Internacional

Le Pen se abre un pacto con el partido conservador francés mientras rechaza aliarse con la ultraderecha de Zemmour

La formación de extrema derecha liderada por Marine Le Pen ultima su estrategia de cara a las elecciones tras su contundente victoria en las europeas

La líder del partido de extrema derecha Agrupación Nacional, Marine Le Pen / IAN LANGSDON (EFE)

Las elecciones europeas han provocado un auténtico terremoto en la política francesa. El masivo apoyo al partido ultraderechista Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen provocó que el presidente del país, Emmanuel Macron, convocase elecciones legislativas para el próximo 30 de junio.

En apenas dos días, el tablero se ha agitado de forma considerable. Por un lado, las izquierdas tratan de reagruparse con el objetivo de llegar vivos a la segunda vuelta de los comicios. Y ya han dado los primeros pasos en este sentido. En el lado opuesto, la derecha tradicional, la extrema derecha de Le Pen y la de Eric Zemmour buscan hacer lo propio.

Más información

Así, el presidente del partido conservador francés Los Republicanos (LR), Éric Ciotti, se ha pronunciado este martes en favor de constituir "una alianza" con el ultraderechista Agrupación Nacional (RN) de Le Pen para formar un "bloque nacional". "Necesitamos una alianza con la Agrupación Nacional", ha afirmado Ciotti en una entrevista en el canal TF1, en la que justificó su postura porque su partido es "demasiado débil" por sí solo frente a los demás grandes bloques políticos para defender "los valores de la derecha".

Además, Ciotti también esgrimió "la necesidad de servir hoy al país, que está en peligro" y dijo que esta postura es personal, aunque "deseo que mi familia política me siga". Sin embargo, esta noticia no ha sentado nada bien en el seno del partido que llegó a gobernar con Sarkozy. Sus más importantes presidentes regionales y varios destacados diputados y senadores han mostrado su rechazo.

"Jamás aceptaré un compromiso con los extremos", aseguró por ejemplo Valérie Pécresse, presidenta de la región Isla de Francia que engloba París, y candidata presidencial de LR en 2022. Por su parte, el presidente del grupo parlamentario en la Asamblea Nacional, Olivier Marleix, afirmó tras la entrevista que Ciotti "habla por sí mismo" y debe abandonar la presidencia del partido.

Otros dirigentes de la formación, como la vicepresidenta Florence Portelli, se sumaron igualmente a esa petición de que Ciotti deje el puesto, lo que está generando el riesgo de una implosión interna de la formación clásica de la derecha a menos de tres semanas de la primera vuelta de las elecciones, el 30 de junio. Ciotti, que es miembro del ala más derechista del partido, con posturas próximas al RN en cuestiones migratorias o de seguridad interior, señaló en su entrevista a TF1 que ya había hablado con los principales líderes del RN, Marine Le Pen y Jordan Bardella. "El objetivo es seguir manteniendo un grupo potente en la Asamblea Nacional", señaló.

Desde las elecciones de 2017, el LR, fundado por Nicolas Sarkozy y heredero de la derecha tradicional gaullista, se ha visto muy debilitado por el tirón de la ultraderecha y la emergencia del movimiento del presidente Emmanuel Macron, que le han restado buena parte del espacio político tanto a su derecha como a su izquierda. Sin embargo, la postura de Ciotti rompe con la política del 'cordón sanitario' que durante décadas había bloqueado cualquier pacto con la ultraderecha del RN, anteriormente Frente Nacional (FN), por parte de los partidos tradicionales de la política francesa.

Le Pen rechaza a la ultraderecha de Zemmour, donde milita su sobrina

En paralelo, la Agrupación Nacional de Le Pen ha rechazado finalmente formar una alianza con el también ultraderechista Reconquista, encabezado por el periodista Éric Zemmour, y con quien no quieren mantener contacto alguno. Así lo ha anunciado la vicepresidenta de Reconquista, Marion Maréchal, en una misiva publicada en sus redes sociales en la que lamenta que sus esfuerzos por aglutinar a los partidos "de derechas y patriotas" para una posible coalición no hayan dado sus frutos.

"Durante dos días, he estado luchando para crear una gran coalición de derechas y patriotas para derrotar al macronismo y enfrentar la amenaza de la izquierda y la coalición de extrema izquierda", ha manifestado Maréchal, sobrina de la propia Le Pen. Así las cosas, la 'número dos' de Reconquista ha lamentado que cuando las partes se encontraban ya "ultimando el acuerdo", el presidente de Agrupación Nacional, Jordan Bardella, le ha informado de su cambio de postura y su oposición a la alianza.

"A pesar de mis intentos de negociación, el lamentable argumento que se nos esgrimió fue que no querían ninguna asociación directa o indirecta con Éric Zemmour", ha lamentado una Maréchal que acusa al partido de Le Pen de "no estar a la altura".

"Evidentemente es una gran decepción para Francia. Espero de todo corazón que esta negativa a organizar una coalición real no conduzca a una nueva victoria de la coalición de (el presidente galo) Emmanuel Macron o, peor aún, a la victoria de la coalición de izquierda y extrema izquierda", ha remachado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00