Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

¿Por qué no te puedes perder el 'All Star'?

Diez momentos históricos de este acontecimiento invitan a pensar que cada año, en cada concurso, en cada acción, en cada segundo, puede ocurrir un nuevo desenlace que pase a la historia de la NBA

La popularidad no es flor de un día, cuesta ganársela, aunque si no se atiende regularmente puede marchitarse tan rápida como vino. A lo largo de décadas, el fin de semana de las estrellas ha conseguido un gran impacto en el público seguidor de esta liga, gracias a una serie de instantáneas grabadas a fuego | Horarios y eventos del fin de semana de las estrellas.

Ver volar a Michael Jordan, Spud Webb, Julius Erving, Dominique Wilkins o un blanco como Brent Barry... Mirar por la óptica de francotiradores como Larry Bird, Jeff Hornacek, Peja Stojakovic o Jason Kapono. Salir de la chistera de algún mago como Jason Williams, Stephon Marbury, John Stockton, Jason Kidd o Chris Paul. Hechos que solo estaban al alcance de nuestra imaginación cuando éramos niños (o no tan niños), pero que gracias al 'All Star Weekend' hemos podido disfrutar casi en primera persona. Un placer absoluto que, de cara al encuentro de 2014, merece un repaso a diez momentos concretos. Vamos a ir calentando las butacas de la mano de varios colaboradores expertos en NBA:

1. Año 1962: El récord que no le valió a Wilt Chamberlain.

"Aunque Wilt Chamberlain sea recordado principalmente por el récord de 100 puntos en un partido de la NBA, el sobrenatural pívot también posee la mejor marca anotadora en un encuentro del 'All-Star'. Concretamente 42 puntos (a los que sumó 24 rebotes) que no fueron suficientes para que el Este se impusiera al Oeste en la edición de 1962", relata el director de la revista 'NBA', Antonio Vázquez. Y además, Chamberlain tampoco se llevó el MVP. Curioso. Fue a caer en manos de Bob Pettit, que con 25 puntos y 27 rebotes se aupó por encima de gigantes del momento como Elgin Baylor, Bill Russell u Oscar Robertson.

2. Año 1985: Jordan debuta en el 'All Star'

Primera temporada de Michael Jordan en la liga norteamericana. ¿Se iba a conformar con el 'Rookie del año'?, ni mucho menos. Titular en el partido de las estrellas en su primera participación y seleccionado para el concurso de mates como bien recuerda Alberto de Roa, periodista y analista enTWC Deportes, primera cadena regional de deportes en español de Estados Unidos.

"Un novato Michael Jordan se estrena en el 'All-Star' de una liga en lento período de crecimiento. Sólo anotaría 7 puntos en el 'All-Star Game' y Dominique Wilkins le quitaba el trono de mejor matador. Un pequeño aperitivo de lo que vendría en un futuro, tanto en el fin de semana de las estrellas como en la NBA en general", expone De Roa, sobre un Jordan que mascaba chicle y se cruzaba de brazos desafiante.

3. Año 1988: Larry Bird pronostica el futuro.

A los deportistas no se les mide solo por sus logros o hazañas, también por su forma de ser. Por su manera de experimentar las emociones y afrontar los retos. El Larry Bird tímido que llegó a la NBA dejó pronto paso a una personalidad arrolladora, reservada, pero muy competitiva. Raúl Barrigón, jefe de redacción de'HoopsHype.com', web de referencia sobre todo lo que rodea a laNBA, se queda con "el dedo índice de Bird apuntando al cielo, antes de caer la última bola".

Y para explicarlo, Raúl Barrigón aprovecha la cita de un tirador serbio como Vladimir Radmanovic, de la escuela balcánica, que cuenta una anécdota del tiro de Bird: "Alguien me contó una vez que Larry Bird salió de los vestuarios y dijo: 'Vale, ¿quién va a ser el segundo hoy? Me pareció genial, un poco arrogante, pero genial".

4. Año 1991: Craig Hodges no puede fallar...

Contexto: concurso de triples del 'All Star' de 1991. Año capicúa. Una premonición se estaba extendiendo por el aire como la pólvora. Protagonista: Craig Hodges, el letal tirador campeón con los Bulls de Jordan en 1991 y 1992. Algo iba a pasar aquella noche. El rumor en el ambiente ha llegado incluso a oídos del escritor y periodista Guillermo Ortiz, más de veinte años después.

Ortiz se queda con el que es el récord vigente de más triples seguidos en la historia del concurso. Los 19 primeros tiros pasaron por el aro dejando una percusión hipnotizadora, mientras el público aplaudía por hacer algo ante tal exhibición. La puntería de Hodges le valió tres títulos consecutivos igualando a Larry Bird, hecho que nadie ha podido repetir. Y eso que la lista de grandes muñecas que han participado es larga...

5. Año 1992: Magic Johnson se despide con un MVP 'sanador'.

Han sido varias las voces que, al unísono, se han decantado por este momento mezcla de deporte y emociones. Raúl Barrigón destaca el MVP de Magic Johnson, "meses después de anunciar que era portador del virus VIH". Mucha fuerza de voluntad desde el primer momento, que le valió a 'Magic' para vencer la enfermedad.

Aunque en 1992 hubiera reacciones para todos los gustos como bien recuerda Antonio Vázquez: "Magic Johnson acababa de anunciar que colgaba las zapatillas. Eso no impidió que los aficionados le votaran para ser titular en el 'All-Star'. A pesar de la polémica generada por declaraciones como las de Karl Malone, que no quería jugar junto a él, Magic acudió finalmente al evento".

De esa velada, Guillermo Ortiz rememora el "pique" entre dos competidores que no entendían de derrotas. Magic e Isiah Thomas dejaron unos últimos minutos vibrantes y con el pase de los años una relación tormentosa, cuanto menos. El resultado del partido de las estrellas lo resume muy bien Vázquez: "Magic lideró a un imponente equipo del Oeste, se proclamó MVP de la cita y anotó un triple en el último segundo del encuentro que desató la locura y provocó efusivas felicitaciones tanto de compañeros, como de sus rivales. Una vez más, Magic 'robó' el show.

6. Año 2000: ¿El mejor recopilatorio de mates de la historia?

Jorge Sierra, editor en jefe de la web 'HoopsHype.com', apuesta por la exhuberancia del "concurso de mates de Vince Carter, Steve Francis y Tracy McGrady". Un 'reserva' de las bodegas del 'All Star' que con el paso de los visionados mejora, cada vez con un matiz nuevo. Largo y tendido se puede discutir sobre los inventores del mate y sus variantes. Desde Erving, Kareem Abdul-Jabbar, pasando por Jordan o el reciente Blake Griffin, pero la plasticidad con la que Vince Carter se impuso en ese momento puntual no tiene precedente ni legado. Potencia y estética multiplicados por el nivel general. Una primera ronda donde Larry Hughes, Ricky Davis y Jerry Stackhouse quedaron fuera, y la final con unas actuaciones de Francis y McGrady que les hubieran valido el título cualquier otro año.

Está entero, pero la narración de Montes y Daimiel y las reacciones de los jugadores entre el público son para guardar en la videoteca.

7. Año 2001: Iverson, Marbury y que sea lo que Dios quiera...

Partido de las figuras en donde el Oeste estaba dando un repaso tremendo a la conferencia enemiga con Duncan, Garnett, Bryant, Kidd y Webber a pleno rendimiento; y 21 puntos de ventaja en el tercer cuarto. A partir de ahí Jorge Sierra y cualquiera que estuviera viendo el partido asistió a una demostración de anotación de dos locos bajitos. Larry Brown hizo lo que no permitía en Philadelphia, dejó rienda suelta a Allen Iverson y de paso a Stephon Marbury, quienes se pusieron de acuerdo para remontar la ventaja y no solo eso, ganar por un ajustado 111-110.

8. Año 2002: ¿Por qué eres tan bueno McGrady?

La segunda elección de Guillermo Ortiz es una recompensa al concurso de mates perdido dos años antes por T-Mac, a manos de su primo. Y qué mejor manera de resarcirse que en pleno 'All Star Game' y con un mate de concurso. Los incondicionales de Andrés Montes nunca olvidarán su particular manera de dirigirse al prodigio de Orlando.

9. Año 2003: El último 'All Star' de un genio.

"Con casi 40 años, Michael Jordan disputaba su último 'All-Star'. Vince Carter le cedía el puesto de titular, sabiendo que sería el último del hombre que transformó la NBA en una liga global. Se despedía del mejor escaparate para el público común con 20 puntos, tras lanzarse hasta las zapatillas (9/27), Nike por supuesto. El icono de la NBA durante casi dos décadas dejaba la liga en buenas manos", comenta Alberto de Roa, sobre un jugador que con cuatro décadas sobre sus pies seguía dominando a chavales de veinte.

10. Año 2008: Jason Kapono, un desconocido se cuela en la fiesta.

La elección final la reservamos para un jugador marginal. Ese individuo que tanto abunda en la NBA conocido con el nombre de 'especialista'. Pero no nos confundamos hay especialistas y jugadores que intentan serlo. En este caso el hawaiano Jason Kapono se labró una carrera enchufando desde fuera. Será menos conocido pero tiene la primera (25) y segunda (24, empatado con Mark Price) mejor marca que la historia de la NBA ha visto en un concurso de triples.

0

'Play Basket': Llull, el héroe de la Copa (10/02/2014)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?