La Ventana de NavarraLa Ventana de Navarra
Economía y negocios

Juan Martínez (Lhoist Iberia): "La cal es básica en muchos procesos de producción"

La multinacional belga explota una de las canteras de Tiebas y produce cal en los hornos situados a los pies de esta mina a cielo abierto

Una de cal...de la sierra de Alaiz

Una de cal...de la sierra de Alaiz

12:52

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1709232857931/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Desde los años 60 del siglo pasado la sierra de Alaiz, a 15 km al sureste de Pamplona, es uno de los espacios naturales de la Comunidad Foral donde se desarrolla actividad minera. Minería a cielo abierto con canteras desde donde se extrae piedra caliza con diferentes destinos. Una de las canteras está explotada por la multinacional belga Lhoist. En La Ventana de la Empresa navarra, hablamos con Juan Martínez, director de Operaciones de Lhoist Iberia: "Es una empresa centenaria; este año cumplimos los 135 años. Se fundó en Bélgica. Se mantiene la propiedad familiar -está en la transición de la quinta a la sexta generación-. El negocio principal en nuestra empresa es la producción de cal y para eso necesitamos la materia prima, que es la caliza. De ahí que a nosotros en Navarra se nos conozca sobre todo por una de las canteras en la sierra de Alaiz. Empleamos la piedra caliza que obtenemos en esa cantera para la producción y la transformación de cal, nuestro producto fundamental de negocio", explica.

"La explotación de esta cantera comenzó en los años 60 por un grupo local de producción de hormigón, canteras de Etxauri y Tiebas, un grupo hormigonero que mantuvo la actividad de producción de áridos para la construcción y que nos suministraba a nosotros la piedra para la transformación en cal. En 2015 llegamos a un acuerdo con la antigua propiedad para la compra de los activos y de la cantera".

De esta forma, la actividad de Lhoist va más allá de la extracción de la piedra en la mina. "Tenemos los hornos a pie de cantera y básicamente hacemos un proceso de transformación de la caliza que es un carbonato cálcico, a través de la adición de energía. Así se transforma en óxido de calcio y para eso tenemos dos hornos con tecnología de última generación muy eficiente en el consumo energético para la transformación de la caliza en cal".

El consumo energético es el principal coste que tenemos de este tipo de industria. "Puede representar prácticamente el 80% de nuestros costes de producción. Tradicionalmente en el sector de la cal, los combustibles empleados han sido de carácter fósil, gas natural, coque de petróleo, distintos tipos de carbones, pero desde 2019 empezamos una transición hacia combustibles con menor emisión de CO2 a la atmósfera, de tal manera que estamos orgullosos de poder decir que actualmente la fábrica de Tiebas tiene un consumo prácticamente 100% de biocombustibles utilizando biomasas. Valorizamos productos que hace unos años se consideraban residuos como pueden ser la pulpa de aceituna, el orujillo de aceituna, desechos en la producción de vino, cáscara de almendra... Una serie de productos que hasta hace unos años se consideraban residuos hoy están siendo valorizados en nuestra fábrica como combustible alternativo a los combustibles fósiles lo que nos permite una reducción muy significativa de nuestras emisiones de CO2 a la atmósfera".

El papel de la Fundación Sierra de Alaiz

En cuanto al impacto ambiental que tiene una actividad como la extracción de la caliza, el responsable de Operaciones de Lhoist admite: "La minería tiene un impacto evidentemente negativo que puede ser paisajístico y que solo se soluciona a largo plazo cuando se acaban las explotaciones mineras y conlleva un plan de restauración que se acomete en cualquier caso al final de la explotación de la mencionada mina cielo abierto". También hay emisiones de polvo y de ruido pero "están controladas por las autoridades medioambientales y estamos sujetos a controles periódicos y auditorías". A esa realidad contrapone: "impactos positivos". Y explica: "Cuando se habla de minería me gusta señalar los impactos positivos en las poblaciones de la comarca. Hablo no solo de lo que puede ser creación de empleo directo o indirecto -en nuestro caso a través del transporte damos un empleo indirecto relativamente importante más allá del personal que trabaja en la fábrica y en la cantera-. También dentro del ADN de nuestra empresa está el poder revertir a la sociedad -sobre las comunidades que operamos- parte de los beneficios que generamos con nuestra actividad empresarial".

Y concreta esos beneficios: "Desde hace más de 15 años, Lhoist Iberia forma parte de la Fundación Sierra de Alaiz" en la que participan también otras empresas del sector: "conjuntamente con el Ayuntamiento de Tiebas llevamos a cabo una serie de acciones sociales financiadas por la Fundación. Y cita subvenciones, becas a estudiantes que salen a realizar estudios superiores, ayudas a personas con necesidades especiales como asistentes sociales o mayores que deben desplazarse a Pamplona para atención médica. Hay ayudas para formación en inglés o a la natalidad para nuevos bebés nacidos en el municipio con un apoyo económico". Y añade: "Es un orgullo para mí decir que este año 2024 la Fundación ha comprado unos terrenos para poder construir a medio plazo un centro de mayores de día para que las personas del municipio tengan un espacio donde poder pasar parte del día y poder estar acompañados. Está en un estado muy embrionario pero iremos poco a poco poniendo los cimientos para este nuevo proyecto".

La cal es un material inorgánico que desde tiempos muy remotos se emplea por los seres humanos en numerosos procesos. Juan Martínez reconoce que se sorprendió al introducirse en la empresa por "la cantidad de usos tan dispares y en muchos casos tan complementarios que tiene la cal". "La utilización para blanquear pero también para desinfectar es uno de los usos más tradicionales de la cal. Se lleva utilizando en construcción desde la época de los romanos y quizá es el uso más conocido pero como ejemplo diremos que la cal es elemento básico para la producción de acero; sin cal no se podría fabricar acero. Hay otros muchos empleos, por ejemplo para la fabricación de papel, en la depuración de humos o la depuración de aguas; muchas de las chimeneas de bastantes industrias emplean cal para de sulfurar las emisiones gaseosas, también para tratamiento de aguas en la minería. La cal es un material que tiene muchísimas utilidades", concluye.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00