El LargueroEl Larguero
Baloncesto

Jordi Fernández, primer español en ser entrenador principal en la NBA: "Mi objetivo es empezar y acabar mi carrera en los Nets"

Tras ser asistente en Cavs, Nuggets y Kings, el actual seleccionador de Canadá se pone al frente de los Brooklyn Nets

Entrevista con Jordi Fernández, nuevo entrenador de los Brooklyn Nets

Entrevista con Jordi Fernández, nuevo entrenador de los Brooklyn Nets

21:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1714605975792/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Jordi Fernández es el primer entrenador español en llegar a ser entrenador principal de una franquicia en la NBA. Tras marcharse de Badalona, el técnico se hará cargo de los Brooklyn Nets la próxima temporada. A la vez, Fernández también es seleccionador de Canadá, con la que fue bronce en el pasado mundial y que ahora tiene Juegos Olímpicos de París en el punto de mira.

Desde hace casi dos décadas, Jordi Fernández ha intentado hacerse un hueco en la mejor liga del mundo. Desde los Cleveland Canton Charge, equipo de la liga de desarrollo, pasó al cuerpo técnico de los Cavaliers. En la temporada 2016/2017 se marchó como entrenador asistente a los Denver Nuggets. Tras seis temporada, se marchó de asistente de Mike Brown a los Sacramento Kings, donde tras la expulsión de este se convirtió en el primer español en dirigir un partido de la NBA. Aquel niño que se fue a Holanda con un sueldo como friegaplatos hoy es el primer entrenador español en la NBA, el tercer europeo en asumir las riendas de una franquicia.

Han sido muchas las madrugadas viendo jugar a españoles en la NBA. Desde Fernando Martín, que fue el primer español en marcharse a Estados Unidos, hasta todos los que han ido viniendo: los Gasol, Calderón, Ricky Rubio, Raúl López, Rudy… y tantos y tantos más. Ahora, Jordi Fernández rompe otro techo para nuestro baloncesto y será el primer español en dirigir una franquicia.

La entrevista completa

P. Hola Jordi. Buenas noches.

R. Qué tal. Cómo estáis. Buenas noches.

P. Muy bien. ¿Y tú?

R. Pues bien, os podéis imaginar pues con mucho trabajo por delante, ajetreo, pero muy feliz y contento por el proyecto nuevo y por todo lo que viene.

P. Te agradecemos que saques un rato, porque claro, tu cabeza ya está por un lado pendiente de los Juegos Olímpicos y de Canadá, donde vas a estar al frente de la selección otra vez, pero sobre todo muy ilusionado porque por primera vez a estar al frente con tu equipo de una franquicia NBA.

R. Sí, la verdad es que es un paso más, una responsabilidad nueva por la cual he trabajado y he pasado por todos los escalones que debía pasar. Y bueno, ahora me toca organizar y estructurar el cuerpo técnico, el trabajo del verano… Creo que tenemos el suficiente tiempo para hacerlo y para que todo esté muy bien hecho. Como has dicho, también espero poder encarar las olimpiadas y después volver aquí y seguir trabajando.

P. Siempre has dicho que no te olvidas de tus orígenes, de Badalona. Una ciudad que respira baloncesto por las cuatro esquinas. Siempre dices que nunca olvidas tus orígenes por tu familia y porque allí es donde empezaste a tener tu relación con el basket, ¿no?

R. Sí, creo que siempre tenerlo presente es importante porque todos somos parte de las experiencias que hemos tenido, ¿no? Y en este caso, yo dejé Badalona pues hace mucho tiempo, a los 18 años, pasando por diferentes sitios como como Lleida, como Ámsterdam, Noruega… Después llegué aquí a los 26 años, a Estados Unidos. Pero evidentemente gran parte de mi vida la he pasado en Badalona. Aún tengo allí mis padres, mi familia, mi hermana, mis amigos… y mis inicios en el baloncesto fueron allí. Para mí es muy importante poder representar a todos ellos de la manera que sea. Me hace ilusión y espero seguir haciendo mi trabajo lo mejor que pueda y no olvidar de dónde vengo.

P. Algún día habrá que jugar un Joventut-Brooklyn Nets.

R. Sería bueno un día muy especial si puede pasar. Espero que la iniciativa que acabas de lanzar tu ahora mismo la podemos encaminar en algún momento.

P. De Badalona te vas a Ámsterdam, a Noruega… Luego con 26 años llegas a Estados Unidos. Estamos hablando de un entrenador jefe de la NBA con 41 años. Creo que hay una figura clave en tu carrera: Mike Brown. Fue tu entrenador en Cleveland y luego ha sido en una segunda etapa también tu entrenador jefe en Sacramento. Cómo te descubre él y cómo es tu relación cuando te dice ‘Oye, tú conmigo’. Mike Brown, que también fue ayudante de Steve Kerr durante unos años en los Warriors.

R. Sí, bueno, yo llegué permanentemente a Estados Unidos a los 26, pero mi primera llegada a Estados Unidos fue a los 22 años, a Oklahoma, a unos campus de verano, y después pasé de allí a Las Vegas. Mi vida en aquel tiempo era estudiar, entrenar en España y después, en mis vacaciones, ir a Estados Unidos y trabajar todo el verano. Luego vuelta y volver a empezar. Esto durante cuatro años seguidos, con Noruega por el medio. Antes había estado de los 20 a los 21 en Ámsterdam y bueno, ahí en Las Vegas es donde conocí a Mike Brown, que acababa de ser entrenador del año tras una temporada excelente con Cleveland. Ahí es donde empezó nuestra relación. Me ofreció un puesto para empezar en Cleveland y lo dejé todo para para empezar esta aventura.

P. En los Cleveland en una temporada espectacular. Hablamos de los Cavs de LeBron James y compañía, que no eran cualquier equipo. No, no era cualquier franquicia de los Cavs.

Sí, mi primer año estaban ahí Shaquille O’Neal, LeBron James, Anderson Varejao, Ilgauskas… Eran un grandísimo equipo. Ganamos muchos partidos. La pena fue caer en segunda ronda. A partir de ahí echan a la Mike Brown. Yo pude mantenerme con el cuerpo técnico de Byron Scott. Esos son los momentos más duros, cuando la gente pierde trabajo, cuando el equipo rinde por debajo de lo esperado y se toman estas decisiones y. Tienes que buscar la manera de seguir aprendiendo y seguir aportando.

P. Y cuando despiden a la persona que ha confiado en ti y que te ha llamado. Te quedas colgado un poco en tierra de nadie. En esos Cavs conoces a Lebron James entre otros. Un Lebron que sigue jugando. Acaban de caer eliminados ahora ante Denver, pero con 39 años sigue metiendo casi 30 puntos todas las noches. Tiene una oferta encima de la mesa de los Lakers para seguir tres temporadas más con su hijo a punto de ingresar en la NBA. Tú tienes 41. No sé si cuando conociste a LeBron te imaginaste que este bestia podría ser capaz de hacer lo que está haciendo en su carrera.

R. Sí, es increíble. Yo creo que siempre lo ha sido, desde el primer año que tuve la oportunidad de estar con él hasta cuatro años después que él volvió a Cleveland y yo estaba allí todavía. Hasta el 2016 estuve yo, que fue el año del anillo. Sigues toda su carrera y ves la evolución. Es importante cómo ha evolucionado su juego en función de la edad, la eficiencia con la que juega y produce. Creo que nunca he visto algo así.

P. Hoy he leído una estadística que dice que desde 2005 es la primera vez que ni LeBron, ni Durant ni Curry, ninguno de los tres, está en segunda ronda de playoff. No sé si esto es un aviso de que las generaciones antiguas empiezan a estar ya un poco contra las cuerdas con las nuevas generaciones.

R. Los años pasan y los años pasan rápido. Esta liga en este sentido es muy cruel, te das cuenta de que los chicos jóvenes vienen y vienen fuertes. Los nombres que has mencionado tú han jugado muchos años y a un nivel muy alto, pero siempre llega el momento de los nuevos. Ahora están los Tatum, Jokic, Edwards, Shai… Están viniendo fuerte. Están en su momento. Espero que estos jugadores nos puedan dar más años de playoff, todavía no están en su punto álgido. Pero es una muestra de cómo pasa el tiempo.

P. Estamos hablando de cómo has llegado hasta la NBA. Estarás al frente de los Nets, que mucho los mirarán como el hermano pequeño de los Knicks, aunque llevan sin ganar el anillo desde 1973, pero parecen el equipo grande de la Gran Manzana. ¿Van a cambiar mucho los Nets de Brooklyn de Jordi Fernández con respecto a lo que hemos visto en estos últimos dos o tres años? Teniendo en cuenta que ya no están los Durant, Harden, Irving…

R. El plan es un proyecto a largo plazo, un proyecto muy competitivo y que nos ayuda a establecernos en lo alto de todo. En una liga como esta las aspiraciones tienen que ser máximas. También tenemos tiempo por delante y no vamos a intentar acortar el camino para llegar muy rápido. Nosotros creemos en el proceso, hay que demostrar progreso y mejora. La organización, no solo por el propietario y la dirección técnica, sino también por el mercado, es muy atractivo para los jugadores. Con esto, si estableces una cultura y una identidad apropiada para hacer a los jugadores competir, es una buena estrategia para tener un proyecto ganador durante años. Mi objetivo es empezar mi carrera de primer entrenador en los Nets y acabarla en los Nets. Ir año a año mejorando.

P. Compromiso e implicación absoluta con el proyecto con los Nets. Hablar de aspiraciones máximas es, en tu cabeza, formar un equipo que pelee por el anillo.

R. Sí, y esto es el objetivo de 30 equipos a la NBA.

P. Bueno, de unos más que otros.

R. Cada uno está en un en un momento distinto, pero la NBA lo que te ofrece es un sistema básicamente comunista. Entre el límite salarial y sobre todo el nuevo CBA, las normas en cuanto al draft… lo que hace es igualar un poquito todos los mercados y que todo el mundo tenga la oportunidad de ganar, ¿no? Mercados pequeños como Cleveland o Milwaukee han ganado el anillo, no solo los equipos y mercados grandes. No es que sea mejor ni peor, pero en el fútbol o en el baloncesto en España es difícil que un mercado pequeño gane títulos. No es que sea mejor o peor, es el que es y te da la oportunidad de poder generar esto cada uno con tu estrategia. Esto es muy evidente y nosotros confiamos en nuestras opciones.

P. Espero que no pase como con los Knicks. No sé si hay mucha rivalidad con ellos al ser vecinos, no sé si tenéis si existe ese pique. Ha pasado medio siglo desde que ganaron su último anillo. Los Knicks. Una franquicia a la que todo el mundo mira todos los años, pero hay equipos a los que les cuesta mucho montar un equipo campeón.

R. Creo que hay que darle mucho crédito a cómo han competido estos dos últimos años. Llegar a un playoff y pasar rondas tiene mucho mérito. Ganar un anillo solo lo hace uno cada año. Están compitiendo y son nuestros vecinos. Las rivalidades son importantes, son bonitas. Siempre con respeto hacia los jugadores y la entidad, intentaremos competir con ellos y ganar las máximas veces posibles. Las rivalidades, bien entendidas, son muy bonitas y competitivas. En esto tenemos que ser un ejemplo, nosotros los primeros.

P. Otro que va a conseguir el MVP esta temporada si no pasa nada raro y va a ser el tercero para él es Nikola Jokic, otro con el que ha trabajado Jordi Fernández. No sé qué nos puedes decir del Joker.

R. Espero que lo gane Nikola o Shai. Lo que significa Jokic para la NBA y para su equipo creo que es bastante claro. Es un jugador que impacta el juego de una manera increíble en muchas facetas del juego: hace mejores a sus compañeros, anota, rebotes, asiste… Conmigo, como me he pasado cinco o seis años de mi carrera con él, tengo pues muchos recuerdos y un cariño especial. Como ya no estamos implicados, espero lo mejor para él y para Denver. Si no es el más especial, es de los más especiales con los que he compartido equipo.

P. Uno de los recuerdos más cercanos que tendrás está en el Mundial, en el que ganaste la medalla de bronce con Canadá. No sé qué va a pasar a raíz de este contrato, si vas a poder seguir trabajando con la selección o si no lo sabes todavía.

R. Pues no lo sé, la verdad. Lo único que sé es que tengo un compromiso hasta las Olimpiadas y lo único que sé es que, si no fuera por la Federación de Canadá y por el equipo, seguramente no tendría el trabajo que tengo ahora mismo con Brooklyn. Entonces, muy agradecido hacia ellos, muy ilusionado con todo lo que me viene, por poder hacerlo muy bien estas Olimpiadas y poder conseguir el objetivo que nos hemos marcado, que es llegar a lo más alto, A partir de que pase todo, tomaremos decisiones y haremos lo mejor sobre todo para el equipo.

P. Es que ganasteis el bronce, pero ganando a Estados Unidos, y eso en Estados Unidos… No sé qué importancia le das a ese partido, no solamente al hecho de haber sido seleccionador de Canadá, sino al haber ganado a Estados Unidos ante los ojos de todo Estados Unidos.

R. Sí, fue un momento especial sobre todo para los jugadores, porque todo el trabajo y el compromiso que ellos han puesto… Fue duro no poder llegar a final, aunque evidentemente fue merecido para Serbia. Al final nuestra inexperiencia… Creo que fue muy bueno para nosotros el cómo fueron las cosas y el partido contra Estados Unidos fue especial porque ellos eran un muy buen equipo y al final el partido nos salió cara para nosotros, igual que contra España. Este también fue un partido eh muy igualado. Para mí esos partidos fueron muy especiales y cómo el equipo creció en esos momentos fue importante para nuestra Federación y para el equipo.

P. No sé si te mojas para decir quién crees que va a ser la final de la NBA. ¿Apostarías por Boston-Denver?

R. Boston Celtics-Denver Nuggets y, si no lo es… por interés propio, te diría que sea un Oklahoma-Boston. Me dejo esos dos equipos del oeste y la verdad que veo que Boston ha estado muy fuerte todo el año y que aún lo está en el este.

P. Te dejamos en California. Gracias por este ratito, Jordi Fernández. Vamos a ser todos un poquito más de los Nets este año. Toda la suerte del mundo en la temporada y en los Juegos Olímpicos con Canadá.

R. Muy agradecido. Un abrazo.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00