Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Las webseries, la ficción que triunfa en internet

Este tipo de ficción cuenta con decenas de miles de fieles espectadores

Series hechas para emitirse en internet. Ni más, ni menos. Eso es una webserie. No le demos vueltas a la duración de sus capítulos, a su presupuesto, a los procesos de producción... La diferencia es el soporte y, como afirman todos los creadores que han experimentado en este género, la libertad que te proporciona internet.

Desde la consolidación de la red en los hogares, nuestra manera de ver la televisión está cambiando. Ahora son muchos los que ven un programa de televisión o una serie y a la vez tuitean o comentan en redes sociales. Sin embargo, esto no deja una forma de ver el producto televisivo.

Otra cosa muy distinta es hablar de los productos de ficción creados para emitirse en internet, las llamadas webseries o series web. No tienen grandes campañas de publicidad y marketing, van pasando de boca a boca. Su gran activo es que son originales, no buscan gustar a todos, enganchan rápidamente con el público joven que vive inmerso en internet y se pueden ver gratis y cuando se quiera.

Algunas de estas webseries como 'Malviviendo' o 'Qué vida más triste' son ya muy conocidas y populares. Ambas nacieron en 2008 y algunos de sus capítulos han llegado a ser tan vistos como los de una serie de televisión al uso. El capítulo piloto (inicial) de 'Malviviendo' se acerca ya a los dos millones de reproducciones en Youtube.

Por su parte, 'Qué vida más triste' llegó a congregar a más de dos millones de visitantes en su web. La popularidad alcanzada por esta serie web que narraba las batallitas de dos jóvenes de Barakaldo, Borja y Joseba, fue tal que La Sexta terminó adquiriendo el producto y esta serie pasó a emitirse en televisión, para lo que se grabaron nuevos capítulos.

Así pues, este género ha ido creciendo tanto en cantidad como en calidad. Y es que cada vez está mejor considerado y por ello no es raro ver a actores reconocidos de televisión que se prestan a colaborar en algunas de estas producciones.

'Chessboxing' una webserie con apoyo televisivo

Miguel Campos es el creador de 'Chessboxing', una webserie de 10 capítulos basada en este deporte que combina el ajedrez con el boxeo (Se empieza jugando al ajedrez, la ronda dura 3-4 minutos. Se pasa al boxeo, se vuelve al ajedrez. Si en una de las rondas ganas por jaque mate o KO, ganas). Esta comedia ganó el concurso de Antena 3 dirigido a webseries llamado 'El Sótano'.

"Teníamos claro que 'Chessboxing' iba a salir con o sin cadena. Que se metiese Antena 3 a ayudarnos fue una ayuda inestimable. Con ellos pudimos tener muchas más oportunidades, pudimos pagar a la gente..." ha comentado Miguel Campos en 'La Ventana' de Carles Francino.

Miguel, segoviano de 28 años y con estudios superiores en audiovisuales -incluido un master en realización-, ha reconocido que tenía en mente la idea de hacer algo con este deporte del que tuvo conocimiento a través de un artículo de periódico.

Mientras estuvo unos meses en paro, decidió llevar a cabo este proyecto. Sabía lo que quería contar y sólo tuvo que encontrar la manera de contarlo: "Nos dimos cuenta que una serie web era lo que mejor se adaptaba a nuestra idea", ha comentado en 'La Ventana'.

'Chessboxing' gira alrededor de Rubén, un cerebrito enclenque de ciudad que gana todos sus combates de chessboxing porque consigue derrotar a sus fornidos adversarios en primera ronda, en los 3 minutos de la partida de ajedrez. Así que nunca se ve obligado a tener que pasar a la ronda del combate de boxeo. Hasta que el destino le depara el tener que combatir contra Carlos, la Roca, (interpretado por Octavi Pujaldes) que además de músculos, éste también sabe usar el cerebro. Divierte ver el día a día de preparación hasta ese combate y cómo le aconseja su padre, un boxeador frustrado, su entrenadora de ajedrez, su entrenador de boxeo y una fan lesbiana que tiene.

Esta webserie ha llegado a emitirse en el canal de la TDT Neox. Precisamente, preguntado sobre las diferencias con una serie de televisión en 'La Ventana', Miguel ha respondido: "Tiene diferencias a nivel de producción porque el dinero con el que se cuenta no es el mismo, ni mucho menos".

De hecho, los 10 capítulos -de unos 6 minutos de duración cada uno- se rodaron en 6 días. Algo así como rodar la mitad de una película en una semana y con mucha menos gente en el equipo. "Hubo días que rodamos casi 40 secuencias", comenta. Por comparar: en una serie de televisión, el día de rodaje comprende unas 6 ó 7 secuencias; y no de una mayor complejidad técnica.

Miguel se ha mostrado optimista de cara al futuro del género: "Dentro de poco, hablaremos de series web y serán las series que se estrenan en internet. No quiere decir ni que sean más amateurs ni que tengan peor pinta, simplemente que se estrenan en internet. Creo que hacia eso vamos"

La posibilidad de interactuar con el espectador

'IP-La serie' es otra webserie. Quizá más convencional en lo que cuenta, pero más original en su manera de jugar con el espectador. Se lo ha contado a los oyentes de 'La Ventana' Juanma Mallén, actor de la serie. "La trama de IP es similar a la de una serie de adolescentes, como ´'Física o Química' o 'Compañeros'". Esta ficción se centra en Mario, un joven problemático que perdió a su madre y sobre historias de jóvenes de una ciudad. Son capítulos de 12-14 minutos y que como dice Juanma, lo que la hace distinta es la interacción con el espectador: "Todos los personajes de la serie tienen cuentas en Facebook, Tuenti y Twitter. Tienen mucha actividad, con lo que tú tienes una información adicional a lo que ves por la pantalla. El espectador sabe más cosas de los personajes, lo que permite una mayor empatía."

De esta forma, un espectador terminaría comunicándose igual con un personaje de esta serie que con uno amigos con los que habla por Tuenti o Facebook.

'IP' no fue concebida en un principio como serie web, sino que se grabó un capítulo e intentó venderse a las distintas cadenas de televisión. Todas dieron la espalda a este proyecto tras el cual está una pequeña productora de jóvenes emprendedores, Micro2019Studio. "Si no nos quieren, nos da igual" debieron opinar porque ese capítulo lo trocearon en 9 partes, grabaron unas introducciones y así nacieron los nueve episodios de los que consta 'IP-La serie', grabada a caballo entre Madrid y un pueblo de la provincia de Ciudad Real, Pedro Muñoz.

A diferencia del proyecto de Miguel Campos, Juanma dice que en 'IP' "No hemos cobrado, lo hemos hecho con muchas ganas, poco presupuesto y mucha ayuda". Mucha ayuda, por ejemplo la de rostros conocidos como los de Pablo Alborán, Auryn, Dani Rovira o la actriz de 'Los Protegidos' Ana Fernández que colaboraron con cameos en algunos de los capítulos.

Ahora, estos chicos están embarcados en el proyecto de poder hacer una película a partir de la serie. Tampoco será sencillo.

Libertad creativa

Tanto Miguel como Juanma coinciden en que lo mejor es no rendirse y contar lo que quieres contar independientemente de si hay dinero o no. "Si tienes pasta o no, es accesorio. Ingéniatelas como sea. Si no hubiéramos tenido dinero, 'chessboxing' hubiera salido. No igual, pero hubiera salido", comenta Miguel.

Y algo que no se paga con dinero es la libertad de contar lo que se quiera. "La mayor diferencia [con una serie de una cadena de televisión] es la libertad. En internet, tú tienes una libertad que no te da una cadena de televisión porque te tienes que asegurar un share [cuota de pantalla]. Te tienes que asegurar que los anunciantes queden contentos", sentencia Miguel Campos.

Y tanto uno como otro resaltan que las webseries no buscan gustar a todos, se dirigen a un público concreto. De ahí su originalidad y sus apuestas, a veces, arriesgadas.

El creador de 'Chessboxing' manda un consejo: "La gente tiene que tener claro que cuando ve una serie web está viendo algo muy diferente. Se ha hecho con una libertad con la que no se cuenta en la televisión".

Libertad, ilusión, riesgo, ganas de contar algo y juventud suelen ser los ingredientes que se esconden en la receta de las webseries, que no se trata de un subgénero, ni de un sucedáneo de ficción televisivo, sino de una nueva forma de contar y de llegar al espectador que cada día aglutina a más adeptos.

La vida en red: la ficción en internet, webseries.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?