Hora 25Las entrevistas de Aimar
Sociedad

Olga Viza: "El día que una mujer narre un Barça-Madrid de fútbol masculino conoceremos a la mujer más valiente de España"

Aimar Bretos entrevista a la periodista Olga Viza

Después de más de 40 años de profesión, Olga Viza se ha convertido en una de las periodistas más reconocidas de la radio y la televisión en España. Estamos ante una referencia de la información deportiva, con logros profesionales como la narración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y la retransmisión de hasta tres mundiales de fútbol, entre otros muchos acontecimientos. Directora de los informativos de Antena 3 desde 1992 hasta 1998, puede presumir también de ser una de las pocas periodistas de este país que ha moderado un debate presidencial, el segundo cara a cara entre Zapatero y Rajoy en 2008. En 'Hora 25' hablamos con ella sobre toda su vida y su trayectoria.

Las entrevistas de Aimar | Olga Viza

Las entrevistas de Aimar | Olga Viza

26:07

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1710175896286/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

¿Qué es una buena entrevista?

Aimar Bretos comienza preguntándole a Olga Viza qué entiende ella por una buena entrevista: "Si la tengo que hacer yo, que me sorprenda para bien el personaje, que me diga la verdad y que yo sea capaz de sacar lo mejor o lo peor, depende de lo que yo busque. Si me la hacen a mí, pues sentirme bien. Me siento muy rara cuando me entrevistan, entonces me da por preguntar a mi interlocutor, soy un poco molesta". La periodista catalana recuerda cómo preparaba ella las entrevistas: "Yo me pasaba horas y horas estudiando, escuchándole, viendo qué cosas me podría decir... Y me ocurría luego que cuando me ponía delante del personaje no me sorprendía nada. Eso me molestaba. Yo notaba que tenía el impulso de ponerme incisiva para que me dijera algo nuevo y que el error era que tal vez sabía demasiado sobre lo que me iba a contestar o que tendría que haberle preguntado cosas que no le llevaran a ese territorio. Pero es maravilloso estudiar al personaje. Es muy bonito preparar una entrevista".

La forma de entrevistar pasa por muchas modas. Hay épocas en las que se lleva más la entrevista incisiva, otras en las que la tendencia es hacerla más reflexiva... ¿Qué tipo de entrevista le gusta más a Olga Viza? "La entrevista es como una partitura: puede empezar melódica, puede después sonar solo percusión, puedes repetir el estribillo muchas veces... Depende. Me gustan aquellas entrevistas que no son monótonas y en las que acierto que ambos, interlocutor y entrevistador, están pasándoselo bien. Yo siempre creo que si yo me lo paso bien entrevistando a alguien, al menos tendré bastantes pares que se lo puedan pasar bien".

Que entrevistado y entrevistador se escuchen es fundamental para la histórica periodista: "A veces tenemos la tentación de cortarle, eso ocurre mucho en la entrevista política, porque tenemos la seguridad de que nos está colando el mensaje. Eso a mí me ha pasado mucho, pero después he llegado a la conclusión de que es mejor contenerse y escuchar. Es muy bonito escuchar cuando alguien te da, porque un entrevistado te da. A veces te está dando una mentira. Alguna vez me la habrán colado seguro". Olga Viza confiesa haberlo pasado mal en algunas entrevistas, haber hecho algunas malas entrevistas a lo largo de su carrera, lógicamente, pero nunca ha sentido que sus entrevistados le hayan faltado al respeto: "Sí he sentido en algunos personajes muy famosos que estaban hartos de entrevistas".

El periodismo deportivo

En el mundo del deporte hay miedo al titular, nos dice Olga Viza: "Los futbolistas tienen pánico, te preguntan cuando acabas qué titular vas a poner, tienen miedo a la repercusión. Desde que las redes presiden el periodismo van acojonados". Existe el perfil del deportista que se expresa con obviedades, con limitaciones: "Es verdad que el cliché fue cierto durante mucho tiempo. Ahí sí que ha habido una evolución con los nuevos deportistas". A la periodista catalana lo que le interesa de los deportistas es: "Lo que les cuesta, lo que les pasa, cómo lo han preparado, cómo asumen el éxito o el fracaso. Es lo que más. Después de tanto tiempo la mirada que tengo sobre el deporte ha variado un poco. Me interesa mucho lo que no veo. Y desde luego me gusta ver también lo que hacen".

¿Estamos cada vez más cerca de que una mujer narre un Barça-Madrid de fútbol masculino? "Yo lo doy por hecho. No sé cuánto tardará. Yo siempre digo que espero ver algún día a alguna mujer presidiendo la FIFA. Va a ser más temprano que una mujer presida el Comité Olímpico Internacional. ¿Que narre un Barça-Madrid? Ese día conoceremos a la mujer más valiente de España. Pero estoy segura que sí. El primer día que escuché a Vicky Sparks, que es la narradora de la BBC, cantando un gol de Cristiano en el Mundial de Rusia te juro que me emocioné. Me pareció un hecho sustancial. Aquí hay mujeres capacitadísimas para hacerlo. Otra cosa es que el oído general se acostumbre a eso. Es puro hábito y pura cultura".

"Yo no he sufrido mucho machismo a lo largo de mi carrera. Yo decepciono mucho", confiesa Olga Viza. Y explica: "Lo importante no es dónde trabajas, sino con quién. Cuando empecé yo llegué a Televisión Española, a Barcelona, éramos tres mujeres aquí, dos en Madrid... Éramos la novedad. El director tenía 26 años. A él le daba igual, iba recaudando material en la facultad a ver quién quería apuntarse a eso y nos trataba igual a las mujeres que a los hombres. Yo fui a sustituir a Mercedes Milá, yo heredé sus deportes. En el minuto uno me enviaron a hacer el Mundial de Fórmula 1. No lo noté en aquel lugar. Otra cosa es en la moqueta, en los pisos con moqueta. Cuando tú vas a hacer entrevistas a presidentes de clubes, federaciones... 'Viene la niña', pues sí, viene la niña. Yo siempre he pensado que nada iguala más que la preparación y la pregunta adecuada".

Panorama mediático

Para analizar el estado actual de los medios de comunicación, Olga Viza se detiene en dos factores a tener en cuenta: "Primero, las redes sociales. Yo echo siempre mano de una frase de Iñaki Gabilondo: 'En caso de inundación lo primero que escasea es el agua potable'. Con la sobreinformación son necesarios los periodistas que contrastan información. Y, luego, el periodismo de trinchera. Yo lo he conocido primero en el deporte. No hace bien a la sociedad en general. Hemos convertido el debate en conflicto, que es mucho más atávico y una tertulia encendida atrae. No sé, hay mil cosas que han convertido el periodismo en la piedra que tienes que ir buscando por la jungla. Pero yo sigo creyendo en el periodismo. Creo que hay excelentísimos, y no pocos, periodistas, solo que ahora, como diría Rosa María Calaf, ahora entretenemos más que informamos. La gente cree que está informada y está entretenida. Yo entiendo que la información es más aburrida, pero es la gasolina que necesitamos para caminar. Demasiado ruido, Aimar".

En cuanto a la forma de jerarquizar la información en un informativo, nos explica la periodista: "Yo he trabajado en la televisión comercial. Una vez, un director me puso en su despacho delante de cinco monitores, cuando yo editaba el informativo de las tres. Y me decía: 'mira, cuando tú has empezado, que has empezado con macroeconomía, se te han ido cien mil que se han ido a esta otra cadena que ha empezado con un suceso'. Y le digo: 'No quiero ni saberlo. No quiero mediatizarme con eso'. Lógicamente, si tú empiezas un informativo con un impacto, ahí te quedas. Los 5 segundos. Si a los 5 segundos no llamas la atención, huyen. De modo que la forma de escaletear en las comerciales... Oye. Pero en una pública no lo perdonaría. En realidad no se lo perdonaría a nadie si quieres que te diga la verdad".

Sobre su relación con el público, decía Olga: "Hay pocas cosas tan excitantes como ponerse delante de una cámara, de un micrófono o de un folio en blanco para contar algo que le va a interesar a la gente. De modo que la relación con el público es una relación contigo mismo. No siempre he estado a la altura de lo que mi público ha esperado de mí. Seguro que he hecho cosas en cuarenta y tantos años y en directo casi siempre en las que me he equivocado. Solo tengo una cosa en mi descargo: cualquier cosa me la he tomado en serio. Me puede haber salido mejor o peor, pero siempre me he tomado en serio la entrevista, la noticia, el reportaje, la narración. Siempre me lo he tomado en serio porque tiene que ir en nosotros y porque es una manera de disfrutarlo también".

Nietos, Barcelona y Madrid

Ahora Olga Viza disfruta mucho de sus nietos: "Fíjate que son adoptados, eh. Son de mi marido. Yo creí que eso de convivir con alguien que tiene hijos le pasaba a mis amigas, pero a mí no. Lo bueno es que como no he jugado con hijos, soy la que se cuelga del árbol, la que hace el plano de la yincana, la que organiza Juegos Olímpicos en un patio... Soy la niña que no se desgastó". ¿Eres muy disfrutona?, le pregunta Aimar: "No lo sabes tú bien. Reivindico mucho los pequeños placeres, los cotidianos, eso sí que es un bien de la vida".

Barcelona, para la histórica periodista, es la ciudad a la que nunca creyó volver: "Yo era una barcelonesa, me encanta mi ciudad. Viví 18 años en Madrid y pensé que nunca volvería, que antes me iría a una corresponsalía... Pero ahora la he reencontrado. Barcelona era para mí una manera de caminar por la calle, un grado de humedad, el aperitivo al lado del mar... Esas cosas. Y es mi familia, claro". ¿Y Madrid? "Me lo he pasado tan bien. Yo mantengo mi casa de Madrid, voy todas las semanas. En 18 años construí otra familia, otro mundo. Cuando tú llegas a un lugar solo, sin conocer a nadie, solo por el hecho de cómo te acoge Madrid o las personas con las que te encuentras, yo le tengo gratitud absoluta. Me encanta. Luego hubo un núcleo de compañeros que fueron amigos y ya nunca me sentí sola", confiesa Olga Viza.

"Para mí un amigo es al que puedo llamar ahora mismo y decirle: tengo un problema. O al que puedo llamar ahora y decirle: tengo que contarte una cosa, es que se me sale el corazón y te lo tengo que contar. O al que le puedo decir: te has equivocado. O aquel que me dice te has equivocado y yo no me enfado. Con el que se puede conversar de todo a cualquier hora. También te puedes encabronar con ellos. Si hablas de política, por ejemplo, claro que te enfadas, pero se pasa. Eso es un amigo, cuando se te pasa", nos contaba la periodista sobre el concepto que tiene de la amistad.

Josema Jiménez

Josema Jiménez

Periodista de Sanlúcar de Barrameda. Trabajo en la Cadena SER desde 2018. Antes en Hoy por Hoy, ahora...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00