Internacional

Gente volando por la cabina de un avión entre Sídney y Auckland que se paró en el aire y empezó a caer: hay 50 heridos

El piloto dice que fallaron los mandos

Madrid

Las autoridades de Chile y Nueva Zelanda investigan la "fuerte sacudida" que sufrió este lunes un vuelo de Latam entre Sídney y Auckland, debido a un "fallo técnico" que hizo que el avión se precipitara de forma repentina, dejando unas 50 personas heridas.

La Comisión de Investigación de Accidentes de Nueva Zelanda (TAIC, siglas en inglés) informó este martes en un comunicado enviado que está "recopilando pruebas relevantes para la investigación, incluida la incautación de las grabadoras de voz y datos de vuelo de la cabina" para esclarecer lo sucedido.

La TAIC aclaró que sus pesquisas sobre este incidente, ocurrido en el espacio aéreo internacional, se dan en virtud a un pedido de la Dirección General de Aeronáutica Civil de Chile (DGAC), que es el organismo "responsable de investigar el accidente" en el marco del Convenio Internacional de Aviación.

Por su lado, la DGAC anunció en un comunicado publicado este martes en X que tiene previsto designar a "un representante acreditado" en Nueva Zelanda para participar en la investigación. Mientras, Latam indicó en un correo electrónico enviado que "está trabajando en coordinación con las autoridades respectivas para apoyar las investigaciones sobre el incidente".

El avión Boeing 787 de Latam llevaba 263 pasajeros a bordo y 9 miembros de tripulación cuando aterrizó el lunes a las 16:26 hora local (04:26 gmt) en el aeropuerto de Auckland después de que el avión se precipitara súbitamente en pleno vuelo.

Un avión con 379 personas a bordo se incendia después de chocar con una aeronave militar en un aeropuerto de Tokio

El incidente causó heridas a unas 50 personas, una de las cuales se encontraba en condición "grave" y el resto con lesiones "moderadas" o "leves, precisó el Servicio de Emergencia Hato Hone St. John de Nueva Zelanda.

Latam ha detallado que diez pasajeros (dos de Nueva Zelanda, cuatro de Australia, uno de Chile, dos de Brasil y uno de Francia) y tres tripulantes fueron trasladados a hospitales, pero la mayoría ya han recibido de alta y ninguno de ellos sufre heridas que ponga "en riesgo la vida".

"Con la sacudida abrí los ojos y vi a mi compañero del pasillo en el techo del avión"

Si bien la aerolínea chilena no ha ofrecido hasta ahora detalles del fallo técnico, ni de cuándo sucedió el incidente, uno de los viajeros relató una "caída repentina" unos 45 minutos antes del aterrizaje. "Estaba quedándome dormido, sentado junto a la ventana en una fila de tres asientos, y con la sacudida abrí los ojos y vi a mi compañero del pasillo en el techo del avión, que estaba precipitándose (...) Pensé que estaba soñando", afirmó Brian Adam Jokat, canadiense de 61 años que viajaba a Auckland.

Según página Flightradar, el avión se precipitó unos 100 metros cuando había cubierto unas dos terceras partes de su ruta, cayendo repentinamente de una altitud de 41.000 pies a unos 40.692.

El vuelo L800 entre Sídney y Santiago de Chile con escala en Auckland es muy popular entre las decenas de miles de inmigrantes latinoamericanos que viajan a sus países de origen.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00