Directo

CONSEJO DE MINISTROS Sigue en directo la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobieno

Hora 25Hora 25 de los Negocios
Economía y negocios

La realidad que Milei intenta tapar a base de insultos

Desde que es presidente, ha congelado la contratación de personal público, ha recortado ayudas sociales, ha reducido la subvención del transporte y otros servicios. Como consecuencia, 300.000 personas han abandonado el país, más que en la crisis de las subprime

Milei: cinco meses de gobierno

Milei: cinco meses de gobierno

20:42

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1716227575844/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

La visita de Milei en España ha encendido el debate político. Las acusaciones de corrupción contra la mujer del presidente Sánchez durante un acto con Vox están tensando las relaciones diplomáticas con el gobierno argentino. Ambos gobiernos tienen signos ideológicos contrarios y, más allá de las divergencias en las conversaciones, también se hacen patentes sobre lo económico, que ha ido deteriorándose en los últimos tiempos.

España, que llegó a ser el primer inversor internacional en Argentina, ha debilitado significativamente su posición en la última década. De los 40.000 millones de euros que representaban su inversión internacional hace una década, la cifra ha caído drásticamente a 15.000 millones en la actualidad. Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, en los últimos diez años, las inversiones en Argentina han sumado 7.216 millones de euros, una cifra que ha ido disminuyendo año tras año, hasta llegar a apenas superar los 200 millones de euros anuales tras el impacto de la pandemia. Este descenso refleja un cambio notable en la dinámica económica y la confianza inversora española en Argentina.

Más información

A pesar de esta caída, 136 empresas españolas siguen operando en Argentina, incluyendo gigantes corporativos como Telefónica, Santander, BBVA, Inditex, Iberdrola, Naturgy, Acerinox, CAF, Dia, Mapfre e Indra. A ellas se suman importantes compañías catalanas como Grifols, Puig, Freixenet y Codorníu. Estas empresas, aunque presentes y activas en el mercado argentino, se han distanciado de las recientes declaraciones del presidente Javier Milei, manteniendo un enfoque empresarial independiente de las tensiones políticas locales.

El impacto de la sierra eléctrica de Milei

El candidato ultraliberal asumió la presidencia el 10 de diciembre de 2023. Milei ganó las elecciones prometiendo recortes en el gasto y la inversión pública. En este tiempo, ha congelado la contratación de personal público, ha recortado ayudas sociales, ha reducido la subvención del transporte y otros servicios. Como consecuencia, 300.000 personas han abandonado el país, más que en la crisis de las subprime.

El "dolor" económico que prometió en campaña lo ha justificado como herramienta para sanar la economía. Sufrir ahora para disfrutar después. Sufrir ahora, para acabar con el problema inflacionario que el país arrastra desde hace décadas. Estas políticas económicas, como la congelación de salarios y pensiones, han exacerbado la pobreza en Argentina. Cuando Milei asumió el poder, el 44% de la población argentina vivía en situación de pobreza, pero esa cifra se ha disparado al 60% bajo su mandato. La inflación descontrolada ha erosionado el poder adquisitivo de los trabajadores y pensionistas, provocando un aumento significativo en la tasa de pobreza, que ha crecido 16 puntos en un período relativamente corto. Este deterioro de las condiciones de vida refleja una crisis económica profunda que afecta a la mayoría de la población.

A pesar de ser uno de los mayores productores de carne del mundo, el consumo de carne en Argentina ha caído a su nivel más bajo en décadas. Esta paradoja se debe en parte al incremento de las exportaciones de carne, que han alcanzado su punto más alto desde 1967, mientras que los argentinos ven cada vez más difícil acceder a este producto básico en su dieta. La combinación de alta inflación y políticas de exportación agresivas ha reducido la disponibilidad y asequibilidad de la carne para el mercado interno, empeorando aún más la situación de los consumidores locales y subrayando las tensiones entre las prioridades económicas del gobierno y las necesidades de la población.

Además, la construcción, un sector clave para la economía, ha sufrido un colapso tras la decisión del gobierno de detener el 90% de la obra pública. Este parón ha sumido al sector en un caos económico sin precedentes, reflejado en una caída del 6,3% en la producción industrial. La falta de inversión pública no solo ha frenado el desarrollo de infraestructuras, sino que también ha dejado a miles de trabajadores del sector en una situación precaria, aumentando la incertidumbre económica y social en el país.

Entre los programas sociales suspendidos se encuentra el DADSE, una iniciativa creada en 2016 para brindar cobertura médica a pacientes con cáncer o enfermedades crónicas que no tienen acceso a seguro de salud ni recursos para costear sus propios medicamentos. La suspensión de este programa ha dejado a miles de argentinos sin acceso a tratamientos esenciales.

"La población está empezando a tener constancia práctica de que estas medidas prometidas, que parecían el maná, pues están resultando letales; no solamente para las capas más vulnerables tradicionales, sino también para las clases medias. Es de una ideologización brutal lo que está sucediendo en ese país, es decir, utilizar unos manuales que parece que en términos teóricos van a funcionar, pero que empíricamente nunca han funcionado: bajar impuestos a los más ricos y recortar el gasto público hasta esos niveles. Esto supone este desenlace tan tremendo que estamos viendo", señala Carles Manera, vocal de la Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis y catedrático de Historia Económica.

La inflación

A pesar de todo estos esfuerzos económicos, con consecuencias reales sobre la calidad de vida de millones de Argentinos, la inflación solo ha vivido una leve desaceleración en los últimos cinco meses. Cuando Javier Milei llegó al poder, la inflación interanual era del 211,4%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) de Argentina, comparable al INE en España. Hoy, esa cifra ha escalado al alarmante 289,4%. Desde que Milei asumió el gobierno, los precios han aumentado un 65%, a pesar de sus promesas de frenar la inflación mediante la reducción del gasto público. Esta situación evidencia que las medidas económicas adoptadas hasta ahora no han logrado contener la espiral inflacionaria, empeorando la situación económica del país y de sus ciudadanos.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00