Sociedad

Los 'pisos tutelados' de Pamplona no tenían tutela

Pamplona establece un protocolo con una trabajadora familiar asignada a cada uno de los bloques de viviendas para mayores

Vista de los apartamentos tutelados 'Txoko berri' en el barrio pamplonés de San Juan. / Radio pamplona

En el mes de marzo la noticia del hallazgo del cadáver una persona que llevaba tiempo fallecida en uno de los pisos tutelados del ayuntamiento de Pamplona en el barrio de San Juan generó preocupación sobre la situación de quienes habitan estas viviendas, personas mayores de 65 años, que se valen por sí mismas. El hecho de ser conocidos estos apartamentos como 'tutelados' llevaba a pensar que había un seguimiento sistemático por parte del municipio, pero la realidad era muy distinta. "No había tutela. En realidad, en el pasado se llamaban así, pero en la actualidad son apartamentos para personas mayores", explica Rubén Unanua, director de Acción Social en el Ayuntamiento pamplonés. Unanua admite que hasta ahora "hay una trabajadora social que se suele poner en contacto" con quienes residen en estos pisos "en la medida de lo posible". Señala que por lo quebha recabado entre usuarios de estas viviendas "en general consideran que el trato es bueno, se sienten cómodos, son personas cuya mayor dificultad es la vivienda y de esta forma, resuelven ese problema. El sentir general es que las personas están bien atendidas". Además, si estas personas necesitan de algún arreglo en casa pueden dar aviso para la reparación, que se suele llevar a cabo en un corto espacio de tiempo, según explica Unanua. Pero la realidad es que "no había una tutela como tal".

Ahora Pamplona trata de sistematizar esta atención con personal asignado para esa tarea en cada uno de los bloques de apartamentos, repartidos por distintos barrios de Pamplona. De esta forma, el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado un nuevo protocolo de intervención y seguimiento que refuerza la atención integral a las personas residentes en apartamentos municipales. El protocolo incrementa las visitas periódicas, de forma que el seguimiento sea más estrecho para las personas residentes con mayor grado de vulnerabilidad sociosanitaria. La actualización periódica de la información en torno a las personas usuarias garantiza una mejor atención y una intervención más ágil en caso de detectarse cualquier incidencia. El texto también incluye las visitas periódicas a las personas residentes, incluso en el caso de renuncia expresa al Servicio de Ayuda al Domicilio (SAD). Los apartamentos municipales para personas mayores son un servicio de alojamiento dirigido a personas mayores de 65 años con un buen nivel de autovalimiento que presentan graves problemas de vivienda. En la actualidad, el Ayuntamiento de Pamplona cuenta con 144 apartamentos, distribuidos en 5 barrios: San Juan, Iturrama, Milagrosa, Rochapea y Casco Viejo, que pueden utilizarse de manera individual o en pareja. Las transformaciones vividas en los últimos años exigen actualizar y redefinir algunas de las políticas y modos de intervención, en concreto aquellas que se dirigen a las personas mayores. En esta revisión de adaptar los recursos municipales a las necesidades actuales, el Ayuntamiento de Pamplona va a reforzar el seguimiento y la intervención social llevada a cabo en los apartamentos con la implementación de la figura de 4 trabajadoras familiares y un protocolo de intervención y seguimiento que mejora la atención integral que ya se venía realizando a las personas residentes. Este protocolo se divide en cinco grandes apartados, para abarcar desde el proceso de acogida, seguimiento e intervención y todas las actividades de coordinación, hasta la actuación en caso de fallecimiento dentro de la vivienda y evaluación del mismo Protocolo en caso de fallecimiento El documento establece un protocolo de actuación en el caso de que se produzca el fallecimiento de alguna persona residente en el apartamento, como el registrado el pasado mes de marzo. Establece que cuando se registre un deceso de este tipo, la trabajadora social a cargo debe llamar al auxiliar de funcionamiento y a Policía Municipal para acudir conjuntamente al domicilio. Es competencia del Policía Municipal llamar al centro de salud para certificar la defunción y si el personal médico judicializa el caso, se debe llamar a la Policía Judicial. Además, se contacta con la familia o personas de referencia. En cuanto al enterramiento, si la persona carece de seguro de decesos, recursos económicos y cobertura familiar, se activa el protocolo municipal de enterramiento por beneficencia. Según indica este último protocolo, se avisa al servicio del Parque de Desinfección del Área de Conservación Urbana y Sanidad del Ayuntamiento. Se cuenta con una relación de empresas de limpieza traumática, por si el fallecimiento se produce fuera del horario de trabajo habitual. El Parque de Desinfección procederá a los procesos de desinsectación y desinfección, a los que seguirá la limpieza profunda del domicilio, a cargo del tajo de limpiezas de Empleo Social. Estos procesos se repiten si hiciera falta, hasta que el domicilio se encuentre en perfectas condiciones. El concejal delegado de Acción Social, Txema Mauleón, ha destacado la importancia de este protocolo y el próximo refuerzo de personal para atender mejor a las personas mayores que residen en los apartamentos municipales: “Este protocolo va a ser trabajado en la próxima comisión, y esperamos que, con las aportaciones que se requiera, sea aprobado por unanimidad de los grupos municipales”.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00