Hora 25La entrevista
Política

Imanol Pradales (PNV): "Soy un independentista con los pies en el suelo"

El candidato a lehendakari ha pasado por los micrófonos de la Cadena SER para hablar de las elecciones del 21 de abril

Imanol Pradales (PNV): "Soy un independentista con los pies en el suelo"

Imanol Pradales (PNV): "Soy un independentista con los pies en el suelo"

26:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1710453897186/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El próximo 21 de abril se celebran las elecciones al parlamento del País Vasco. Los principales partidos han hecho una renovación simultánea de todos sus candidatos: el PNV, el PSE-PSOE y EH Bildu presentan a una nueva generación de políticos para un periodo electoral incierto. Las últimas encuestas apuntan a un resultado muy estrecho entre PNV y Bildu -la mayoría está en 38 diputados- y sobre este escenario sobrevuela la política nacional. En este contexto, Imanol Pradales, candidato del PNV, ha pasado por los micrófonos de la Cadena SER, en 'Hora 25' con Aimar Bretos.

Cuál es su lectura del momento político a nivel nacional. ¿Peligra la legislatura?

Es un momento intenso, pero no creo que peligre la legislatura. Es un momento complejo, porque la convocatoria de las elecciones en Cataluña ha alterado el tablero que pensábamos todos.

¿El adelanto electoral en Cataluña le va a restar protagonismo a las vascas?

Esa convocatoria nos permite centrarnos en la agenda vasca. Lo importante es que tengamos la oportunidad de hablar de los temas que preocupan a la ciudadanía vasca, la sanidad, la vivienda, el empleo, la educación... Esto permite que el foco esté en Euskadi porque quizás podría haber una tentación por parte de los líderes de los partidos españoles de tener un desembarco para jugar a otra cosa. Cataluña no permite que todas las naves las pongan en dirección Euskadi.

Llama la atención que en Euskadi se va a producir una renovación absoluta, con todo candidatos nuevos, una generación nueva… y en Cataluña siguen dando vueltas a la rueda

El PNV movió el tablero vasco. Había una cierta expectativa por ver qué iba a hacer el PNV y cuando se decidió que yo fuese el candidato, una persona joven de 48 años, obligó a otros partidos políticos a moverse.

¿Urkullu no era un buen candidato?

Hay que conocer cómo funciona el PNV y sus procesos de decisión. Existe la llamada bicefalia y el partido entendió que había que iniciar un nuevo ciclo político desde el punto de vista del relevo generacional y de la evolución de lo que el partido tenía que hacer no en los próximos cuatro años, sino en 10 o 12. La decisión estaba reflexionada y compartida con el propio lehendakari.

¿En qué se diferencian usted y Urkullu?

Creo que al final todos hemos tenido vivencias que nos van marcando. Los dos compartimos los mismos principios ideológicos, tenemos las mismas raíces ideológicas, pero obviamente ni mi trayectoria profesional ha sido la de Urkullu ni yo tengo la visión de Urkullu porque generacionalmente me preocupan, por ejemplo, tengo una hija pequeña y me preocupa la educación, el ámbito sanitario, o tengo amigos con trabajo precario y creo que hay que trabajarlo, o el impacto de la economía digital, tenemos una manera diferente de aproximarnos a las necesidades de la ciudadanía vasca.

¿Quién es Pradales?

Un tipo de Santurtzi, de la margen izquierda, de 48 años, el mayor de cuatro hermanos, todos varones, de familia trabajadora, que tuvo la oportunidad de estudiar y que se comprometió políticamente con una edad determinada y que hace 12 años dio un paso para estar al frente de una responsabilidad pública como es la diputación de Bizkaia. Me he dedicado a la gestión pública, en el ámbito del empleo, el desarrollo económico, el talento... Y un buen día alguien cree que puedo ser ese perfil que necesita el PNV para dar el salto generacional.

¿Qué es Pradales ideológicamente?

El PNV ha tenido una virtud y ha sido un partido interclasista que ha creido en el humanismo y en la justicia social y a la vez en la importancia de la empresa privada, en la creacion de riqueza para luego poder repartirla. Siempre hemos orientado las políticas desde esa visión. Si alguien mira la trayectoria de cómo hemos hecho políticas públicas en los últimos 30 años somos la primera comunidad en crar la Renta de garantía de ingreso familiar una medida progresista y que pone en marcha el PNV. Siempre hemos tenido una sensibiidad social especial porque provenimos de una tradición del humanismo, de las personas en el centro de las políticas. Eso es compatinle con la creación de riqueza. Si no generas riqueza, acabas generando pobreza.

¿Se puede ser el partido de la patronal y de los trabajadores?

Soy hijo de una familia trabajadora y provengo de la margen izquierda, la llamada cuna de la clase obrera vasca. EL PNV tiene esa virtud, es un partido abierto, interclasista, que pone a la persona en el centro de sus políticas y eso le lleva a ayudar al ámbito de la empresa a que crezca, porque es una manera de crear empleo, y también una manera de tener unos recursos públicos. Los impuestos que se recaudan a partir de la generación de riqueza.

¿Qué opina de la inmigración?

Hace falta más inmigración en este país. Estamos en un momento similar al que vivió Euskadi en sus fases de industrialización, finales del siglo XIX y principios del XX y en los años 60. Había gran crecimiento económico, una industrialización floreciente y hubo necesidad de que vinieran muchas personas. Mis abuelos por parte de padre llegan a Euskadi al hilo de ese calor. Estamos en ese momento, estamos creciendo, pero la tasa de natalidad es muy bajita. Tenemos que atraer inmigración y a ser posible inmigración cualificada, porque así lo demandan los empleos que se están creando. Tenemos que hacerlo con la misma inteligencia que lo hemos hecho desde el punto de vista de la integración. Si algo se ha demostrado es que personas que vinieron de otros puntos del estado hace años se integraron con una sociedad abierta y plural. Mi hija y yo hablamos euskera y mis padres no lo hablan.

¿Qué va a hacer usted para arreglar el sistema vasco de salud?

Es verdad que el sistema sanitario ha sufrido un tensionamiento con la pandemia y es verdad que nos han dejado heridas. Tiene prioridad máxima. Y señlaría dos ámbitos: uno, tenemos que recuperar que una persona que vaya a un ambulatorio le miren a los ojos, que las personas mayores que necesitan ir rapidamente a un ambulatorio lo puedan hacer...Hemos tenido problemas de accesibilidad y presencia que derivaban de la pandemia y lo tenemos que mejorar. También el embudo que se nos generó en las listas de espera. Hay que reducirlas. Y, además, poner en marcha una transformación del sistema. Creo que tenemos muchos recursos disponibles, mucha calidad profesional y tenemos que ilusionarles, reengancharles.

¿Va a entrar al cara a cara con Bildu?

Quiero constratar modelos. Las campañas tienen que servir para eso. Que cuando la gente decida ir a votar haya tenido la capacidad de contrastar lo que unos y otros le proponemos a la sociedad vasca. Por ejemplo, con la vivienda son partidarios de quitar la deducción en renta que existe para la compra de vivienda, me parece que ese no es el modelo y yo defiendo todo lo contrario. Quiero que contrastemos modelos en el ámbito de la política industrial, me preocupa escuchar el intervencionismo de lo público en la economía como una receta. Creo que tiene que haber un liderazgo público y colaborar con la iniciativa privada. Lo que no tiene que haber es un intervencionismo público. Me preocupa esos mensajes.

¿Le preocupa que Bildu pueda obtener más parlamentarios que el PNV, por primera vez en la historia?

Creo que hay muchos factores que juegan en lo que puede ser la foto. El que está al frente del Gobierno siempre sufre desgaste y se ha visto en todo Europa. Especialmente tras enfrentarse a una pandemia, una guerra, la inflación, etc. También es importante tener en cuenta que en este momento nosotros tenemos que hacerle una nueva oferta a la sociedad vasca, con un nuevo equipo de personas, y hay que ver cual va a ser la reacción de la sociedad vasca. Yo confío en que vamos a ganar las elecciones y vamos a refrendar la mayoría social.

¿Acepta la propuesta de Bildu de dejar gobernar a la lista más votada?

Eso es tacticismo. Lo primero que hay que ver es qué pasa el 21 de abril y después hablar de gobernabilidad. Si seguimos la lógica de Bildu, Feijóo sería presidente, UPN gobernaría Pamplona y Navarra... es tacticismo puro y duro.

¿Se fía del PSOE cuando dice que no pactará con Bildu?

Yo solo confío en la palabra del PNV. Para evitar tentaciones, habrá que votar en masa al PNV y así garantizará que no tengamos tentaciones de otro tipo. Tenemos un Gobierno de coalición en los ayuntamientos y diputaciones que está en vigor y creemos que la coalición funciona y ha traído grandes beneficios a este país. Pero las decisiones son de cada partido político y yo me fio de las del PNV.

¿Va a impulsar algún proceso para cambiar el estatus de Euskadi dentro de España?

Tenemos muy diseñada cual es la hoja de ruta de los próximos años. En los siguientes dos años, nos hemos comprometido a cumplir el estatuto de Gernika en un acuerdo con el PSOE que lo ratificó Sánchez con Ortuzar. Hay que cerrar ya esa carpeta porque es una ley de obligado cumplimiento, no podemos seguir teniendo algunas materias que no se han transferido. Algunos temas que son relevantes para la economía vasca, como la gestión de los puertos y aeropuertos o la cuestión del régimen de la seguridad social. También hemos establecido cuáles son los siguientes pasos en un acuerdo con el PSOE. Hablamos de cuatro cosas: el reconocimiento nacional de Euskadi, la bilateralidad, es decir, extender el modelo de concierto económico al ámbito competencial del conjunto de las materias que sean exclusivas para Euskadi, que exista un sistema de garantías, porque hoy el árbitro está comprado, en referencia al Tribunal Constitucional. También la inclusión de la foralidad, porque los territorios forales tienen su especialidad y así figura en la Constitución.

¿Es independentista?

Soy indepedentista con los pies en el suelo. Nosotros el año 79 tomamos una decisión política estratégica que es la de avanzar en términos de autogobierno y aspirar a ir avazando en ese sentido con competencias más amplias. En estos momentos es muy importante tener la capacidad de tener una voz en Europa porque se tratan temas que nos afectan. [Queremos tener una voz en el Ecofin] Claro, porque nosotros tenemos nuestros ministros de Hacienda y Finanzas, que son los diputados forales de Hacienda, existe la capacidad propia de las Haciendas forales... ¿Por qué no podemos estar donde se deciden temas de debate fiscal y financiero? Si afectan al día a día de los vascos... ¿Dónde está el problema?

¿Qué quiere decir ejercer la capacidad de decision de Euskadi?

Tenemos que buscar un acuerdo entre vascos y después uno con Madrid en el Congreso. Y posteriormente refrendarlo popularmente. Es decir, que sigamos de alguna manera lo que hicimos con el Estatuto de Gernika.

¿Y todo esto en la próxima legislatura?

Hay que iniciar ese camino en la próxima, pero primero hay que cerrar el cumplimiento estatutario con Gernika.

¿Se entendería mejor con Feijóo que con Sánchez o al revés?

Me voy a entender perfectamente con aquel que defienda los intereses de Euskadi y desde ahí hoy es el señor Sánchez con quien hay que entenderse y mañana veremos.

¿El PNV siempre gana?

El PNV siempre busca la defensa de los intereses de Euskadi, de los vascos y vascas.

Urkullu tiene una imagen de aburrido, ese era su plus, y en sus entrevistas habla de moderación y no sé si le han dicho que tiene que ser aburrido

Creo que hay que ser prudente, a veces, no aburrido. Hay que tomarse las cosas con la serenidad que merece porque gobernar un país no es irse de fiesta. Y sobre todo estar centrado en las cosas que le importan a la gente. En Euskadi importa el empleo, la sanidad, educación, la vivienda... Igual son aburridas pero me parece que el bienestar futuro de este país pasa por acertar con este tipo de cosas.

Euskadi es más insegura que hace cinco años

En Euskadi que sigue siendo un país seguro tenemos algunos lugares en las capitales en los que han aumentado los ratios de inseguridad y creo que eso hay que abordarlo porque cuánto antes ataquemos esa cuestión mejor será para todos. Se consigue con más prevención policial, más políticas de prevención y cuándo toca, el que la hace la paga.

Esta semana hemos visto que miembros de los distintos partidos a hacer cola para inscribir las candidaturas. ¿Por qué hacen esto? ¿Tan importante es ser el primero?

Luego es la primera candidatura la que llega a los hogares y hay un cierta creencia en los partidos políticos vascos de que es importante y cada uno hace los deberes.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00