Baloncesto

Shaquille O'Neal se considera culpable de no ganar el anillo con Orlando en 1995: "Fiestas en mi casa, fiestas en la casa de D. Scott..."

El exjugador recordó cómo fue su primera oportunidad de ser campeón de la NBA y por qué lo desaprovechó

Shaquille O'Neal hace un mate ante Hakeem Olajuwon en las finales de la NBA de 1995 / John W. McDonough

Shaquille O'Neal se ha ganado ser una de las leyendas de la NBA tras ganar cuatro anillos (tres con los Lakers y uno con los Heat) y ser uno de los jugadores más dominantes de la pista. Pero todo este poderío empezó mucho antes, casi desde que fue seleccionado en la primera posición del Draft de la NBA de 1992 por Orlando Magic. El pívot de 2,16m de altura ya despuntó en sus inicios con la franquicia de Florida, con la que estuvo cerca de llevarse su primer campeonato. 28 años después, ha contado en el podcast 'The Big Podcast with Shaq' la verdad de por qué no ganaron aquella final contra Houston Rockets.

El famoso '32' se siente culpable de que no ganasen el anillo cuando apenas llevaba tres años en la élite ya que, según él, su vida nocturna le acabó perjudicando, a él y a su equipo. "Podríamos haber ganado a Houston, pero todo fue culpa mía. Realmente lo fue porque tuvimos un exceso de confianza tras ganar a los Bulls porque ya sabes, todo el mundo tenía miedo de Mike (Jordan). Crecí viendo películas de 'Kárate Kid'. En algún momento, el alumno tiene que eliminar al maestro para convertirse en el maestro", señaló el exjugador en la entrevista.

Más información

O'Neal recordó que tras ganar a Jordan tuvieron 10 días libres y "ahí empezaron los problemas". "Fiestas en mi casa, fiestas en la casa de D Scott. Alquilaba aviones privados antes de que eso existiera", continuó el pívot norteamericano. Su papel era fundamental en los Magic, pero ni con esas fueron capaces de ganar a los Rockets de Hakeem Olajuwon. Orlando llegaba de ganar a los Bulls y parecía que iba a comerse a Houston porque durante toda la temporada les habían tenido "contra las cuerdas". La realidad es que, pese al promedio de Shaquille O'Neal de 28,0 puntos, 12,5 rebotes y 6,3 asistencias por partido, finalmente cayeron por un doloroso 4-0 en el global de las finales.

"Nosotros junto a D. Scott en un jet enano volamos a Atlanta. Estuvimos en Magic City durante dos días y teníamos solo cinco de descanso. Así que las cosas se volvieron locas porque vencimos a Mike (Jordan) y tuvimos a Houston contra las cuerdas durante todo el año. No supe cómo mantener la concentración y se me fue de las manos. Además, cuando estuvimos ahí y jugué contra Hakeem (Olajuwon), que era mi ídolo, le tuve demasiado respeto”, reconoció finalmente el exjugador de la NBA.

Pese a este 'golpe, O'Neal pudo convertirse en uno de los mejores jugadores de la historia del campeonato donde ha llegado a levantar un MVP en el 2000, tres MVP de las finales de la NBA y otros tres MVP del All-Star, por no hablar de sus cuatro anillos y del oro olímpico de 1996 y del Mundial (más su respectivo MVP) de 1994 en Canadá. Actualmente es el octavo máximo anotador de la historia de la NBA con 28.596 puntos.

Especial Navidad en 'Play Basket'

Especial Navidad en 'Play Basket'

01:13:11

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1702916516078/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00