Internacional

China deja de publicar datos sobre el desempleo juvenil

Si los datos son malos, no los cuente al mundo. Así parece reaccionar China ante una nueva tanda de cifras malas para su economía. El desempleo juvenil alcanzó el 21,3% hace semanas y los datos de hoy soy aún peores. Pero no se han dado a conocer, de hecho el gobierno chino ha decidido dejar de publicar cifras sobre el número de parados entre la población más joven

Una mujer pasea en la calle frente a la bolsa de Shanghai en China, que lleva dos días seguidos sumando pérdidas por los malos datos económicos / ALEX PLAVEVSKI EFE

Madrid

No ha dicho si es temporal, pero si es una dificultad importante para los inversores y para que se sepa que es lo que está pasando en el país a nivel de tejido económico y empleo, y ahí puede estar la clave. Las bolsas de Hong Kong y Shangai han vuelto a cerrar a la baja, pero a diferencia de lo que ocurrió ayer, el descenso no se ha extendido por toda Asia.

Si tenemos en cuenta que la economía China, es la segunda más grande del mundo y está en una recesión de largo recorrido ya, las ventas minoristas y la producción industrial no han alcanzado las previsiones optimistas de julio y que el banco central chino ha recordado la tasa de referencia de los tipos de interés. Aun así esa medida está muy lejos del estímulo que se esperaba de gran impacto para los inversores en China, un país que está en deflación desde el mes pasado.

Los problemas de la economía China no benefician al resto del mundo. De hecho, el crecimiento global se resiente cada vez que China tiene un traspiés. El Fondo Monetario Internacional ha pronosticado que el gigante asiático representa el 35% del crecimiento mundial este año. La desaceleración económica afecta a las materias primas, a la construcción y también a empresas internacionales que operan en China y que ven difícil su recuperación a corto plazo.

Y aunque China vuelve al ostracismo en sus datos económicos, eso no va a ayudar a que la inversión internacional entre en el país. Xi Jinping el presidente, está aplicando una política de menos información económica, igual a menos turbulencias en los mercados. Eviten hablar de tendencias negativas, y suavicen los informes que hablan de riesgo país.

Recordamos que Biden dijo la pasada semana que China era una bomba de relojería debido a sus desafíos económicos. “Eso no es bueno, dijo el presidente, porque cuando la gente mala tiene problemas, hace cosas malas y algunos halcones de China en Washington quieren aprovechar para aumentar el escrutinio de los fondos que invierten en China. “

Victoria García

Victoria García

En la SER, desde hace casi tres décadas, con algunas ausencias. Antes en Antena3 Radio y TV. Trabajé...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00