Última hora

OBITUARIO Muere a los 90 años la escritora Rosa Regàs

Hoy por HoyMeterse en un jardín
Sociedad

Algunas claves para hacer trasplantes

Eduardo Barba repasa los cambios de maceta que ha realizado últimamente y se centra en la espectacular la suegra y la nuera, que sigue creciendo

Madrid

Aquí sigue en plena flor, con estas campanas enormes. Llama la atención a todas las personas que salen a la terraza de la SER, por su tamaño y colorido. Este Hippeastrum es pariente de los narcisos (Narcissus spp.) o de nuestro agapanto (Agapanthus ‘Poppin’ Purple’), y estoy seguro de que muchos oyentes tienen ahora mismo sus Hippeastrum también en flor. Es la típica planta que se tiene desde hace muchísimos años, incluso heredada de algún familiar o amigo. En no pocas ocasiones me he encontrado con abuelas que cuentan historias de sus Hippeastrum de este estilo: “lo tengo desde que se casó mi hija" o “lo traje cuando regresamos de nuestro viaje de novios”, o cosas así, lo que demuestra varias cosas:

-La popularidad de la planta.

-La longevidad que es capaz de alcanzar esta planta americana, principalmente del sur de este continente.

¿Cuánto tiempo dura su flor?

Como siempre, dependerá del clima y del sitio en el que tengamos a la planta. Van a durar un par de semanas incluso, lo que dependerá también de si le cae agua encima. Como nosotros tenemos esta planta en la terraza, pero bajo cubierto, eso no le va a afectar. Las flores también durarán menos si reciben el sol más fuerte del mediodía, algo que a nosotros tampoco nos afecta, ya que solo tiene un poquito de sol directo a primera hora de la mañana. Y es que es una planta que se puede cultivar tanto bajo el sol como con una luz muy intensa, sin sol directo, lo que la hace muy apropiada para casi cualquier balcón.

¿Cómo puedo comprar esta planta? ¿Así crecida o con el bulbo solamente?

En este momento del año, lo más normal es encontrarla en las floristerías y viveros así, en floración. El bulbo suele comercializarse en los meses de otoño y de invierno, que es cuando lo compré yo, que vuelvo a recordar que este lo plantamos en febrero del año pasado. Si se compra el bulbo, el primer año ya florecerá sin problema. Si compramos la planta, es posible que la floración nos dure menos este

primer año, por el estrés del transporte, del nuevo sitio… cuando la flor ya está formada. Pero animo a los oyentes a que cuiden de su propio Hippeastrum, porque es muy sencillo de cultivar, es una planta perfecta para principiantes. Siempre en el exterior, para que reciba más luminosidad y, por lo tanto, tenga mucha energía para producir sus hojas y sus flores.

¿En qué colores encontramos sus flores?

La mayoría, en la gama de los rojos y de los blancos. A veces puede ser completamente roja, como el cultivar ‘Red Lion’, con un color vibrante, muy potente. Otras pueden ser solo blancas. Los híbridos más habituales suelen tener los dos colores, rojo y blanco, con distintos patrones: a veces con más presencia de blanco o menos, con el blanco en bandas o salpicado. Pero también se pueden encontrar cultivares de Hippeastrum de colores anaranjados, rosados o con un tono crema muy agradable.

Sobre los trasplantes de plantas

El otro día estuve haciendo trasplantes en la terraza y vamos a comentar algunos.

La cinta

Una planta que me gusta mucho desde que era un niño: la cinta (Chlorophytum comosum ‘Vittatum’). Alrededor de noviembre del año pasado traje muchos hijos de esta planta, unos 30. Son las cintas de toda la vida, con sus hojas alargadas, estrechas, verdes con una banda central ancha de color blanquecino. Las puse en dos macetas, para que hicieran masa. Pues bien, crecieron de maravilla. La semana pasada lo que hice fue dividir las plantas que estaban en la maceta pequeña, partí las plantas por la mitad para poder plantarlas en dos macetas. Ahora no tienen mucha masa, pero en los siguientes meses vas a ver lo rápido que crecen. Me ha gustan tanto que es muy probable que sea la planta matriz que utilice en la zona de sombra de nuestra terraza, en la planta dominante. Como es una planta muy grácil, hará de base a otras más potentes que he puesto allí, como nuestra aralia o fatsia (Fatsia japonica) que está produciendo unas hojas enormes.

Además, nos da la facilidad de reproducirla muy fácilmente gracias a los hijuelos que producen en sus tallos florales. Por eso en algunos lugares se la llama ‘mala madre’, aunque sea una falacia, porque la planta madre alimenta a sus hijas con esmero, hasta que aquellas forman su propia raíz que las nutra. A las nuestras todavía no le han salido esos hijuelos, son jóvenes, pero no tardarán en producirlos, añadiendo más belleza a la planta. Hoy en día ya no es una planta tan popular, pero nosotros la vamos a cultivar con gusto en la terraza.

La euforbia

Se trata de una pariente de nuestra flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima). En este caso, se trata de una euforbia tapizante, Euphorbia amygdaloides subsp. robbiae. En el Reino Unido la llaman “sombrero de la señora Robb”, ya que fue la botánica del siglo XIX, Mary Ann Robb, la que popularizó su cultivo en aquellas latitudes. Es otra planta que me gusta mucho desde pequeño, cuando la conocí en el Jardín Botánico de Madrid. Es una euforbia perfecta para zonas de sombra con algo de sol, como lo que tenemos en la parte interior de la terraza, con ese sol de la mañana. Aunque donde esta euforbia estaría feliz es en la tierra de un jardín, para poder extenderse donde quiera, nosotros la vamos a cultivar en macetas, para dar este toque tan interesante con sus inflorescencias.

Es una inflorescencia que da a la planta un aire un poco extraterrestre. Son una estructura única dentro del mundo de las plantas que solo la producen las euforbias, y se llaman ciatios. Muchas de estas euforbias producen una gran cantidad de néctar en estos ciatios, lo que es ideal para los insectos que viven en nuestros jardines, al obtener de ellas alimento. Esta euforbia está en flor desde hace meses, desde noviembre, más o menos. Las euforbias de este tipo producen unas inflorescencias de color verde, con distintos tonos. Quizás no gocen de un colorido muy llamativo, pero es muy bello ver sus verdes frescos asomar entre las hojas. A medida que nuestra euforbia genere más plantas, lo que haré será dividirlos de nuestra planta madre, para ponerlos en otras macetas, y así generar un ritmo muy interesante con las plantas de cintas.

Aguacates

Me centré en las plantas que tenemos en la zona de menos sol directo, y continué con los aguacates (Persea americana). En su momento sembramos cuatro semillas de aguacate. Uno lo pusimos en agua, que fue justamente el que se nos pudrió, era una semilla de poco tamaño y no prosperó. Las tres que sembramos directamente en tierra germinaron sin problema, y las puse en la misma maceta, para crear esta pequeña masa. Las pasé a una maceta algo mayor, unos 15 centímetros más de diámetro, para que sus raíces tengan más espacio. Si las raíces pueden crecer más, la parte aérea también crecerá más. Además, he aproximado a las plantas a una zona en la que tendrán un poco más de sol directo por la mañana, para ver si dan un buen estirón. Ya tienen una pequeña crecida, han retomado el crecimiento esta primavera, con estas hojitas nuevas de color ligeramente bronceado. Veremos si conseguimos que se pongan más fuertes. Ahora mismo han cumplido justamente un año de edad, así que todavía son muy jovencitos.

La esparraguera de cola de zorro

Es una de las estrellas de la terraza, con este verde tan alegre y tan vivo. Esta esparraguera (Asparagus densiflorus ‘Myersii’) podría haber permanecido en la misma maceta en la que estaba un año más, todavía las raíces podrían haber explorado más el sustrato disponible, pero quise darle más espacio todavía para que se haga más grande. Como hemos visto otras veces, cuanto más sustrato haya, la planta contará con más nutrientes y con más agua, lo que hará que crezca más grande y vigorosa. Eso es lo que quiero con esta esparraguera. Si vemos que una planta sigue produciendo nuevas hojas y estas son vigorosas, podemos dejarla en la misma maceta más tiempo. Si, en cambio, viéramos que las nuevas hojas son pocas y pequeñas, habría que ver si la planta tiene suficiente agua y nutrición. Si vemos que la planta se estanca en su crecimiento, aún teniendo agua y nutrientes, puede que se haya que pensar en un trasplante

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Eduardo Barba

Eduardo Barba

Eduardo Barba Gómez es jardinero, investigador botánico en obras de arte, paisajista y profesor de jardinería....

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00