Miércoles, 29 de Junio de 2022

Otras localidades

Las críticas de 'La Script'. El sexo de los jóvenes de ayer... palidece ante los jóvenes de hoy

'American Pie. El reencuentro'. Humor de 1999 / David Martos

Ya han pasado 13 años -casi nada- desde que los chicos de 'American Pie' se asomaron por primera vez a la gran pantalla. En aquel momento, en plenos estertores del siglo XX, la chabacanería y el sexo más o menos explícito encandilaron a toda una generación de adolescentes, que mantiene grabadas en su retina imágenes como la de Jason Biggs difundiendo sus artes amatorias por Internet. Muchas películas con la misma marca se han realizado desde entonces. Algunas han contado con los protagonistas originales; otras, con el mercado del vídeo como objetivo, han aprovechado la marca para hacer caja. Pero desde 2003 no veíamos al reparto original, y es que los productores de la saga han tardado años en convencer a Universal de que era necesaria una cuarta entrega, que no ha sido posible hasta que todo el reparto original ha dado el 'sí'. La historia cuenta el reencuentro de los miembros de la promoción de 1999 del instituto East Great Falls, que viajan a su ciudad natal para recordar viejos tiempos. Ahora, personajes como Jim o Stiffler [productores ejecutivos de la cinta] están más preocupados de que el sexo funcione dentro del matrimonio que de perseguir a sus compañeras de clase. La película refleja la crisis de la madurez con torpeza, y se ha quedado anclada en un humor y un lenguaje visual válido para 1999, pero no para la manera de hacer cine -incluso el cine más comercial y simple- del año 2012. 'American Pie. El reencuentro' será un producto agradable para los nostálgicos de la saga; los neófitos pueden estar tranquilos si no lanzan demasiadas carcajadas.

'El sexo de los ángeles'. Morbo con chispa / David Martos

En el mundo de las estrellas juveniles de la televisión, el tabú de la homosexualidad ya había comenzado a romperse. Fue el caso, sin ir más lejos, de Fer y David -la pareja gay de la serie 'Física o Química'. Pero en esta película estamos hablando de algo mucho más complejo. No son chicos que descubren que se sienten atraídos por otros chicos. No. Hablamos de jóvenes que viven su sexualidad de una manera tan arrolladoramente libre que los lleva a desear a quien tienen enfrente... sin importar su sexo. Y hay otro detalle revelador: Aquí no son dos personajes secundarios los que apuntan una trama homosexual, sino que es el protagonista -el conocido ídolo televisivo Álvaro Cervantes- quien da rienda suelta a esa libertad sexual en pantalla. El morbo está servido. En 'El sexo de los ángeles' Cervantes interpreta a Rai, un chico que vive en una casa okupa y que baila en la calle. Un día, durante uno de sus espectáculos, un espectador -Bruno, Llorenç González- sufre un robo y Rai se lo lleva a casa para confortarlo. Aquí comienza a construirse un triángulo amoroso y sexual que tiene su tercera punta en Carla -Astrid Bergès-, la novia de Bruno, y que supondrá para los jóvenes un camino de descubrimiento [del amor para unos, de las fronteras del sexo para otros]. Aunque la película de Xavier Villaverde peca de ingenua en el dibujo de los personajes, la naturalidad de las interpretaciones de los protagonistas -sobre todo la de un canalla y seductor Álvaro Cervantes, Biznaga de Plata en Málaga- llenan la cinta de interés para un público no solo adolescente. Para dejarse llevar con media sonrisa.

'Los diarios del ron'. Otro viaje embriagador de Depp / Daniel de la Fuente

14 años después de llevar a la gran pantalla 'Miedo y asco en Las Vegas' y después de una década detrás de este proyecto, el carismático Johnny Depp se daba por satisfecho: ha conseguido convencer a Bruce Robinson de adaptar otra novela de su amigo y admirado Hunter S. Thompson: 'Los Diarios del Ron' (http://www.imdb.com/title/tt0376136/). Hunter es uno de los escritores más importantes del siglo XX para Depp y, desde luego, sí que tiene el mérito de haber inventado el 'periodismo gonzo', donde los límites entre ficción y no-ficción no están definidos y en el que no importa el destino del protagonista, sino el camino que recorre. Es lo que pasa en esta historia, ambientada en el Puerto Rico de mitad de siglo. Paul Kemp es un periodista que consigue trabajo en un periódico de San Juan y se embarca en un proyecto especulativo. Pero es el ambiente, el contexto lo que realmente importa y arrastra al espectador: mucho alcohol, mujeres, coches, vicios, calor, peleas de gallos... se incluyen en un guión que firma el director, "siempre respetando el personal y especial punto de vista de Hunter" y que destroza el sueño americano: dura crítica a los bancos, controlando los periódicos. Feroz retrato de esas empresas de comunicación en ruina que tratan de evitar indemnizar a sus empleados, Estados Unidos vendiendo la isla a intereses comerciales, el problema de la inmigración... ¡Quién diría que estamos en los 60! Robinson tenía pocas ganas de rodar esta cinta y se nota, todo el peso recae sobre un Johnny Depp haciendo de Johnny Depp y acompañado de un buen reparto.

'Adiós a la reina'. Mugre y belleza / María Guerra

Benoît Jacquot adapta con detallismo y sutileza la novela de Chantal Thomas que cuenta la confusión que vivió Versalles durante los primeros días de la revolución Francesa. Léa Seudoux ('Midnight in Paris') es una joven lectora enamorada de la caprichosa reina Maria Antonieta (Diane Kruger), que resulta vapuleada por el caos reinante en la corte de Luis XVI. La mayor virtud de esta película es una realista ambientación, que mezcla el lujo extremo y la mugre que convivían en la corte. La cámara de Jacquot se mueve febrilmente siguiendo a la angustiada lectora que ve cómo se desploma un orden que parecía inamovible y eterno. 'Adiós a la Reina' es una historia cortesana despojada de grandilocuencias, detrás de las riqueza y los caprichos de la reina asoma una creíble personalidad con altibajos emocionales. Ese enfoque miniaturista y la sobria interpretación de las actrices sostiene la película, pero sólo hasta un punto, porque su detallismo se convierte en tedioso por repetitivo. La pequeña historia de la lectora enamorada resulta minúscula y acaba derivando en falta de emoción y aburrimiento.

'Wilaya'. Buenas intenciones, sin aristas / María Guerra

Coincidiendo con la celebración de la IX edición del festival FiSáhara se estrena 'Wilaya', del director Pedro Pérez Rosado, la historia de dos hermanas saharauis que se reencuentran cuando a la muerte de la madre, una de ellas, criada en España, tiene que regresar de España a los campos de refugiados para cuidar de la otra que tiene polio. Se trata de una película sencilla, sin grandes aspiraciones más allá de mostrar el drama y la culpa que sienten los jóvenes saharauis residentes en España. Se agradece que el director deje a un lado el discurso de reivindicación política para centrarse los pliegues del dolor humano que sufren las familias saharauis condenadas a separarse y a vivir la eterna pesadilla del desarriago. Las actrices no profesionales -Nadira Mohamed, Memona Mohamed y Aziza Brahim- defienden con dignidad la historia sentimental de estas hermanas divididas entre su lealtad a la tradición y sus deseos de emanciparse. 'Wilaya' plantea con sutileza temas candentes como los matrimonios por conveniencia y la sumisión de las mujeres a los varones. Demasiada sutileza, tanta, que la convierte en una película bienintencionada, pero sin aristas. En el pasado Festival de Málaga, la compositora y actriz debutante, Aziza Brahim, consiguió el premio a la banda sonora.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?