El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

De la negativa de Sitges al elogio de Stephen King: el improbable y particular éxito de 'La mesita del comedor'

Un tuit del famoso escritor ha generado curiosidad entre el público por esta película de Caye Casas, casi ignorada en España, reivindicada en festivales internacionales y de la que Filmin ha adelantado su estreno en la plataforma

Fotograma de 'La mesita del comedor' / FILMIN

Las redes sociales se han convertido en una vía estupenda para satisfacer dudas tan recurrentes como qué está leyendo últimamente su escritora de referencia o qué opina el director de su película preferida sobre el estreno de moda. En el caso del cine, sin ir más lejos, se ha vuelto bastante frecuente entre la cinefilia consultar los posts de Facebook de Paul Schrader, tan entusiastas como deslenguados (a veces demasiado) sobre los últimos estrenos o intuir la opinión de Hideo Kojima, el prestigioso director de videojuegos, sobre un film en función del número de caracteres que le dedica en sus posts de X (antes Twitter). En esta misma red social son ya otro clásico las recomendaciones de Stephen King, que hace gala de un gusto cuanto menos impredecible: a veces a contracorriente, como cuando le dedicó palabras de aprecio a la denostada The Flash; y otras veces en sintonía con los fans, como cuando expresó su decepción con el final de Juego de Tronos. También a través de X el rey del terror ha dejado también claro su amor por producciones españolas como La casa de papel... o La mesita del comedor, una película indie rodada en 10 días "en casa de una amiga en Terrassa", sin apenas distribución por salas en España y desconocida por el grueso del público.

Caye Casas, el autor de esta develada rareza, se consolidó en el cine de género con Matar a Dios, codirigida con Albert Pintó. La película, una particular comedia negra apocalíptica, fue premiada en multitud de festivales alrededor del mundo y fue reconocida con el Gran Premio del Público de Sitges de 2017. Precisamente ahí es donde debía ver la luz su nuevo proyecto, "la hicimos para estrenarla en Sitges", cuenta Casas a El Cine en la SER. Tras la negativa del festival, buscaron distribuidores en España y siguieron los noes: "Fuimos a uno de los distribuidores más potentes de España y su respuesta fue que esta película no debería existir, y luego una persona importante en la exhibición de salas en Cataluña me dijo que lo que tenía que hacer era dejar el cine porque mis películas solo servían para ponerlas en manicomios".

A estas alturas, se preguntará qué hay en La mesita del comedor para merecer semejantes calificativos. Independientemente de los méritos artísticos de la película, se puede intuir que el motivo de estas reacciones proviene principalmente de la propia trama. Un argumento basado en una acción tan mínima que merece la pena no detallar para no mermar el disfrute (o el sufrimiento) del espectador, pero que resulta terrorífica por lo cotidiana y a la vez tremendamente absurda, improbable, que resulta. Casas dilata la llegada a un angustioso desenlace y se vale del principio hitchcockiano de que el suspense sucede cuando el espectador sabe más que los personajes para tejer una negrísima película que no deja indiferente.

El público internacional parece haber apreciado más su propuesta, a tenor de la multitud de reconocimientos que ha tenido en distintos certámenes: "A partir de esos rechazos, lo que hicimos nosotros fue irnos de España y empezar a enviar la película a ver si nos la seleccionaban fuera en festivales y es ahí donde cambió todo". Mientras en España ha sido autodistribuida por el propio Casas en muy pocos cines, La mesita del comedor ha logrado "más de 40 premios" en festivales de todo el mundo, entre los que se incluyen algunos nacionales como Isla Calavera o la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián.

En Noruega, en uno de esos certámenes, vio la película Mick Garris, cineasta que ha adaptado a King con Sonámbulos o la miniserie de El resplandor, y que comentó en la red social X que, de todas las que había visto en 2023 en certámenes, era su película favorita. Eso, sumado a las opiniones favorables de algunos tiktokers e influencers estadounidenses tras su estreno en algunas salas y su presencia en el catálogo de Amazon, hizo que Stephen King se interesase por el film. Garris le escribió a Casas pidiéndole un enlace para que su amigo pudiese verla, y el director no daba crédito. "Lo curioso es que a las seis horas de darle el link ya la había visto y me envió un mensaje personal, porque le dio mi correo, felicitándome porque le había flipado", explica un agradecido Caye Casas, que recuerda cómo "al rato puso el famoso tuit que lo ha cambiado todo". "Mi apuesta es que nunca, ni una vez en toda tu vida, has visto una película tan negra como esta, es terrible y también terriblemente divertida, piensa en el sueño más oscuro de los hermanos Coen", dice la publicación de King.

Decir que el tuit lo ha cambiado todo no es una exageración. Las palabras del escritor estadounidense cuentan con miles de retweets, likes y respuestas que han servido para dar a conocer a una película que, hasta hace unos días, era una obra de nicho. La consecuencia más llamativa es que Filmin, que tenía programado su estreno a mediados de junio, ha adelantado su lanzamiento a este viernes.

Están siendo días de mucha alegría para Casas y el pequeño equipo de la película ("somos todos amigos", afirma, acordándose especialmente de la fallecida Itziar Castro). El director ha estado esta semana en Roma presentando su creación y también estará unos días en el mercado del Festival de Cannes, alargando la esperanza de vida de la cinta y también buscando financiación para sus próximos proyectos: "Tengo cuatro guiones muy buenos que yo creo que al público le encantarían y espero que esto me ayude para ganarme credibilidad delante de la de la gente que decide". El director catalán considera que "el público que busca el terror no quiere más de lo mismo, que es lo que se da ahora y si se les sorprende, si se les pone otro tipo de terror no tan cliché ni tan copia de otra copia, la reacción es soberbia", por lo que lamenta que los productores no contemplen propuestas más arriesgadas. También lamenta que el interés de la prensa no haya surgido hasta el post de Stephen King: "Enviábamos notas de prensa explicando que éramos la película con más premios a nivel mundial, y aunque algún medio sí sacaba algo , muchos otros no, incluso hubo prensa especializada en cine que no dijo ni una sola palabra".

"Deseo que si todo este follón ha servido de algo, no sea solo para explicar la anécdota sino para ver si sale alguno de mis proyectos, y con que salga uno y lo pueda hacer por primera vez en mi vida con recursos, con presupuesto, pudiendo pagar bien a mi gente y pudiendo cobrar yo, me daré por satisfecho", declara el director que es también dibujante (muchos recordarán sus caricaturas en Sport) y que asegura no haber recibido nunca una subvención o ayuda pública por ninguna de sus películas.

El tiempo dirá si el particular éxito de La mesita del comedor le permite realizar alguno de esos proyectos soñados. Uno de estos, cuenta, está inspirado en su corto Nada y tiene apalabrado a David Verdaguer, otros dos son comedias "muy negras" y el último es de terror, "tan o más perturbador que La mesita".

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00