La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

La enfermedad "olvidada" que afecta a más de dos millones de españoles y de la que ni siquiera existe un registro de pacientes

Se ha asomado a 'La Ventana' José Méndez, presidente de la Asociación Madrileña de Pacientes con Covid Persistente, para hablar sobre la falta de atención e información disponible cuatro años después del confinamiento

COVID-19 brain fog, conceptual illustration. Brain fog is one of the most common symptoms of long COVID. It is a general term used to describe the feeling of being mentally slow, fuzzy, or spaced out / VICTOR HABBICK VISIONS/SCIENCE P

'El olvido que somos'. De este modo se titula el manifiesto que la Asociación Madrileña de Pacientes con Covid Persistente (AMACOP), junto con otras agrupaciones de distintos territorios, ha publicado la víspera del día internacional que recuerda que más de dos millones de personas, solo en España, aún arrastran las secuelas que les dejó el coronavirus: febrícula, dolores de cabeza, sensación de niebla mental, pitidos, dolor en la garganta, ganglios inflamados, taquicardias y mucho, mucho cansacio.

Pero a todo ello hay que sumarle, también, una falta de recursos y de conocimiento por parte de las administraciones por la que, cuatro años después de que empezara el confinamiento, hemos invitado a conversar en La Ventana a José Méndez, el presidente de AMACOP, para que nos cuente en qué consiste, exactamente, ese olvido del que también son víctimas.

"Mi caso es un caso absolutamente normal", ha explicado él. "Tengo fatiga y una infinidad de síntomas que aparecen, como dolores neuropáticos similares a la fibromialgia. A veces son muy discapacitantes y otros días son menos". Él se contagió en mayo de 2021, un año después de la primera ola, y ni siquiera estuvo en la UCI. En el hospital estuvo una semana con oxígeno y en cuanto estuvo un poco recuperado ya lo enviaron a su casa.

"En el hospital trabajaba con el oxígeno puesto", ha contado. "Luego seguí haciendo cosas desde casa, aunque prácticamente no podía". De hecho, tras solo una semana reincorporado en el trabajo tuvo que cogerse otros siete días de vacaciones. Cuando por fin volvió, el día 31 de julio, lo despidieron. "Soy economista. Trabajaba en el departamento financiero de una empresa". Una empresa a la que, por cierto, venció recientemente en varios juicios (incluido uno en el Tribunal Supremo) porque no le reconocieron ni la antigüedad ni la improcedencia del despido. "Y al que no le despiden no le adaptan el puesto de trabajo y lo arrinconan", ha añadido al final el invitado.

Mucha gente no sabe ni siquiera que está enferma

Así, José Méndez ha contado cómo convivir, personal y laboralmente con la permanencia de los síntomas, no resulta nada sencillo, sobre todo por la falta de atención por la falta de reconocimiento: "Es una enfermedad que funciona por brotes, pero también en muchos casos no es así y la media de movimiento es nula, o puedes ir un día al trabajo y al día siguiente tienes que quedarte a descansar. Todo eso habría que tratarlo de alguna forma especial".

Además, del mismo modo que durante la pandemia vimos cómo mucha gente ni siquiera se percató de haber pasado el virus, también ahora "están surgiendo casos nuevos todos los días" de covid persistente. "Nos encontramos en situaciones en las que hablas con alguien y se da cuenta de que también les pasa algo parecido, pero también con personas que tienen la enfermedad, están encamadas, y no les pueden decir qué tienen por el desconocimiento absoluto por parte de los médicos, que bastante tienen con lo que tienen", ha lamentado.

Porque, cuatro años después de la declaración del confinamiento, después de casi 200.000 muertes y después de recobrar esa tan añorada 'normalidad', lo cierto es que para ellos, sigue todo prácticamente igual. "No hay ningún tratamiento específico", ha revelado José Méndez, para acto seguido indicar que tampoco hay "un flujo asistencial hacia los pacientes".

Por desgracia, la lista continúa: "no hay formación a los médicos, cuando dices que tienes covid persistente se echan para atrás porque entienden que puede ser contagioso... ni siquiera hay un registro de pacientes". Esto último es, al final, lo que más les sume en esta invisibilidad de la que pretenden salir, que incluso estando "en 2024 las administraciones públicas no te sepan decir cuántos pacientes tienen. Es increíble", ha lamentado. Pero su lamento, aún hoy, sigue cayendo en el olvido. Y en España hay, aún hoy, dos millones de olvidos más.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00