La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

Lo revolucionario de contar la paternidad: "No creo que debamos apostarlo todo al tiempo de calidad"

Se ha asomado a 'La Ventana' Sergio C. Fanjul, periodista de El País y autor de 'El padre del fuego' para hablar sobre lo vivido desde el nacimiento de su hija

Lo revolucionario de contar la paternidad: "No creo que debamos apostarlo todo al tiempo de calidad"

Lo revolucionario de contar la paternidad: "No creo que debamos apostarlo todo al tiempo de calidad"

15:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1710872956085/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Algunas palabras pueden significar más de lo que, en un primer momento, pueda parecer. Ser padre, por ejemplo, va mucho más allá de una cuestión genética, de "poner un espermatozoide en el sitio", como ha señalado la periodista Verónica Sanz en 'X'. Pero es que, además, la cosa se complica si de lo que se trata es de "ser un buen padre". ¿Qué significa todo esto? Tal vez ni los propios implicados sepan encontrar una respuesta

Aún así, en este martes tan especial hemos querido desde La Ventana tratar de definir un poco más dónde empieza y dónde acaba (si es que acaba) la paternidad. Por ello, y aprovechando que ya había estado con nosotros hablando sobre si leer libros nos hacía mejores personas, hemos invitado a charlar a nuestro compañero de El País Sergio C. Fanjul, que acaba de publicar 'El padre del fuego' para que nos explicase sus vivencias como progenitor. La primera pregunta estaba clara: ¿ser padre nos convierte en buenas personas?

¿Leer nos hace mejores?

¿Leer nos hace mejores?

43:01

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1699295183136/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

“Es más bien al revés", ha contestado él: "Hay que ser buena persona para ser padre". No obstante, ha reconocido que esto no siempre se cumple y que, del mismo modo, "si uno decide ser un padre que se implica" puede llegar a "ser una buena persona y sobre todo una persona más cuidadosa". De hecho, el propio Fanjul se ha sorprendido a sí mismo tomándose la crianza de su hija como algo más serio de lo que parecía normal en él, hasta el punto de ser consciente de todos los sacrificios que la paternidad implica. "Si la gente supiera como es ser padre nadie lo sería", ha bromeado al respecto, "debe de haber una especie de estrategia evolutiva".

Responsabilidades, implicación, cambios en el estilo de vida y, por otro lado, experiencias totalmente nuevas. Todo es extraño y a la vez fascinante, quizá el hecho, como ha apuntado Luz Sánchez-Mellado, de que él forme parte de "una generación que nos está enseñando cómo ser padres" y se esté atreviendo a mostrar los entresijos de "una cosa de la que no se hablaba".

"Eso es lo que quería", ha confesado nuestro invitado, "tomar la iniciativa y contar todo esto para hacer un relato de lo que ha sido para mí ser padre". Y así unirse a una oleada de autores actuales, como Andrés Neumann o Alejandro Zambra, que están adentrándose en la literatura sobre la paternidad, normalmente más presente "en el ámbito femenino".

Un modelo a no seguir

Con todo, Fanjul ha querido insistir en el hecho de que su libro no es un manual ni pretende dar lecciones ha nadie sino, como mucho, la reivindicación de una forma de padre, lejos de lo cómico o del desastre. "Yo quería hacer un testimonio un poco literario y un poco poético", ha explicado, sin por ello restarle mérito a todos esos libros que pueden ayudar a los padres y madres a prepararse para esta etapa. "Hay libros buenísimos que nos han servido mucho".

Por último, Sergio ha reconocido que sus propias vivencias como hijo le han servido para saber qué es lo que quiere y lo que no. "Yo no tuve una infancia feliz", ha confesado. Su padre, con "un problema de adicción", es para él a día de hoy "una influencia positiva, en el sentido de que tengo un modelo al que no seguir". Por ello, trata de ser una figura presente, aunque no sea para hacer algo concreto. "No creo que debamos apostarlo todo al tiempo de calidad, sino al tiempo de la convivencia sin más", ha comentado al respecto, "para mí eso es importante y es lo que intento hacer para ser un padre presente como no fue mi padre".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00