Últimas noticias Hemeroteca

La gran estafa americana. Ligera y resultona

  La-gran-estafa-americana-1 La gran estafa americana. Escucha el reportaje de La Script  No estamos ante la mejor película americana de 2013, sino ante la película que Hollywood necesita: renovación de estrellas y entretenimiento de calidad sin pretensiones. Porque no nos engañemos, David O Russell no es un creador de universos propios ni un artista visual de gran personalidad a lo Scorsese, a quien imita sin disimulo en La gran estafa americana. Sin duda, su mayor virtud  es ser un gran director de actores a los que lleva a situaciones de estallido emocional que tanto gustan a la Academia. En esta edición ha conseguido nominaciones para los cuatro actores protagonistas: Amy Adams, Jennifer Lawrence, Christian Bale y Bradley Cooper, y en sus dos anteriores largometrajes sus intérpretes han conseguido tres Oscar: Bale y Melissa Leo por The Fighter (2010) y Lawrence por El lado bueno de las cosas (2012). La gran estafa americana es una película envolvente pero muy  trillada. Presenta a un grupo de estafadores histéricos en los años 70, adornados con la exagerada moda de la época – camisas con chorreras, pantalones de campana, pelucones y escotazos- al ritmo de canciones discotequeras hábilmente encajadas. Es un embrollo bien trabado pero sin profundidad. Todos los personajes son superficiales. Los actores se agarran a su incuestionable oficio y peinados desquiciados, pero no tienen recorrido ni sentimental ni narrativo. Una vez más, Jennifer Lawrence deslumbra con su inmenso magnetismo escénico y vuelve a colocarse a las puertas de los Oscar. La-gran-estafa-americana-2 Y poco más. Con la misma rapidez con la que se narra el timo planeado por esta banda de estafadores, se olvida y entra a formar parte de la legión de películas resultonas y olvidables que fabrica Hollywood todos los años.   María Guerra   

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?