Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

'Moonrise Kingdom' abre el Festival de Cannes con la frescura de un campamento de verano

El Festival de Cannes ha abierto sus puertas por todo lo alto este miércoles con la primera película que compite por vencer en la sección oficial. 'Moonrise Kingdom', de Wes Anderson, ha llenado de estrellas La Croisette en el comienzo de la edición número 65 de la muestra. Por el stand oficial de fotografía -y después por la rueda de prensa- han pasado Bruce Willis, Bill Murray, Edward Norton y Tilda Swinton, para presentar una película que está recibiendo los adjetivos de 'refrescante' y 'divertida' por parte de la prensa acreditada. La cinta cuenta la historia de un amor preadolescente, enmarcado en una remota isla de los Estados Unidos en 1965, con todo lo que eso conlleva en materia de estética, de música -compuesta por Alexander Desplat-, de emociones contenidas. En rueda de prensa, Bruce Willis ha alabado lo que supone evocar "la memoria de la emoción de enamorarse durante la niñez", y ha asegurado encontrar "realmente refrescante" el trabajo en una película en la que se ensaya -"está bien que te digan cómo actuar". Junto al mítico protagonista de 'La jungla de cristal' -Bill Murray ha bromeado con esa referencia en alguna ocasión de la comparecencia- se sentaba el director de la película. Wes Anderson -'Fantástico Sr. Fox' o 'Viaje a Darjeeling'- ha jugado con la idea de que sus cintas son el trabajo conjunto de una especie de compañía teatral, una familia que se ha ensanchado con 'Moonrise Kingdom'. Dice Anderson que el descubrimiento de la sexualidad preadolescente "es parte del origen del guión de la película", pero el amor no solo ataca a los dos jóvenes protagonistas de una fuga campestre. "Todo el mundo necesita ser amado, incluso los policías", ha dicho Willis con media sonrisa. En su turno de respuesta, Edward Norton -el monitor scout del grupo de niños de la cinta- ha dicho que Wes Anderson "hace el papel que hace mi personaje, guiándonos en la aventura. Nos dejaba hacer nuestros propios disfraces y maquillajes". Para Tilda Swinton, que ya vino el año pasado a Cannes con 'Tenemos que hablar de Kevin', el rodaje fue como encontrarse con "una familia a la que tenía muchas ganas de unirme, fue como ir de campamento". Tras alabar a Anderson, Bill Murray también ha calificado el trabajo como "una aventura divertida".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?