Internacional

La Administración Biden enviará 1.000 millones de dólares en armamento a Israel pese a que continúa sus ataques en Rafah

El Gobierno demócrata decidió hace apenas una semana retener un envío de 3.500 bombas a Israel por temor a que se utilizasen en la ofensiva militar del sur de la Franja, donde se aglutinan miles de refugiados

Imagen de archivo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden / Samuel Corum / POOL (EFE)

El gesto que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, hizo hace apenas una semana, suspendiendo el envío de unas 3.500 bombas a Israel por miedo a que se utilicen en la invasión de Rafah, al sur de la Franja de Gaza, apunta a que fue solo eso, un gesto, y no un cambio de políticas con respecto a su gran aliado en Oriente Próximo.

Según informa el diario The Wall Street Journal, la Administración del presidente de Estados Unidos tiene planeado enviar al país de Netanyahu alrededor de 1.000 millones de dólares en armamento y municiones, tal y como han informado funcionarios del Gobierno a los "comités pertinentes" del Congreso.

Más información

El paquete de ayuda consistirá en 700 millones de dólares en municiones para tanques, 500 millones de dólares en vehículos tácticos y 60 millones de dólares en proyectiles de mortero, según las mencionadas fuentes, cuyo nombre no fue relevado.

Todo ello llega mientras Israel, lejos de renunciar a su ofensiva militar, continúa sus bombardeos sobre varios puntos de la Franja, incluido Rafah, donde se llegaron a aglutinar más de 1,5 millones de refugiados y, según la ONU, han huido de allí alrededor de 450.000 personas.

Nuevos ataques en Yabalia, Rafah y la UNRWA dejan más civiles muertos

Así, el Ejército israelí ha confirmado este miércoles nuevos bombardeos en el norte de la Franja de Gaza, tanto en el campamento de refugiados de Yabalia como en la devastada ciudad de Gaza, además de ataques en el este de Rafah.

Desde la noche del martes, las fuerzas de seguridad comenzaron ataques contra milicianos e infraestructura en el centro del campamento de Yabalia, según ha detallado el portavoz castrense, el contraalmirante Daniel Hagari, y más de 80 hombres armados han sido abatidos desde el domingo. Israel ocupó este campamento de refugiados el sábado por la noche, uno de los primeros lugares asaltados el pasado mes de octubre con el inicio de la ofensiva y que más han castigado las tropas.

Según Hagari, más de 150 hombres armados han muerto también en el norteño barrio de Zeitun, en la ciudad de Gaza, donde Israel inició por tercera vez una nueva ofensiva terrestre la semana pasada, después de que milicianos de Hamás lograran reagruparse. "La Brigada Nahal concluyó su actividad operativa en el área de Zeitun y comenzó los preparativos para actividades adicionales en la Franja de Gaza. Las operaciones en esta área las continúa ahora el equipo de Combate de la 2.ª", detallan en la nota.

"Diez palestinos murieron en el barrio de Al Sabra, de la ciudad (de Gaza), después de que aviones israelíes atacaran una clínica administrada por la ONU", ha denunciado el canal catarí Al Jazeera, prohibido en Israel. Al menos cuatro gazatíes han sido asesinados también en el bombardeo en Yabalia contra una vivienda familiar, y otros cinco murieron en ataques aéreos contra el campamento de refugiados de Bureij, en el centro del enclave palestino, según fuentes médicas y la agencia palestina Wafa.

En el sur, el Ejército israelí ha anunciado este miércoles nuevos ataques en el este de Rafah, además de haber atacado un supuesto centro de entrenamiento donde aseguró haber eliminado a milicianos en "combates cuerpo a cuerpo" y localizado armas y equipos.

Según Wafa, los barrios de Al Salam, Al Jeneina y Al Barazil, al este de la ciudad de Rafah, fueron objeto de bombardeos de artillería que causaron una destrucción generalizada de viviendas y propiedades de los ciudadanos.

Desde el inicio de esta guerra en la Franja de Gaza, hace más de siete meses, más de 35.100 palestinos han muerto y otros 79.000 han resultados heridos, según cifras de ayer del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Hamás. Además, unas tres cuartas partes de la población ha sido forzosamente desplazada y persiste la escasez de alimento y agua potable.

Por su parte, residentes israelíes volvieron a prender fuego anoche al perímetro de la sede de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) de Jerusalén este ocupado, tan solo cinco días después de que su comisionado, Philippe Lazzarini, anunciara su cierre tras otros dos intentos de incendio que ocurrieron cuando había empleados en su interior.

"Otro intento de incendio provocado anoche por niños y jóvenes israelíes contra la UNRWA en Jerusalén. Esto tiene que acabar", denunció en su cuenta de X Lazzarini, en la que adjunta un video en el que se ven las llamaradas en el recinto de la sede.

El primer intento de incendio, del pasado 10 de mayo, no causó víctimas pero sí dejó grandes daños en las áreas exteriores que se suman a los de este último. Desde el inicio de la guerra en la Franja de Gaza, la UNRWA ha estado en el punto de mira de Israel que acusó a una decena de empleados de la agencia de participar en los ataques de Hamás del 7 de octubre y alega que más de dos centenares de su plantilla tienen vínculos con los islamistas; y no oculta su intención de cerrarla.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00