Internacional

Milei aprueba una ley para reprimir las protestas ante un posible estallido social: "Si se toma la calle, habrá consecuencias"

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció que las fuerzas federales (Gendarmería, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria) no permitirán cortes de calles y carreteras ni bloqueos a empresas como forma de protesta social o sindical

El presidente electo de Argentina, Javier Milei / Enrique García Medina (EFE)

El Ejecutivo del libertario Javier Milei ha respaldado este viernes el protocolo contra los cortes de vía pública durante las manifestaciones, anunciado en la víspera por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que tiene como prioridad el "respeto por la ley".

El protocolo del Ejecutivo "es de jurisdicción en ámbitos federales", por lo que "no hay ninguna razón para que las diferentes jurisdicciones que deben hacer cumplir la ley en materia de seguridad no se adhieran a él y no esté entre sus prioridades el respeto por la ley", informó este viernes el portavoz de la Presidencia, Manuel Adorni, en una conferencia de prensa posterior a la reunión del gabinete en la Casa Rosada (sede del Gobierno).

Anunciado en la víspera por Bullrich, excandidata presidencial por la coalición Juntos por el Cambio (centroderecha), el documento despertó fuertes reacciones en partidos y movimientos sociales de izquierda por considerar que es "ilegal" y "anticonstitucional", en un escenario de severa crisis económica en Argentina.

Más información

"No queremos que se vulneren los derechos de quienes todos los días se levantan para ir a trabajar y se topan con cortes que les hacen llegar varias horas tarde a sus trabajos. No sólo no es justo, sino que es ilegal", explicó el portavoz presidencial. Adorni indicó que no está en debate "el cumplimiento de la ley" y resaltó que "la gente quiere vivir en paz, en orden y que se respete la ley en todos los ámbitos, en lo que hace referencia a la libre circulación".

Este jueves, Bullrich anunció que las fuerzas federales (Gendarmería, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria) no permitirán cortes de calles y carreteras ni bloqueos a empresas como forma de protesta social o sindical.

"Las calles no se toman. Vamos a ordenar el país para que la gente viva en paz", aseveró Bullrich, al presentar el nuevo protocolo para el mantenimiento del orden público ante el corte de vías de circulación, que resumió así: "Si se toma la calle, va a haber consecuencias".

Entre las medidas anunciadas, están sanciones para quienes hagan, organicen, instiguen o sean "cómplices" de cortes; registro de organizaciones implicadas; prohibición de ir con el rostro tapado o llevar niños a las marchas; y notificación a la Dirección de Migraciones si los participantes son extranjeros con residencial temporal.

También, el pago de los costes que implique el despliegue de las fuerzas de seguridad por parte de las organizaciones convocantes. Durante 2023 hubo 7.769 cortes de calles, casi mil menos que en 2022 (8.761), según la consultora Diagnóstico Político.

Estas medidas se presentan en un delicado escenario social y económico en Argentina, donde cerca del 45 % de la población es pobre y donde el Ejecutivo acaba de lanzar duras medidas de ajuste en un contexto de inflación del 160,9 % interanual. Con este telón de fondo, hay movilizaciones anunciadas para el 20 de diciembre, aniversario de las violentas protestas de 2001.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00