Internacional

Israel bombardea por tercera vez Jabalia y deja al menos 14 muertos en un ataque contra una escuela de la ONU y un hospital

El secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, ha asegurado que un alto el fuego en la ofensiva militar de Israel en Gaza dejaría a Hamás en su lugar y le permitiría reagruparse y llevar a cabo ataques similares al del 7 de octubre

Palestinos buscan cadáveres y supervivientes entre los escombros de un edificio residencial tras un ataque aéreo israelí contra el campo de refugiados de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza / HAITHAM IMAD EFE

Madrid

Israel ha atacado un hospital infantil y una escuela en el norte de la Franja de Gaza donde se refugiaban miles de civiles desplazados por la guerra con el movimiento islamista Hamás, dejando al menos 14 muertos y unos 60 heridos, según ha denunciado el Ministerio de Sanidad del enclave palestino este sábado.

"El ataque de las fuerzas de ocupación israelíes a la escuela Al Fakhoura ha dejado hasta ahora 12 muertos y más de 54 heridos", mientras que otro ataque de las fuerzas israelíes en la puerta del hospital infantil Al Nasr ha provocado "dos muertos y muchos heridos", según ha denunciado el ministerio gazatí.

El bombardeo se produce un día después de que Israel atacara un convoy de ambulancias que estaba evacuando heridos del hospital Shifa, en la ciudad de Gaza, dejando 15 muertos y 60 heridos.

En la escuela de Al Fajura, vinculada a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), se refugiaban personas que han tenido que abandonar sus hogares desde el inicio de la ofensiva militar israelí sobre Gaza.

La UNRWA ha denunciado sucesivos ataques sobre sus instalaciones, teóricamente protegidas por el Derecho Internacional y en las que se refugian ahora unos 700.000 desplazados. Desde el inicio de la actual ola de violencia, al menos 72 trabajadores de la agencia han perdido la vida y 47 instalaciones han sufrido daños.

El Ejército de Israel no baraja el alto el fuego humanitario

El Ejército de Israel mantiene su ofensiva en la Franja de Gaza pese a los llamamientos internacionales por un alto el fuego humanitario en la guerra contra el grupo islamista Hamás, y este sábado informó de que ya incursionó en el sur del enclave palestino, donde se aglutinan unos 1,5 millones de civiles desplazados.

Más información

"Durante la noche (del viernes), en una incursión selectiva en el sur de la Franja de Gaza, cuerpos blindados y de ingeniería de las Fuerzas de Defensa de Israel operaron para mapear edificios y neutralizar artefactos explosivos", ha indicado un portavoz del Ejército.

En esa operación, los soldados "encontraron una célula terrorista que salía de un túnel, y en respuesta, las tropas dispararon proyectiles contra los terroristas y los mataron", ha añadido.

El secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, ha asegurado que un alto el fuego en la ofensiva militar de Israel en Gaza dejaría a Hamás en su lugar y le permitiría reagruparse y llevar a cabo ataques similares al del 7 de octubre, día en el que murieron más de 1.400 personas tras el peor ataque que ha sufrido jamás el país.

Blinken, ha viajado este viernes a Israel por tercera vez desde que estalló la guerra para abogar por un alto el fuego temporal que permita el rescate de los 241 rehenes que Hamás tomó en su ataque, así como la evacuación de heridos palestinos hacia Egipto y el envío de más ayuda humanitaria a los civiles en Gaza.

La visita ha ocurrido en medio de una creciente presión internacional por una tregua humanitaria, defendida por la ONU, la Unión Europea, Canadá y países árabes. Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha asegurado que sus tropas continuarán la ofensiva y recalcó que "Israel se niega a una tregua temporal que no incluya la liberación de los rehenes".

'¿Por qué Hamás no es Daesh?'

'¿Por qué Hamás no es Daesh?'

01:09:53

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1698418935174/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Israel sigue pidiendo a Gaza que evacúen el norte

Desde el inicio de la escalada y argumentando motivos de seguridad, Israel ha ordenado a los civiles que habitan en el norte del estrecho enclave evacuar hacia el sur, provocando el desplazamiento de unos 1,5 millones de gazatíes -más de la mitad de la población total- en medio de una grave escasez de combustible.

Sin embargo, las fuerzas israelíes han seguido bombardeando la parte meridional de la Franja, donde las condiciones de vida para los gazatíes son cada vez más críticas por el hacinamiento, el colapso de los hospitales y la escasez de agua potable, alimento, medicinas y electricidad.

De su lado, Hamás y otras milicias palestinas no han cesado de lanzar cohetes hacia Israel, haciendo sonar las sirenas incluso en Tel Aviv y Jerusalén, aunque la mayoría de los proyectiles son interceptados por los sistemas de defensa aérea.

Aumentan a casi 9.500 los muertos por la ofensiva israelí en la Franja de Gaza

Al menos 9.488 personas han fallecido en la Franja de Gaza, entre ellas unos 3.900 niños, como consecuencia de la ofensiva lanzada por las fuerzas de Israel como respuesta a los ataques de Hamás del 7 de octubre, según un nuevo balance divulgado este sábado por el Ministerio de Sanidad gazatí.

El Ministerio controlado por Hamás, tiene registrados también más de 24.100 heridos, si bien asume que se trata de cifras provisionales, en la medida en que habría aún 2.000 personas desaparecidas. Además persisten los ataques después de que en las últimas 24 horas la cifra de fallecidos haya sumado más de 230 nuevos nombres.

"El 70 por ciento de las víctimas de la agresión israelí son niños, mujeres y ancianos", según ha denunciado el Ministerio de Sanidad, que ha puesto el foco en incidentes como la "masacre" de la escuela del campo de refugiados de Jabalia.

Las autoridades vinculadas a Hamás también han acusado a las fuerzas israelíes de atacar de forma deliberada más de un centenar de centros médicos y de impedir el funcionamiento de 16 hospitales por los daños infligidos y la falta de suministros básicos. En este sentido han señalado que hay gente muriendo en hospitales por carencias de recursos.

Frente a estas acciones, incluido un bombardeo el viernes sobre un convoy de ambulancias, el Gobierno gazatí cree que "la comunidad internacional se enfrenta a una prueba real para detener el desenfreno israelí". Las autoridades de Gaza también han reclamado el envío urgente de suministros y un flujo constante de la ayuda a la Franja.

En el lado israelí el Gobierno estima que más de 1.400 personas perdieron la vida por los ataques perpetrados por milicianos de Hamás el 7 de octubre. Además, más de 240 rehenes permanecen retenidos en la Franja de Gaza.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00