Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

'El último vals', el mejor concierto de la historia

Dicen los expertos que El último Vals que fue el mejor concierto de la historia, la mayor concentración de talento sobre las tablas de un teatro, puede que sea verdad.
The Band daba su último concierto hace treinta y cinco años en San Franscisco. Dejaban la aventura cansados y angustiados tras dieciséis años de vida en la carretera y con la imperiosa necesidad de pasar página y hacer otras cosas. Su despedida, como no podía ser de otro modo, fue por todo lo alto.
Dylan había vuelto a la carretera en 1974 tras ocho años de retiro y dos años después su banda en la terrible gira de 1966 le comunicaba su separación. La genial banda canadiense, que comenzó llamándose The Hawks y que cambió su nombre a The Band porque cuando empezaron a trabajar con Dylan todos se referían a ellos despectivamente como “la banda”, ofrecía un último recital rodeados de amigos y bajo la dirección de Martin Scorsese, el director de moda de la nueva generación estadounidense que venía de filmar películas como Malas Calles o Taxi Driver. Martin Scorsese no cobraría nada por su trabajo en este concierto documental. "Siempre me consideraré un privilegiado por haber estado allí, por filmarlo y por ofrecerlo de vuelta a la gente, fue un momento definitivo para mí", confesaría años después el director. De aquel rodaje salió una gran amistad entre Martin y Robbie Roberton. Desde entonce el músico se convirtió en su aliado musical y ha supervisado la música en una docena de las películas de Scorsese.
Aquella noche de Acción de Gracias no faltó nadie a la cita, todos los amigos, la familia, pero también lo artistas más prestigiosos de la música de los años sesenta y setenta. El lugar escogido fue San Francisco, el escenario de aquel último vals por el que desfilaría una lista de invitados que se hizo demasiada larga. Una selección de artistas de tal nivel que Muddy Waters se hubiera quedado fuera del show de no ser por el ultimátum de Levon Helm. “Si Waters no tiene sitio me voy yo”, sentenció el batería de The Band. Waters estuvo presente en el concierto junto a músicos como Eric Clapton, Neil Diamond, Bob Dylan, Van Morrison, Joni Mitchell, Neil Young, Emmylou Harris, Ringo Starr, Dr. John, Mavis Staples o Ron Wood, lo más granado que había dado la música en las dos décadas anteriores. Todos presentes y sonrientes en el último concierto de aquellos amigos a los que todos querían.
The Band dio lo mejor aquella noche poniendo el broche de oro a una etapa en la que fueron la mejor banda de rock sobre las tablas. El tiempo les volvería a reunir, ya sin Robbie Robertson que comenzó una carrera en solitario y como compositor de bandas sonoras. Volvieron a la carretera en 1983 y durante la gira de 1986 se fue Richard Manuel. El genial músico, que padecía un alcoholismo crónico, se ahorcó en la habitación de un hotel de Florida. El grupo sí volvería a reunirse para el concierto que conmemoró en 1992 los treinta años de carrera de Bob Dylan. En 1999 Rick Danko murió mientras dormía. Aquel fue el final de unos de las mejores bandas de todos los tiempos. Un final triste rodeado de muerte y alejado de los focos de aquel teatro de San Franciso, el teatro en el que hace 35 años bailaron su último y hermoso vals, el concierto que muchos consideran (y considerarán) el mejor de todos los tiempos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?