma Y” hace más que determinar el sexo biológico en los seres humanos.

Javier Gregori

Javier Gregori

Periodista especializado en ciencia y medio ambiente. Desde 1989 trabaja en los Servicios Informativos...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00