Internacional

Suecia se convierte en el miembro número 32 de la OTAN

El primer ministro del país ha firmado en Washington con el secretario de Estado el formalismo, tras un año de retrasos por las dificultades planteadas por Hungría y Turquía a la entrada de Estocolmo en la organización

El primer ministro Sueco, Ulf Kristersson. Archivo. / MAGNUS LEJHALL (EFE)

Suecia pidió el ingreso en la OTAN hace más de un año. Lo hizo conjuntamente con Finlandia, y mientras los de Helsinki ya son miembros de pleno derecho desde hace meses, Suecia vio entorpecido su acceso a la OTAN por la negativa de Turquía y los recelos de Hungría. Ambos países tiraron de diferencias políticas previas para bloquear el acceso de Suecia a la Organización, un procedimiento que requiere no solo el visto bueno, sino la unanimidad de todos los estados miembros.

Más información

En el proceso, Turquía ha conseguido una política de extradiciones más flexible con Suecia cara los miembros del partido del Kurdistán que reclama Ankara y un muy buen contrato armamentístico con Estados Unidos. Ha sido una negociación bien llevada por Erdogan, que no ha cedido hasta que sus demandas fueron satisfechas. El caso de Hungría era un poco más de cabreo porque Suecia ha denunciado reiteradamente la falta de libertades reales en Hungría y ha propuesto en Europa varias de las sanciones contra el régimen del ultra Viktor Orbán. El gobierno de Hungría no ha llegado a reprochar oficialmente a Estocolmo de "falta de respeto" hacia Hungría por las críticas de Suecia, en la línea de Bruselas, al Estado de derecho en el país centroeuropeo.

Pues solventado estos dos asuntos, el primer ministro sueco ha oficializado en Washington esa adhesión con el secretario de Estado norteamericano, Anthony Blinken. Allí ha dicho que Suecia aportará no solo un refuerzo armamentístico importante, porque tienen uno de los ejércitos más sólidos y profesionales de Europa, con armas de fabricación propia, sino que también será un referente en la seguridad, y equidad atlantista.

Día histórico ha dicho el primer ministro sueco Ulf Kristersson, quien aportará a la OTAN como nuevo miembro, unidad y solidaridad además de compartir las responsabilidades, y los riesgos de todos los aliados. Advierte el mandatario que Rusia es y seguirá siendo en el futuro próximo la mayor amenaza a la que se enfrenta la Alianza desde la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué supone la entrada de Suecia en la OTAN?

En abril de 1949, sus 12 fundadores —Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia y otras ocho naciones europeas— firmaron el Tratado del Atlántico Norte, comprometiéndose a protegerse mutuamente por medios políticos y militares. Desde entonces, la alianza ha crecido: hoy cuenta con 32 miembros, contando a la recién incorporada Suecia.

En caso de producirse una ofensiva rusa en un estado báltico, la defensa sería mucho más fácil porque la defensa podría llegar desde Letonia, Lituania y Estonia mucho más rápido y eficaz que por barco por Suecia.

La isla de Gotland es también un punto estratégico. Es una enorme isla en medio del mar Báltico que permite a Suecia disponer de una base estratégica muy favorable a sus intereses y controlar todo el Báltico.

Suecia ha tardado en sortear las dificultades planteadas primero por Turquía y luego por Hungría. Pero por fin se convierte en valioso activo del organismo internacional de la defensa, porque a su situación estratégica cara a Rusia, su ejército y el equipamiento del que disfrutan, son otro gran activo. En cuanto a efectivos, el ejército sueco no es muy numeroso, tiene 38.000 miembros, pero es sumamente moderno, sobre todo la fuerza aérea que cuenta con aparatos de última generación de producción propia.

Sus soldados son todoterreno, y aun sin ser miembros de la OTAN, han participado en misiones conjuntas como la de Afganistán. Suecia aporta el 1,3% de su PIB a defensa, y la ha ido incrementando exponencialmente desde hace años.

El artículo 5 del Tratado de la OTAN establece que un ataque armado contra un país de la OTAN se considera un ataque contra todos. La alianza prestará asistencia y defensa en ese escenario. Suecia se vería protegida y sería miembro de pleno derecho del consejo Atlantista, el órgano que decide la política de alianza de defensa. Tendrá derecho de veto, como han hecho Turquía primero y Hungría después a la entrada de Suecia en la Organización Atlantista, petición que se formalizó al tiempo que Finlandia que ya lleva casi un año formando parte.

Victoria García

Victoria García

En la SER, desde hace casi tres décadas, con algunas ausencias. Antes en Antena3 Radio y TV. Trabajé...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00