Fórmula 1

"¡Recomendaría a todos los pilotos quitarse el apéndice!": Carlos Sainz bromea con su operación tras conseguir la victoria en Australia

El piloto español tuvo que ser intervenido de apendicitis y se perdió el GP de Arabia Saudí hace apenas dos semanas

Carlos Sainz celebra su victoria en el podio de Australia / JOEL CARRETT EFE

Carlos Sainz porta hoy la sonrisa de un hombre feliz y, sobre todo, satisfecho con el trabajo hecho. El madrileño no ha tenido un inicio de temporada fácil: Ferrari anunciaba antes de Bahréin que Hamilton ocuparía su asiento desde 2025 y una apendicitis lo dejaba fuera de combate para la segunda cita en Arabia Saudí. Sin embargo, ante toda esa adversidad, Sainz ha brillado como nunca para resarcirse hoy con la victoria en el GP de Australia. No estaba al 100% físicamente, pero quién lo diría: el piloto español se ha hecho fuerte en la cabeza tras el abandono de Verstappen y lidera el 1-2 de Ferrari.

Más información

"Ya le he dicho a Lando (Norris) que se opere este invierno porque ayuda"; bromeaba Carlos Sainz en palabras para DAZN después de bajarse del podio. Hacía sólo 16 días que el madrileño estaba postrado en una cama de un hospital saudí, recién operado de apendicitis y quedándose sin competir en el GP de Arabia Saudí, donde Bearman ocupó su asiento. "Fuera de bromas, es increíble, estoy muy contento y esto te demuestra que la vida es impredecible a veces. Empecé el año con la noticia de la no renovación, luego el podio en Bahrein, otro bajón con la operación y ahora llega Australia y gano".

Para el piloto de Ferrari "esta montaña rusa" le demuestra que "nunca hay que bajar los brazos y siempre hay que darlo todo para seguir luchando". Una lucha de la que ha sido testigo su padre, el también piloto Carlos Sainz, que ha alabado el trabajo de su hijo en estas dos semanas para volver al circuito en el mejor estado posible de forma: "Nosotros le hemos apoyado en todo, eso es trabajar en equipo, pero el que ha entrenado cada día con el fisio, en la cámara hiperbárica y el que acelera y gira el volante al final es él".

Al final de la carrera, Sainz asustaba por la radio comentando que los neumáticos no se sentían tan bien, pero él mismo ha tranquilizado los ánimos: "Me han preguntado si quería la vuelta rápida, pero con el graining que había, no había necesidad de arriesgar y el punto ya lo teníamos en el equipo con Leclerc". La gestión de los neumáticos ha sido clave en la carrera, como el propio piloto ha reconocido: "Ha sido muy importante, pero también es verdad que cuando no vas presionado es mucho más fácil gestionar en ciertas curvas".

La victoria de Sainz ha llegado 'facilitada', digamos, por el abandono de Verstappen en la vuelta 5 con un grave problema de freno trasero. Sin embargo, Sainz pudo adelantarlo en pista incluso antes de esos problemas, y como ha comentado el asesor de Ferrari, Marc Gené, hoy habría sido un día para ver una auténtica batalla por la cabeza, ya que el Red Bull de Pérez ha demostrado que los de las bebidas energéticas no estaban tan inspirados. "Ha sido una pensa porque creo que habríamos tenido una buena lucha, pero estoy más contento por mi victoria, que él ha tenido muchas", bromeaba Sainz segundos después de bajarse del coche.

Sainz también ha demostado su seguridad y confianza hablando del momento desde el que "tenía claro que podía ganar la carrera": "Creo que desde la segunda vuelta, con el ritmo de ayer sabía que podía hacerlo especialmente con aire limpio y gestionando. La vida es una montaña rusa, pero lo adoro y estoy tremendamente feliz".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00