Internacional

Muere Armita Garavand, la joven iraní agredida en el metro de Teherán por no usar velo

Lejos de la versión de Irán, varios grupos de derechos humanos han denunciado que fue agredida por no cubrirse con el obligatorio velo islámico

Armita Geravand.

La joven Armita Garavand ha muerto este sábado tras pasar 28 días en coma después de un supuesto altercado con las autoridades por no llevar el velo islámico en el metro de Teherán.

Las autoridades iraníes han defendido que la joven de 16 años se golpeó la cabeza tras sufrir una bajada de tensión en el metro de la capital, pero grupos de derechos humanos han denunciado que fue agredida por no cubrirse con el obligatorio velo islámico.

“Desafortunadamente, el daño cerebral le provocó un coma y ha muerto hace unos minutos”, indicó la agencia IRNA. La agencia estatal ha afirmado que la joven recibió un “extenso tratamiento médico en sus 28 días de hospitalización en una unidad de cuidados especiales”.

Una vez más ha repetido la versión oficial de que Garavand sufrió el 1 de octubre una bajada de tensión cuando entraba a un vagón del metro, cayó al suelo y se golpeó la cabeza, lo que provocó un paro cardíaco, la disminución de la oxigenación cerebral y un edema en el cerebro.

Imágenes de seguridad difundidas por IRNA muestran como Garavand y dos amigas entran en unos de los vagones del metro de la capital y a continuación dos de ellas salen cargando a la tercera, vídeo que han usado las autoridades para demostrar que no se produjo ninguna agresión.

Amnistía Internacional, sin embargo, afirmó que el vídeo ha sido manipulado con la aceleración de fotogramas en cuatro secciones y hay lapsos de más de tres minutos en la grabación hecha pública. Las organización kurda de derechos humanos Hengaw, con sede en Oslo, ha denunciado que la joven fue agredida por no llevar el velo islámico, obligatorio en el país desde 1983.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00