Tribunales

Cospedal se desvincula del lobby del PP para "tirar a matar" a Bárcenas y a Liaño

La exsecretaria general del PP niega conocimiento alguno de la supuesta operativa de presión al extesorero y a su abogado para evitar que filtrasen datos de la caja b. Afirma no recordar de qué hablaba con Villarejo, si le trasladaron información sobre el abogado del extesorero y hasta si abonó la defensa de Bárcenas, cuando ella debía autorizar los pagos

La exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha recurrido a la amnesia para responder a la mayoría de preguntas formuladas por las partes presentes en la sala durante su declaración de este miércoles como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, quien por cierto no ha interrogado por cuestión alguna.

Por no saber, Cospedal ha manifestado que hasta desconocía para qué había sido citada en la Audiencia Nacional y ha sido uno de los perjudicados, el exjuez y abogado Javier Gómez de Liaño, quien le ha aclarado que había sido mencionada en unas grabaciones como la supuesta líder de un lobby jurídico del PP, con amplia influencia en jueces y fiscales así como en medios de comunicación, destinado a presionar en 2013 al extesorero Luis Bárcenas y a su entonces letrado, el propio Gómez de Liaño, con el objetivo de que no filtrasen datos de la caja b del PP y de sus dirigentes.

Según las mismas grabaciones que obran en poder del sumario, Cospedal habría colocado al frente de ese grupo parajudicial de presión a un abogado del Estado para “tirar a matar” civilmente a Bárcenas y a Liaño, acabar con su crédito y prestigio, y coordinar las actuaciones.

Cospedal no sabe, no recuerda

María Dolores de Cospedal ha admitido las reuniones con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, quien este martes también como testigo, insinuó que pudo haberle ofrecido información sobre el abogado de Bárcenas, supuestamente destinada a extorsionarle, pero la exsecretaria general ha dicho que no recordaba tal extremo. Eso sí, ha manifestado que con el comisario no conversaba sobre los casos Gürtel o de la caja b cuando ambos se encontraban en plena ebullición en el momento en que tenían lugar aquellas reuniones que Villarejo cifró en “14 ó 15” en la misma sede central de la madrileña Génova 13, donde accedía por el garaje después de recogerle a menos de 100 metros un coche oficial con las lunas tintadas.

Ni lobby ni al abogado del Estado

Durante los poco más de 20 minutos de su declaración, María Dolores de Cospedal ha negado saber nada del supuesto lobby de presión ni al abogado del Estado que al parecer lo dirigía y hasta quién abonó la defensa de Bárcenas cuando hasta verano de 2013, momento en el que el extesorero decide tirar de la manta coincidiendo con su ingreso en prisión, fue pagada por el propio Partido Popular y ella debió autorizar los gastos como secretaria general de la formación conservadora.

Cospedal ha añadido que desconocía que al abogado de Bárcenas le hubieran practicado una inspección fiscal por el pago de la minuta de Bárcenas que solo el juez Ruz detuvo al avalar la legalidad de los pagos y que el letrado vincula a este operativo de presión. Que jamás se ha reunido con ningún acusado del PP en Gürtel, que no conoce a los investigados en este proceso de la Kitchen jurídica del PP, o que tampoco recordaba que Villarejo le hubiera hablado de un cliente ruso de Gómez de Liaño que podría servir para acusar de blanqueo al letrado. María Dolores de Cospedal ha declarado como testigo y ha llegado sola al juzgado. Al menos, sí ha recordado el camino hasta la Audiencia Nacional.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00