La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

"Nos ayudan a ser ciudadanos críticos filtrando con criterio la información que recibimos": el libro que desmitifica el odio a las matemáticas

Alessandro Maccarrone, divulgador científico y profesor, ha presentado en 'La Ventana' su nuevo libro: 'El infinito placer de las matemáticas'

"Nos ayudan a ser ciudadanos críticos filtrando con criterio la información que recibimos": el libro que desmitifica el odio a las matemáticas

"Nos ayudan a ser ciudadanos críticos filtrando con criterio la información que recibimos": el libro que desmitifica el odio a las matemáticas

47:46

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1702051373825/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En la semana que el informe PISA ha confirmado un retroceso en las competencias matemáticas de nuestros estudiantes, hemos charlado en La Ventana con el autor de un libro que intenta dar la vuelta a esa fama de asignatura áspera e incomprensible, capaz de provocar pesadillas. El título ya da una pista: 'El infinito placer de las matemáticas' y lo ha escrito Alessandro Maccarrone, "profesor Maccarrone" para los amigos. El libro atesora toda experiencia de este doctor en Física Teórica y divulgador científico que durante quince años fue profesor de Matemáticas y que ahora se dedica a elaborar materiales educativos sobre esa misma asignatura.

Lo de Maccarrone con las matemáticas fue un amor precoz. Tanto que ya en el instituto ayudaba a sus compañeros cuando se les atragantaban las mates organizando sesiones de estudio la víspera de los exámenes. "De hecho, no lo debí hacer mal del todo porque este libro me lo encargó Jan Martí, uno de los chavales del curso de mi hermano a los que di clases y que ahora, convertido en director de la editorial Blackie Books, pensó en mi con la persona más adecuada para escribir sobre las matemáticas como fuente de inspiración", nos ha contado.

"Este libro no tiene un destinatario determinado. Podríamos decir que está dirigido a todo el mundo, a quienes flirtearon con las matemáticas luego lo dejaron y quieren refrescar esa chispa y también a quienes sufrieron un amor frustrado y que ahora pueden plantearse este libro como una segunda oportunidad. Se trata de sacar a pasear el orgullo matemático y reivindicar que además de útiles y necesarias, pueden ser un gran placer si somos capaces de comprenderlas".

Maccarrone reivindica las matemáticas como patrimonio cultural personal y se sorprende de que nos sonrojemos ante una falta clamorosa de ortografía o un error llamativo en algún aspecto de cultura general y sin embargo no nos importe reconocer abiertamente nuestra incultura matemática refugiándonos en el socorrido "yo es que soy de Letras".

"Las matemáticas no sólo nos ayudan a resolver problemas prácticos, también nos sirven para pensar más y mejor y para ser ciudadanos críticos. Entender las matemáticas nos sirve para tener un criterio formado, para filtrar y dar la dimensión adecuada a los datos con los que nos bombardean todos los días los medios de comunicación. Un ejemplo son las gráficas. Impactan mucho visualmente pero también por eso pueden servir para manipularnos o confundirnos si no sabemos interpretarlas correctamente".

Y luego está la belleza de las matemáticas, aquella que sólo podemos apreciar con las gafas de realidad aumentada que nos proporciona comprenderlas. "Un ejemplo que cuento en el libro es el que podemos encontrar en los mosaicos de La Alhambra. Se pueden clasificar en diecisiete tipos distintos según descubrió en 1891 el matemático ruso Yevgraf Fiodorow. Y curiosamente esos diecisiete tipos distintos coinciden exactamente con las 17b maneras en que los átomos que forman la materia se pueden organizar en un cristal plano. Es una maravillosa conjunción entre arte, naturaleza y matemáticas".

La experiencia de 12 alumnos gallegos en Estonia, el país europeo que encabeza el informe PISA

Además de un profesor de Matemáticas, esta tarde también se ha asomado a La Ventana Antonio Sacido, otro profesor, en este caso de Lengua y Literatura. Y lo ha hecho para contarnos la experiencia de intercambio cultural de doce alumnos de primero de la ESO del IES Rosalía de Castro en Santiago de Compostela tras pasar diez días aprendiendo cómo se enseña y se aprende en Estonia, país europeo con los mejores resultados en este último informe Pisa.

'Posiblemente uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención es el alto grado de motivación que tienen los alumnos en Estonia. Allí les interesa lo que la escuela les ofrece y tienen un gran respeto por los maestros. Cuando el profesor entra en el aula se levantan y saludan y comienza la clase, no es como aquí en España que tienen que pasar cinco o seis minutos hasta conseguir calmar a la clase y arrancar', nos ha contado.

"Hay similitudes con nuestro sistema, también tienen libros de texto y un modelo expositivo y de evaluación basado en exámenes y pruebas pero han conseguido un equilibrio al incorporar un modo diferente de enfocar la educación. Rompen el concepto de las paredes del aula, el alumno es el centro de la educación basada en sus competencias y aptitudes y eso lo hacen mediante mucho trabajo cooperativo, proyectos en grupo. La autonomía de los alumnos es mucho mayor que la que tenemos aquí. Desde los siete años van solos a clase y asumen mucha más responsabilidad".

Sacido también remarca el reconocimiento social y la formación y retribución económica de los profesores estonios. "Allí para ser docente en cualquier etapa educativa es imprescindible tener un máster en educación". Ahora, en el IES Rosalía de Castro aguardan la segunda parte de este intercambio educativo incluido en el programa Erasmus+. "Tenemos muchas ganas de que vengan los alumnos estonios a nuestro centro, los esperamos con los brazos abiertos".

España obtiene su peor resultado histórico en Matemáticas en el Informe PISA
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00