El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Claire Foy: "Cuando alguien muere, no significa que tu relación o ese amor mueran"

La actriz británica es una de las protagonistas de 'Desconocidos', drama gay de Andrew Haigh donde interpreta a la madre del protagonista que vuelve a la vida con la misma edad que tenía cuando falleció

Tráiler oficial de la película 'Todos Somos Extraños'

Tráiler oficial de la película 'Todos Somos Extraños'

Madrid

En los últimos meses del pasado año llegó a España la (supuesta) despedida del maestro del cine de animación, Hayao Miyazaki: El chico y la garza. En ella, Mahito, un niño de 12 años del Japón de los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, se ve obligado a adaptarse a dos duros cambios: la muerte de su madre en un incendio en un hospital y el traslado a una nueva ciudad con su padre. A los pocos días de instalarse en su nuevo hogar, recibe una aparición sobrenatural; una garza parlante que le informa de que su madre sigue viva y que le invita a desplazarse a otro mundo para encontrarse con ella. De esta manera, en la película de Miyazaki, es a través de una manifestación fantástica que el protagonista tiene la oportunidad de enfrentarse de manera física al duelo para tratar de reconciliarse con la vida a través de la muerte.

Salvando las distancias, es similar el ejercicio que propone Andrew Haigh (Weekend, 45 años) con Desconocidos, adaptación de la novela Strangers, del japonés Taichi Yamada. En la película, Adam (Andrew Scott), un deprimido guionista recién instalado en un moderno edificio de las afueras de Londres, comienza una relación con Harry, un joven vecino, (Paul Mescal) a la vez que descubre que sus difuntos padres (Jamie Bell y Claire Foy) siguen viviendo en su hogar natal con la misma edad que tenían cuando fallecieron en un accidente de tráfico. Así, impulsado por la puesta en escena sensorial de Haigh, asistimos a una doble reconexión en la vida de Adam: corporal en sus encuentros con Harry y emocional en sus visitas a sus padres, que se manifiestan con una edad similar a la que él tiene ahora. En ese sentido, el punto de partida es similar al de Petite maman de Céline Sciamma: el mágico reencuentro con los progenitores como semejantes, con la diferencia sustancial de que las películas de Sciamma y Mayazaki plantean la reunión en la infancia y la de Haigh en la adultez, lo que ofrece la posibilidad de conversar en igualdad de condiciones para cerrar heridas que nunca pudieron cicatrizarse.

Por la naturaleza de su argumento, la película no tarda en invitar a una suspensión de la incredulidad. El marco realista con el que parece comenzar la obra es transgredido por lo fantástico y Desconocidos se convierte en una pieza donde todo puede suceder. Por ejemplo, que Claire Foy y Jamie Bell, de 37 y 39 años respectivamente, traten a Andrew Scott, de 47, como su hijo y que el resultado sea tierno e íntimo. "Fue muy fácil", describe Claire Foy a El Cine en la SER. La actriz británica, memorable como la joven reina Isabel de The Crown, explica que la película "depende totalmente de si esas relaciones realmente funcionan" y destaca por ello que Andrew Scott "trabajó mucho en su físico y en la forma en la que nos hablaba". "Eso significaba que podíamos dar el salto imaginativo y el público también", indica sobre un proceso que se convirtió en una "dinámica". Sobre ello, concluye que "gran parte de la actuación tiene que ver con la imaginación y con lanzarse a las cosas, así que lo hicimos y no miramos hacia atrás".

Para Claire Foy, ese vínculo que une a Adam con sus padres más allá de la vida no es mucho más incognoscible que la propia existencia humana: "Cuando piensas en lo que son los seres humanos y en lo que hacemos, es algo alucinante". "La idea de que estamos en un pequeño planeta azul flotando en la oscuridad y que en este planeta podemos sentir un amor tan fuerte el uno por el otro que puede mover montañas es extraordinario", expone. La actriz insiste en una idea clave en la película: "En este planeta podemos sentir un amor tan fuerte el uno por el otro que puede mover montañas, es extraordinario y no es real; no se basa en la realidad". "La realidad no es algo que necesitamos cuando amamos; necesitamos sentimiento, emoción y conexión", afirma.

Al respecto, la intérprete cita a su compañero de reparto, Andrew Scott: "Lo explicó muy bien el otro día, dijo que cuando te despiertas de un sueño que es realmente espeluznante, no buscas la lógica en el sueño, tienes la sensación del sueño o la pesadilla y la llevas contigo". "Creo que eso es lo que se explora en esta película, el dolor que se explora y el hecho de que cuando alguien muere, no significa que tu relación o ese amor mueran, el amor aún continúa y el amor sigue ahí, y ese amor estará ahí para siempre", detalla. Foy rechaza "intentar entenderlo todo porque no necesitamos hacerlo, lo sabríamos todo y no quiero renunciar a la magia por querer saberlo todo"

Desconocidos cuenta con una pareja protagonista formada por dos de los actores más populares del momento. Por un lado, un Andrew Scott con una dilatada carrera en el cine y recordado por muchos por su papel como el cura de Fleabag del que se enamora la protagonista. Por el otro, un Paul Mescal nominado el año pasado al Oscar por el fenómeno indie Aftersun y próximamente protagonista de la secuela de Gladiator de Ridley Scott. Dos intérpretes que levantan pasiones, incluyendo a la misma Claire Foy, que afirma entre risas ser la creadora de ese fenómeno fan "Fui yo quien lo creó en el set de esta película". De Andrew Scott dice que le conoce "desde hace unos 15 años" y que "le quiero mucho, siempre he estado loca por él". "Es la persona más maravillosa del mundo y por la que todos se inclinan en una fiesta", asegura. Sobre Pau Mescal, revela que es fan desde Normal People, la serie que le elevó como una estrella . Destaca cómo en la película se unen "dos hombres increíblemente talentosos que también son emocionales, que se las arreglan para ser masculinos siendo al mismo tiempo increíblemente femeninos y lo guardan todo en una hermosa pepita de sí mismos". "Me alegro mucho de que haya un fenómeno fan por ellos, debería haberlo", afirma al mismo tiempo que añade que "los conozco a los dos y no son decepcionantes de ninguna manera, estar con ellos es tan genial como te puedes imaginar, tengo mucha suerte".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00