Lunes, 30 de Noviembre de 2020

Otras localidades

EN DIRECTO EN DIRECTO Calzón: "La cifra de muertes de noviembre ayuda a entender que no debemos relajarnos"

Los Coen se inventan un Bob Dylan fracasado

  cohen600(2)   Aplausos y muy buena acogida en Cannes  para Inside Llewin David, una pequeña comedia ambientada en los ambientes neoyorquinos de música folk de los años 60. El protagonista es un músico imaginario (Oscar Isaac), una suerte de Bob Dylan que nunca llegó a triunfar pero que se mueve en los mismos bares y garitos, arrastrando su guitarra y sin dólar en el bolsillo: “No queríamos hacer una película sobre Bob Dylan, sino sencillamente visitar los escenarios del folk del Village de 1960”, ha dicho Joel Coen. Una vez más, los hermanos Coen presentan un mosaico de personajes tiernos y perdedores. Algunos de ellos son viejos conocidos de su universo como John Goodman que interpreta a un artista drogadicto y verborreico; y hay nuevos fichajes como Carey Mulligan y Justin Timberlake, pero el más brillante es su protagonista, el americano de origen guatemalteco, Oscar Isaac (Ágora, Drive), que aclara la condición humilde de su personaje: “Este tipo no es Bob Dylan el poeta, sino un músico obrero que viene de Brooklyn y no tiene que reinventarse”. La película está libremente inspirada en un coetáneo de Dylan llamado Dave Van Ronk, cuya carrera no llegó jamás a despegar, en parte porque se empeñó en no hacer concesiones comerciales y quiso mantener el folk en estado puro. “Este personaje está torturado por la falta de éxito, y se debate entre ese deseo de fama y su integridad” asegura Joel Coen. Como ya hicieron en O Brother! (2.000), esta película es un musical sui generis y sobretodo una comedia agridulce que sigue los pasos a un músico conmovedor, en todas sus desgracias –desde pelarse de frío y perseguir a un gato por todo Nueva York- , y que desde luego ha entrado ya en la lista de las premiables. Los Coen son cineastas venerados en Cannes, y como lo ha pasado a Woody Allen, Inside Llewin David está producida en Francia y no estados Unidos. Francia es el gran mecenas del cine de autor internacional y se pone las medallas en este festival. La otra película de la sección oficial del día es Borgman del director holandés Alex van Warmerdam, una retorcida historia sobre el mal que encarnan un grupo de mendigos que se meten y destrozan la vida de una familia de la alta burguesía. Se trata de la ración habitual de provocación que no puede faltar en Cannes: trenza la estética cool con toques surrealistas y propone una sobada reflexión sobre la maldad que anida en todos nosotros. Arranca con aciertos visuales y chispazos cómicos, pero pronto se vuelve previsible.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?