Internacional

La Justicia de Alabama (EEUU) dictamina que los embriones congelados son niños

Los jueces, citando el lenguaje antiaborto de la Constitución de Alabama, dictaminaron que una ley estatal de 1872 que permite a los padres demandar por la muerte de un menor "se aplica a todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación"

Imagen de archivo de un embrión humano / Cadena SER

La Corte Suprema de Alabama ha dictaminado que los embriones congelados pueden considerarse niños según la ley estatal, un fallo que, según los críticos, podría tener amplias implicaciones para los tratamientos de fertilidad.

La decisión se ha emitido en un par de casos de muerte por negligencia presentados por tres parejas a quienes se les habían destruido embriones congelados en un accidente en una clínica de fertilidad. Los jueces, citando el lenguaje antiaborto de la Constitución de Alabama, dictaminaron que una ley estatal de 1872 que permite a los padres demandar por la muerte de un menor "se aplica a todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación".

"Los niños no nacidos son 'niños'... sin excepción según su etapa de desarrollo, ubicación física o cualquier otra característica auxiliar", escribió el juez Jay Mitchell en el fallo mayoritario del viernes del tribunal totalmente republicano.

Más información

Mitchell añadió que el tribunal había dictaminado previamente que los fetos asesinados mientras una mujer estaba embarazada están cubiertos por la Ley de Muerte Injusta de un Menor de Alabama y nada excluye a los "niños extrauterinos de la cobertura de la ley". El fallo ha provocado una avalancha de advertencias sobre el posible impacto en los tratamientos de fertilidad y la congelación de embriones, que anteriormente los tribunales consideraban propiedad.

"Esta sentencia está afirmando que un óvulo fecundado, que es un conjunto de células, pasa a ser una persona. Realmente pone en duda la práctica de la fecunación in vitro", señala Barbara Collura, directora ejecutiva de RESOLVE: la Asociación Nacional de Infertilidad, en una entrevista en AP. El grupo calificó la decisión como un "acontecimiento aterrador para 1 de cada 6 personas afectadas por la infertilidad" que necesitan fertilización in vitro.

En este sentido, añaden que plantea una serie de preguntas para los proveedores y los pacientes, incluso si pueden congelar futuros embriones creados durante el tratamiento de fertilidad o si los pacientes podrían alguna vez donar o destruir embriones no utilizados.

Los demandantes en el caso de Alabama se habían sometido a tratamientos de fecundación in vitro que condujeron a la creación de varios embriones, algunos de los cuales fueron implantados y dieron lugar a nacimientos sanos. Las parejas habían pagado para mantener a otros congelados en una instalación de almacenamiento en el Centro Médico Mobile Infirmary. En 2020, un paciente entró en la zona y extrajo varios embriones, arrojándolos al suelo y "matándolos", según el fallo. Los jueces dictaminaron que las demandas por muerte por negligencia de las parejas podían proceder.

Así, un grupo antiaborto ha aplaudido la decisión. "Cada persona, desde el embrión más pequeño hasta un anciano que se acerca al final de su vida, tiene un valor incalculable que merece y tiene garantizada protección legal", señala Lila Rose, presidenta y fundadora de Live Action en un comunicado.

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo, Tom Parker, ha mostrado su opinión citando a la Biblia mientras analizaba el significado de la frase "la santidad de la vida no nacida" en la Constitución de Alabama. "Incluso antes de nacer, todos los seres humanos llevan la imagen de Dios, y sus vidas no pueden ser destruidas sin borrar su gloria", ha señalado.

El juez Greg Cook, que presentó el único desacuerdo total con la opinión mayoritaria, dijo que la ley de 1872 no definía "niño menor" y se estaba extendiendo de la intención original para cubrir los embriones congelados.

"Además, hay otras razones importantes para preocuparse por la validez de la opinión principal. Ningún tribunal, en ningún lugar del país, ha llegado a la conclusión a la que llega la opinión principal", escribió, añadiendo que el fallo "casi con certeza pone fin a la creación de embriones congelados mediante fertilización in vitro (FIV) en Alabama".

La decisión de la Corte Suprema de Alabama dependió en parte del lenguaje antiaborto agregado a la Constitución de Alabama en 2018, afirmando que es "política pública de este estado garantizar la protección de los derechos del feto".

Los partidarios en ese momento dijeron que sería "una declaración de las creencias de los votantes" y no tendría ningún impacto a menos que los estados obtuvieran más control sobre el acceso al aborto. Los estados obtuvieron el control del acceso al aborto en 2022. Los críticos en ese momento dijeron que tendría amplias ramificaciones para el derecho civil y penal más allá del acceso al aborto y que era esencialmente una medida de "personalidad" que establecería derechos constitucionales para los óvulos fertilizados.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00