Sofá SonoroSofá Sonoro
Música

Odetta y el mejor cumplido a Bob Dylan

La cantante de Alabama se había convertido, a principios de la década de los años sesenta, en la voz de los derechos civiles, la gran artista que inspiraría a muchos músicos posteriores, al propio Dylan entre ellos.

La carrera de Odetta (1930) abarca varias décadas, muchos estilos y un inmenso legado musical que abraza el jazz, el blues o el folk, del que se convirtió en su gran dama. Su influencia no solo llegó a Joan Baez o a Janis Joplin, traspasaría generaciones llegando a artistas más recientes como Madeleine Peyroux, gracias a una forma de cantar que te toca por dentro.

‘Odetta sings ballads and blues’ (1956), ‘At the Gate of Horn’ (1957) y ‘Odetta sings folk songs’ (1963) se convirtieron en discos de gran éxito que calaron entre esos jóvenes universitarios, criados con Elvis, que habían descubierto el folk a principios de la década de los sesenta. Entre todos esos cantantes, que retomaban el legado de los Pete Seeger o Woody Guthrie, brillaba esta mujer de marcada personalidad vocal.

En 1965 Odetta se rindió al talento de aquel joven de Duluth que ya había tenido éxitos en boca de otros artistas como Peter, Paul and Mary o The Byrds. En 1965 Bob Dylan era un reconocido compositor que todavía no había despuntado como cantante, lo haría ese mismo año con la edición de ‘Bringing it all back home’. Aquel chico de 24 años que apuntaba maneras  captó la atención de Odetta, a la que Dylan, como se muestra en ‘No direction home’ (Martin Scorsese, 2005), veneraba. Cuando Dylan decidió electrificar su repertorio, Odetta se rindió a sus canciones acústicas, a sus temas contra la guerra, al tono de protesta que el propio Dylan acabaría abandonando.

‘Odetta sings Dylan’ es un recorrido por las primeras composiciones del músico de Minnesota.  Temas como ‘Walking down the line’ o ‘Mr Tambourine man’ toman nueva forma, pero son las canciones más comprometidas, como ‘With god on our side’ o ‘Masters of war’, las que adquieren una nueva dimensión alejadas de la voz flemática del joven Dylan. Mención aparte merecen ‘Dont think twice, its all right’ o ‘Baby I am in the mood for love’, que son las que más ganan en esta voz potente y llena de matices.  Antes de este disco los músicos que se acercaban a las canciones de Dylan lo hacían con la intención de arroparse en sus canciones, profundas, intensas y más elaboradas. Odetta fue la primera que se rindió plenamente al cancionero del joven músico, a modo de tributo, de homenaje a un chico que cambiaría para siempre la forma de hacer canciones.

El 2 de diciembre 2008, Odetta fallecía en un hospital de Nueva York. Tenía 77 años y el Congreso de los Estados Unidos le había concedido el reconocimiento de Leyenda viva del país. La mujer que luchó y que cantó por los derechos de los afroamericanos se quedó con las ganas de cantar en la investidura de Barack Obama viendo cumplido su sueño de igualdad.

Twitter: AcardenalR

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00